Se certifica la Procuraduría Fiscal del Distrito Federal conforme al ISO 9001:2008
Se certifica la Procuraduría Fiscal del Distrito Federal conforme al ISO 9001:2008
17 agosto 2011
Autor:
Sección: Reportaje

Jesús Anlén Alemán

La Secretaría de Finanzas, con el fin de colocarse a la vanguardia en procuración de justicia fiscal, enfrenta los retos que impone la modernización en materia de justicia, posicionándose como una institución moderna para cumplir con el principio constitucional de una justicia pronta, completa e imparcial. Por ello ha asumido un esfuerzo continuo en la mejora de los sistemas de gestión, lo que hace que la Procuraduría Fiscal en el 2011, se constituya en el Gobierno del Distrito Federal como la primer unidad administrativa certificada conforme a la norma internacional de calidad ISO-9001:2008.

Es importante señalar que para llegar a este proceso, la Procuraduría Fiscal tomó en consideración la experiencia institucional para contar con un manual que establezca los lineamientos generales de operación del Sistema de Gestión de Calidad (SGC) y con ello lograr satisfacer a los contribuyentes, dependencias y entidades con el desempeño de los procesos sustantivos tales como el de Gestión y Control Documental, el de Asuntos Penales, el de lo Contencioso, el de Legislación y Consulta, así como el de Recursos Administrativos y Autorizaciones. El referido manual cuenta con el modelo de procesos, así como sus interacciones logrando facilitar y asegurar el entendimiento de su quehacer cotidiano y destacando la importancia de ofrecer los servicios públicos con calidad a la sociedad.

En la evolución histórica que llevó a la Procuraduría Fiscal a obtener la certificación total de sus procesos, existe una experiencia de 65 años, toda vez que esta unidad administrativa tiene como antecedente de su creación el año de 1946, con el surgimiento del Departamento Legal de los Asuntos Jurídicos de la Tesorería, siendo creada formalmente la Procuraduría Fiscal del Distrito Federal, por decreto el 30 de diciembre de 1951, para entrar en funciones el día de la publicación en el Diario Oficial de la Federación, esto es a partir del 1º de enero de 1952, posteriormente ya encontrándose adscrita a la Secretaría de Finanzas por Decreto publicado el 15 de septiembre de 1995 en el Diario Oficial de la Federación, se establece por primera vez las atribuciones de las tres Subprocuradurías que en ese tiempo la integraban y que funcionaban por Acuerdos Delegatorios, frecuentemente controvertidos en su legalidad, posteriormente el 17 de abril de 2007 la Oficialía Mayor emite el dictamen número 18/2007 mediante el cual se autorizó la estructura actual de la Procuraduría Fiscal del Distrito Federal, que fue refrendada en 2009 y a la fecha es como sigue: “Una plaza de Procurador Fiscal, una de Secretaria Particular, 4 Subprocuradurías, 12 Subdirecciones y 28 Jefaturas de Unidad Departamental.”

Cabe destacar que a la Procuraduría Fiscal del Distrito Federal, le corresponde representar los intereses de la Hacienda Pública Local, interpretar las normas fiscales; tramitar y resolver sobre las solicitudes de beneficios fiscales, los recursos que interponen los contribuyentes; dar seguimiento a las denuncias y querellas de temas tributarios; intervenir los juicios de amparo interpuestos por los contribuyentes, entre otras funciones asignadas por el Reglamento Interior de la Administración Pública del Distrito Federal, las cuales operan con procesos definidos en un manual administrativo, procesos que requieren certificación de calidad total con el fin de atender a las necesidades de los contribuyentes, al avance tecnológico que crece rápidamente y al ciclo de competitividad que se vive en la actualidad.

Así fue como se integró el proceso de mejoramiento continuo, en donde todas las áreas de esta unidad administrativa participan en el desarrollo de las funciones encomendadas y servicios públicos que se prestan satisfaciendo las necesidades de los contribuyentes, logrando con ello el cumplimiento de los ejes rectores del Gobierno de la Ciudad, obteniendo las metas programadas en base a resultados óptimos de calidad eficiente y eficaz, mismos que se logran con la obtención del certificado de calidad conforme a la norma internacional ISO 9001:2008.

La certificación de la Procuraduría Fiscal del Distrito Federal, garantiza a los contribuyentes una atención calificada en los diferentes procesos que tiene encomendados, y al Gobierno de la Ciudad, le permite avanzar con procesos auditados en los que los participantes desarrollan un esfuerzo consiente en prestar sus servicios con un enorme compromiso, al desarrollar una gestión de calidad en el desarrollo de las metas plasmadas dentro del programa operativo anual, con acciones concretas que nos reflejen calidad total y con procesos de medición efectivos que conllevan la fidelidad de ese compromiso, exigiendo a cada uno de los involucrados, algo más de lo que esperan los gobernados, constituyéndose como la vía para obtener la calidad total en todas las actividades de la Procuraduría Fiscal, lo que permite una mejora permanente en el aspecto organizacional, como el ambiente laboral, las herramientas, los instrumentos, equipos, lugar de trabajo, lo que a su vez permite posicionarse a la vanguardia de la dinámica social que se está viviendo. También se busca el compromiso en los objetivos organizacionales desde el Procurador Fiscal hasta el funcionario del más bajo nivel jerárquico, como personas capacitadas y motivadas capaces de prestar sus servicios con eficiencia y eficacia que satisfagan las necesidades del gobierno y de la población, previniendo los errores y defectos en el servicio al normalizar los procesos que nos permiten distinguir los parámetros para regirnos y saber que las cosas se están haciendo bien.

Al aplicar la norma internacional de calidad ISO 9001:2008, logramos realizar una planeación y una proyección de a dónde queremos llegar, quiénes queremos ser institucionalmente, cambiar lo que sea necesario si las cosas no son las adecuadas, buscando lograr satisfacer a los contribuyentes apegándonos a derecho, esto es el mejor indicador del deber cumplido.

La norma internacional de calidad ISO 9001:2008, surge el 15 de noviembre de 2008, siendo elaborada por el Comité Técnico ISO/TC176 de ISO Organización Internacional para la Estandarización, especificando los requisitos para un buen sistema de gestión de la calidad, que puedan utilizarse para su aplicación interna por las organizaciones para certificación y es válida para cualquier organización, teniendo como fin mejorar la forma de trabajar, lo que significa un incremento en la mejor prestación del servicio y gestionar el riesgo lo más eficazmente posible, reduciendo costos y mejorando la calidad del servicio ofrecido, aportando el marco que se necesita para supervisar y mejorar la producción en el trabajo, garantizando así el éxito del servicio prestado, además de que aumenta la satisfacción interna y eleva la moral, mejora el funcionamiento y la gestión del servicio, incrementa la satisfacción de quien recibe el servicio, ya que con su implementación se miden los procesos por técnicas estadísticas, se realiza la inspección de control, se ligan los procesos atendiendo a los objetos y campos de aplicación, cubriendo las referencias normativas estableciendo los sistemas de gestión de calidad con términos y definiciones, delimitando las responsabilidades de la dirección y la gestión de los recursos, la realización del servicio midiendo la prestación para en su caso realizar las mejoras correspondientes.

Me complace mucho que la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Distrito Federal, en la búsqueda de un buen ejercicio gubernamental, para la debida impartición de Justicia Fiscal, haya elegido a la Procuraduría Fiscal como unidad administrativa ejemplar para implementar las normas de calidad total, mostrando así el compromiso con valores de competitividad, que antes de ese proceso, este grado de calidad solo se veía en el sector privado de las empresas de renombre y hoy la Procuraduría Fiscal es la primera dependencia dentro de la Administración Pública del Distrito Federal, que cuenta con los procesos de calidad certificados, certificación que se ha logrado con un gran entusiasmo y un gran compromiso, buscando la mejor calidad en el ejercicio del servicio público que tiene encomendado; en este sentido, la firma certificadora exigió para ello un procedimiento de calidad requerido por la norma ISO 9001:2008, como lo son el procedimiento para elaborar procedimientos, control de documentos físicos, control de los registros, auditorías internas de calidad, control de producto y/o servicio no conforme, acciones correctivas y/o preventivas, revisión por la dirección y medición de análisis.

Respecto de las cuestiones que tiene encomendada la Procuraduría Fiscal, ingresan un promedio de 6 mil promociones mensuales por medio de la Oficialía de Partes, de los cuales mil, corresponden a expedientes de nuevo ingreso, mismos que actualmente se están atendiendo bajo los principios de calidad total en términos de la certificación obtenida.

Como parte del proceso de calidad total y modernización de la Procuraduría Fiscal del Distrito Federal, se revisaron 400 mil expedientes, de los cuales se destruyeron 200 mil y se han digitalizado y reorganizado los 200 mil restantes.

La certificación ISO 9001:2008, es un logro de la Secretaría de Finanzas implementado por primera vez en la Procuraduría Fiscal del Gobierno del Distrito Federal, una vez que se establecieron los parámetros necesarios para que se declarara por cumplidos satisfactoriamente los requerimientos de la normatividad internacional ISO 9001:2008 y su equivalente mexicana NMX-CC-9001-IMNC-2008, según la auditoría con número de informe MX 950 20 1128, por la que se obtuvo la constancia y se determinó como certificados los siguientes conceptos de esta unidad administrativa:

VISIÓN:

Ser una institución de vanguardia en procuración de justicia fiscal, aplicando las disposiciones legales, coadyuvando a que los contribuyentes cumplan de manera proporcional y equitativa con sus obligaciones.

MISIÓN:

Representar el interés de la Hacienda Pública Local, dentro de un marco de legalidad y transparencia, con un trato humano, profesional y equitativo, en beneficio de la Ciudad de México y de sus habitantes.

POLÍTICA DE CALIDAD:

Nuestro compromiso es la excelencia en la defensa de la Hacienda Pública Local, mediante la representación jurídica de sus intereses, dentro de un marco de legalidad y transparencia, con un trato humano, cálido, profesional y equitativo, en beneficio de la Ciudad de México y sus habitantes a través de la mejora continua del Sistema de Gestión de Calidad.

Para llegar a lo anterior, hubo que entrar a la revisión y creación de los procesos sustantivos y subprocesos, siguientes:

Control y Gestión Documental
o Oficialía de Partes
o Salida de documentación
o De Archivo

Asuntos Penales
o De resarcitorias
o De Asuntos Penales

De lo Contencioso
o De Juicios de Amparo sobre Ingresos Locales
o De Juicios sobre Ingresos Coordinados

De Legislación y Consulta
o De interpretación de Leyes y Disposiciones en Materia Fiscal

Recursos Administrativos y Autorizaciones
o De Recursos Administrativos de Ingresos Coordinados

Procesos de Apoyo
o Recursos Materiales y Servicios Generales
o Recursos Humanos y Competencia

Procesos de Dirección de la Procuraduría Fiscal del Distrito Federal
o Revisión del Sistema de Calidad por la Dirección
o Medición, Análisis y Mejora
o Comunicación Interna
o Auditorias de Calidad

La certificación de estos procesos fue realizada por el organismo TÜV SÜD América de México, S.A. de C.V., con operaciones en Monterrey, Nuevo León, México, quien según constancia reconoce que el Gobierno del Distrito Federal, Secretaría de Finanzas (Procuraduría Fiscal), ha implementado y aplica un sistema de Gestión de Calidad basado en procesos con el alcance de servicios de recepción, tramitación y resolución de los recursos administrativos en materia fiscal solicitados ante la Procuraduría Fiscal de la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Distrito Federal, declarando el Auditor encargado como resultado de la auditoría que los requerimientos de la normativa han sido cumplidos satisfactoriamente.

La certificación constituye la continuidad en el proyecto relativo a que los contribuyentes cuenten con mayor certeza en el marco legal para el cumplimiento sencillo y oportuno de las obligaciones fiscales, garantizando el imperio de los principios de legalidad, proporcionalidad y equidad tributarios con el mejoramiento en la prestación de los servicios, cumpliendo con los ejes rectores de la política tributaria de la Ciudad.

Así, la política tributaria y el compromiso que asume el Gobierno de la Ciudad, a través de la Secretaría de Finanzas, es continuar con las disposiciones vigentes y con las estrategias que permitan mantener las finanzas públicas sanas y la maximización en el uso de sus recursos, en un marco de eficiencia y eficacia, y coadyuvar en el desarrollo con equidad en esta Capital.

Finalmente, nuestro compromiso es la excelencia en la defensa de la hacienda pública local, mediante la representación jurídica de sus intereses, dentro de un marco de legalidad y transparencia, en beneficio de la Ciudad de México y sus habitantes; así como de la mejora continua del sistema de gestión de calidad de la Procuraduría Fiscal mediante sus líderes de procesos, para asegurar que los objetivos de calidad sean medibles y coherentes con la política implementada.

Comentarios
No hay comentarios en “Se certifica la Procuraduría Fiscal del Distrito Federal conforme al ISO 9001:2008”