Reporte de tendencias primavera-verano 2017

Reporte de tendencias primavera-verano 2017

La moda es el espejo de la sociedad que la produce; esto es un axioma que permanece a pesar de los eternos cambios de esta glamorosa manifestación cultural. Ahora bien, históricamente se ha visto que en los tiempos de crisis el atuendo se torna cada vez más complicado, incluso rayando en lo absurdo, como si esto fuera un síntoma del malestar global. Es el caso de la nueva temporada. El común denominador para la moda de primavera-verano 2017 son estilos innecesariamente complicados. Pero eso no le resta atractivo a las novedades de la estación en las que prevalece la elegancia a pesar de la complejidad de los atuendos.

 

La somera sofisticación del gris

Una paleta algo escandalosa domina la temporada, en la que nos toparemos con audacias tales como trajes de color rosa y blazers amarillos. Es un hecho que estos dos tonos, rosa y amarillo, son esenciales para participar de la moda de primavera, pero lo recomendable es dejarlos para piezas complementarias como camisas, corbata, o jerseys de verano. Por fortuna, para crear un balance aparece un tono neutro importante: el gris pizarra, que toma su nombre de este tipo de piedra. Se le puede identificar porque es un gris que se halla entre el color blanco y el color arena. De carácter neutro, combina fácilmente con los otros colores de la estación, o bien se le puede llevar solo, pues, como todo tono de gris, es austeramente elegante. Además, al ser tan claro es un buen color para los días de calor, ideal para hacerse un traje de verano.

 

Hombros oversize

Probablemente la novedad más representativa de la temporada, en cuestiones de sastrería, es el regreso de la hombreras extragrandes al estilo pachuco. Cuadradas, voluminosas y exageradas, cambiarán la proyección del corte de cualquier prenda. Participar de este estilo requiere saber encontrar el volumen exacto para que esas formas le proporcionen al traje, la gabardinas y las chaquetas, esa presencia fuerte. Para usarlas y no rayar en lo ridículo, el secreto radica en optar por la proporción correcta, guiándose por el ancho de la espalda y el largo del cuello. Las hombreras deben sobresalir ligeramente al hombro y no subir más allá de la mitad de la garganta, si se quiere mantener la armonía de la silueta.

 

De alta tecnología

Parkas y chamarras han tomado importancia desde la temporada pasada como sustituto del saco. En el invierno la pieza máxima fue la bomber jacket y durante el verano todo apunta a que ese lugar lo tendrán las parkas de alta tecnología. Más apropiadas para ser llevadas por un aventurero que por un hombre urbano, estas prendas estarán a la orden del día para lucir la categoría upper casual. De construcción compleja, repleta de detalles, las múltiples piezas que arman chamarra y chaquetones aparecen en colores. De esta manera, forman geometrías decoradas que las vuelven una pieza de tanto carácter, que por fuerza deben ser el tema central del atuendo. En su gran mayoría las encontraremos hechas en nylon y en materiales inteligentes, aunque también habrá versiones en gabardina de algodón.

 

Elegancia a rayas

Cuadros y rayas son dos de los dibujos preferidos para el atuendo masculino que aparecen desde los casimires de los trajes, pasando por la seda de las corbatas, hasta llegar a los algodones de camisas. Pues bien, para la primavera y el verano 2017 el motivo consentido serán las rayas verticales, elegantes y muy favorecedoras. Lo interesante es que en esta ocasión se combinarán varios calibres o gruesos de rayas en una misma prenda para generar ritmos visuales y permitir combinaciones de colores. Desde el atuendo más informal hasta en el traje, las rayas deben aparecer de distintas maneras para acabar con la monotonía y crear juegos visuales fantásticos.

 

Un glamoroso camuflaje

Los atuendos militares siempre han sido una fuerte influencia en la moda masculina pero pocas veces tan textual como en esta ocasión. Resulta que el estampado de camuflaje invade las pasarelas masculinas en trajes no como el uniforme de un soldado sino como elegantes chaquetas tres cuartos que son un interesante contrapunto al atuendo urbano. Lejos de usarse en estilos informales, este estampado aparece en cortes muy elaborados que le dan una identidad sofisticada, completamente distinta a la que se pudiera esperar de este material. 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado