Algo tengo que decir

Algo tengo que decir

Ejerciendo su derecho de réplica, Francisco Agustín Arroyo Vieyra, ex presidente de la Cámara de Diputados de México y embajador de México en Uruguay, ofrece su versión ante los señalamientos de haber depositado 1.2 millones de dólares en una cuenta de la Banca Privada de Andorra.

 

1. El jueves 14 de septiembre de este año, el periódico El País publicó una nota de los señores José María Irujo y Joaquín Gil, con el doloso encabezado: “Un embajador de México ocultó dinero en Andorra. Francisco Agustín Arroyo Vieyra, diplomático en Uruguay, escondió durante años 1.2 millones de dólares”.

2. Como habrán de imaginar, la noticia generó reacciones por demás adversas que lastimaron de forma brutal mi honra y mi fama pública.

3. Cierto es que deposité una cantidad de dinero en el Banca Privada de Andorra (BPA), pero es una cantidad mucho muy inferior que la que se menciona en la nota.

4. Depositar dinero en banco extranjero es total y absolutamente lícito.

5. Los recursos se generaron por el ejercicio libre de mi profesión; durante 24 años ejercí la abogacía dado que la ley me lo permitió.

6. Las cargas fiscales fueron debidamente enteradas.

7. El ejercicio de la abogacía obliga a convenios muy estrictos de confidencialidad.

8. Nadie depositó por mí; si acaso la motivación de promotores en su momento influyó sobre mi decisión de abrir mi cuenta en dicha institución.

9. El BPA tuvo una intervención de la que se derivó una profunda y exhaustiva revisión de la procedencia, el origen y la justificación de los depósitos. En mi caso, después de cumplir con múltiples requerimientos, fui considerado apto, en los términos de la resolución del 10 de octubre de 2016, emitida por el Consejo de Administración de la Agencia Estatal de Resolución de Entidades Bancarias (AREB), y como consecuencia de ello, se avaló la licitud de la procedencia, el origen y la justificación ya señalados. Lo anterior demuestra claramente que, tras un largo, exhaustivo y muy profesional proceso de análisis, las instituciones privadas y públicas de Andorra consideraron que mis recursos eran totalmente lícitos en cuanto su origen y en cuanto a su procedencia.

10. Esto confirma que una nota periodística con estas características tiene tintes de parcialidad.

11. El doctor Pedro Salinas Arrambide es uno de los profesionales más prestigiados y entendidos que conozco en el foro jurídico mexicano. Su trayectoria, solvencia moral y buena fama pública lo hacen digno de reconocimiento.
12. Tuve el honor de que fuese consejero jurídico de la Presidencia de la Honorable Cámara de Diputados, encargo durante el cual logró resoluciones favorables a los intereses de la representación nacional. Baste decir que obtuvo resolución a favor en la controversia constitucional 1/2013.

13. La contratación de su despacho, en su momento, se llevó a cabo cumpliendo todas las normatividades exigidas por la ley, y los portales de trasparencia dan cuenta de ello.

14. Siempre es un privilegio trabajar con el doctor Salinas. Estoy seguro de que muchos abogados en México así lo quisieran.

15. Vivimos en una época en la que el cruce de las acusaciones se dan por doquier, sin ningún recato, sin ninguna mesura y, las más de las veces, sin ningún sustento.

16. La guerra sucia, tantas veces repetida, oculta y deja a un lado los verdaderos hechos que nos flagelan.

17. No nos damos cuenta de que tales desprestigios a todos lastiman, y que lo único que ocasionan es que la sociedad desconfíe cada vez más de la clase política gobernante.

18. En estos amargos días me di cuenta de la valiosa solidaridad de mis amigos más queridos, de la indiferencia de otros que no lo eran tanto, y del rencor de los enemigos, algunos viejos y otros de oportunidad, que verdaderamente quisieron lastimarme.

19. No queda sino seguir trabajando como hasta ahora.

20. En estos últimos dos años mi atención está dispuesta en lo absoluto al ejercicio de mi función diplomática, y creo que los resultados de la confianza otorgada están a la vista.

 

Muchas gracias.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado