Del Atlántico al Pacífico. Reconstruyendo el orden global

Del Atlántico al Pacífico. Reconstruyendo el orden global

Arturo Oropeza García

Cámara de Diputados, México, 2017

 

Hacia el final de la Guerra Fría, el mundo cambió. La URSS perdió su poderío internacional y el poder se concentró en Estados Unidos como la superpotencia hegemónica por antonomasia.

Pero de acuerdo con Arturo Oropeza García este nuevo orden global, abanderado por el país norteamericano, hoy ha comenzado a transformarse. De acuerdo con la tesis del autor, las llamadas potencias intermedias han ido despertando para consolidarse como referentes importantes en el orden internacional.

Para él, el final de la bipolaridad Estados Unidos-URSS permitió una naciente configuración y readaptación de normas que hoy comienzan a hacerse palpables; países como China y la India han comenzado a restructurarse para lograr ocupar una posición en este nuevo orden.

Mientras Estados Unidos pierde fortaleza, la influencia de China aumenta, junto con su poder político y económico; lo cual, para este autor, provocará que a mediano plazo este país y otros gigantes asiáticos remplacen a las potencias históricas y tracen un nuevo futuro en el devenir mundial.

A lo largo del texto, el autor presenta un análisis sustentado que pretende demostrar la innegable fortaleza de Asia y la patente transformación internacional que estará abanderada por China, Rusia e India.

Pone énfasis en lo que el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TTP) representa para el mundo y hace un análisis del mismo, porque considera que éste “es una propuesta que va más allá de los límites de un acuerdo de libre comercio, y se inserta directamente en un choque de regiones (Atlántico-Pacífico) y de civilizaciones (occidente-este de Asia) que serán determinadas durante toda la primera mitad del siglo XXI.”

Para el autor, México podría quedar en medio de este choque civilizatorio, y por tanto, países similares al nuestro deben ser capaces de equilibrar las relaciones internacionales con las potencias dominantes, fortalecer relaciones con las emergentes y mantener una posición respetuosa con las demás, con el fin de poder desarrollarse.

El acenso de Asia-Pacífico debe ser tomado en cuenta como la conformación de un nuevo gigante que representa nuevas oportunidades para México; y, por tanto, para el autor, resulta necesario reforzar las relaciones internacionales con dicha región con propósito de amoldar el país al naciente ordenamiento mundial con el objetivo de establecer nuevas vías de crecimiento.

De este modo Oropeza, a lo largo de esta extensa obra, analiza y sustenta sus hipótesis a partir de una acuciosa explicación sobre las transformaciones económicas y políticas de Asia-Pacífico, el futuro de dicha región y el papel que México debe adoptar ante ello.

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado