Reflexiones sobre el proceso de escritura literaria - Cuentos color de rosa

Reflexiones sobre el proceso de escritura literaria - Cuentos color de rosa

Eber Omar Betanzos Torres

Porrúa, México, 2016

 

Nuestro actual subsecretario de la Función Pública es, sin duda, un abogado ilustrado. Su inclinación por la literatura le ha permitido ser, a lo largo de su carrera, un servidor público más sensible y empático con la mayoría de sus colegas. Los dos libros sobre los que versarán las siguientes líneas lo demuestran.

En el primero, Reflexiones sobre el proceso de escritura literaria, narra cómo fue su proceso de introducción al mundo literario. En las primeras líneas describe cómo conoció, a través de su primera libreta, el goce que le brindaba la escritura de frases que en un inicio no trascendían a una novela. Este goce lo llevó al agrado, al júbilo y a la satisfacción. Para haber llegado a estas sensaciones describe cómo tuvo que aventurarse a la escritura. Una vez que se lanzó a esta tarea comenzó la caída que lo introdujo en un mundo de realidad y ficción. Nos narra cómo una de sus historias podía comenzar en Europa pero los obstáculos literarios en ocasiones hacían que terminara en África. Este cambio tan radical se debía, en ocasiones, a la búsqueda de una coherencia en sus historias. La tersa prosa del antiguo subprocurador de Derechos Humanos de la Procuraduría General de la República nos impulsa a continuar leyendo sus obras.

El segundo libro es una antología titulada Cuentos color de rosa. En él nuestro autor se encarga de llevarnos de la mano por diversas historias de amor que en ocasiones están entrelazadas.

Cada uno de los cuentos que integran esta antología hace que el lector sienta empatía con los personajes. Las despedidas, el enojo y el amor que experimenta cada uno de los protagonistas hacen que nos identifiquemos y recordemos cada una de esas sensaciones.

Es inevitable reír con algunas historias. En “La Ragazza” el protagonista realiza un viaje de avión mientras lee una edición francesa de 1700 de la Ilíada. Su lectura es interrumpida por una bella mujer con la que comparte el viaje. En este relato se describe con claridad el proceso de enamoramiento que viven los protagonistas. Como ocurre con la mayoría de los cuentos de amor, su final no es feliz. Al terminar el viaje y mientras el enamoramiento se esfuma, la Ragazza decide anotar su número de teléfono en la portada de la Ilíada con pluma rosa fluorescente y envuelto en un gran corazón.

En ambos textos Betanzos nos muestra el gran talento diletante que tiene entre el Derecho y la literatura.

 

 

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado