Reintegración migrante: un modelo social, económico y empático para el retorno

Reintegración migrante: un modelo social, económico y empático para el retorno

Alma Eunice Rendón Cárdenas y Luis Wertman Zaslav

Agenda Migrante/Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, México, 2018

 

 

La migración es un fenómeno multicausal y mundial. En los últimos 15 años, alrededor de 3.4 por ciento de la población mundial declaró residir en un país distinto al de su origen. Al ser México un país de origen, destino, tránsito y retorno de migrantes, se cuenta con retos más complejos y por lo tanto se requieren respuestas integrales e incluyentes.

En este libro se abordan las características y las necesidades relacionadas con el retorno de nuestros connacionales. Ante la coyuntura actual en la relación bilateral con Estados Unidos y el inminente regreso de connacionales que sucede de manera importante desde 2007, es fundamental poner el tema sobre la palestra pública y entender las políticas y las acciones que se deben diseñar e implementar para atender la reintegración adecuada tanto en el ámbito social como en el económico.

En el caso de México, el fenómeno migratorio tiene una prolongada tradición histórica y raíces estructurales en diferentes ámbitos y circunstancias. Por un lado, se encuentran los movimientos de población entre los estados de la República. Al ser un país territorialmente vasto, cada año cientos de miles de personas cambian su residencia, de manera temporal o permanente, debido a diversas cuestiones: laborales, de estudio, de salud e incluso de inseguridad. En segundo término, se encuentra la migración de población en tránsito, fundamentalmente de personas que provienen de Centro y Sudamérica, quienes atraviesan el territorio nacional buscando pasar la frontera con Estados Unidos. Finalmente está la movilidad de quienes viajan hacia Estados Unidos con el propósito de acceder a mejores condiciones de vida o a reunirse con sus familias residentes en ese país.

Durante la última década, las acciones antiinmigrantes implementadas por el gobierno de Estados Unidos se han incrementado, lo que ha resultado en un mayor número de repatriaciones y radicalizado las detenciones por parte de las autoridades encargadas del tema migratorio. En la actualidad, las políticas migratorias y el discurso característico de la era Trump, han traído implicaciones, tensiones y desafíos para los migrantes y sus familias. Desde que asumió la presidencia, los crímenes de odio han aumentado 20 por ciento, y los grupos racistas, 8 por ciento. El tipo de deportaciones ha cambiado y se han centrado en expulsiones de mexicanos que residen en suelo estadounidense, es decir, en un esquema de tierra adentro, o in land, sustituyendo las tradicionales deportaciones en tránsito.

Asimismo, derivado de esta nueva visión, se triplicaron las detenciones de personas sin ninguna red criminal, contrariamente a lo que Trump menciona sobre priorizar a los criminales que ponen en riesgo la seguridad nacional. En este sentido, indica que no sólo serán deportados aquellos que tienen antecedentes penales, sino cualquiera que sea indocumentado. Sólo por el hecho de no tener papeles hoy se corre el riesgo de ser sujeto de deportación. En general, las medidas y las acciones realizadas durante el primer año de Trump en torno de la política migratoria estadounidense han dado visibilidad al tema migratorio. Sin embargo, el retorno de nuestros connacionales y su deportación no es nuevo, pero poco se ha hecho durante los últimos 10 años por contar con una política de Estado seria y a la medida de lo que requieren aquellos que regresan. Es difícil encontrar propuestas que cubran la complejidad y las características que ha adquirido el fenómeno migratorio en nuestro país. En muchos de estos casos las personas repatriadas ingresan al país con una marcada necesidad de atención inmediata a mediano y largo plazos en cuestiones de salud emocional, identidad, asesoría legal, educativa, económica y laboral, y acompañamiento.

Por ello se requiere un modelo que considere las diferencias entre los migrantes que regresan, así como el contexto y las características específicas de cada caso en retorno. Se trata de transitar de un modelo centrado en la recepción a uno que se enfoque en la reincorporación integral de los deportados. Se requieren políticas y acciones empáticas, específicas y a la medida para cada persona y su entorno.

La presente obra se divide en tres apartados: el primero muestra un recuento histórico y estadístico del fenómeno migratorio en México; el segundo hace hincapié en el marco teórico conceptual de la reincorporación social que se requiere para que nuestros connacionales logren reestablecer su vida social, económica y cultural, y, finalmente, el tercero plantea los detalles y las especificidades que el modelo debe considerar para ser efectivo.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado