Los migrantes necesitan abogados

Los migrantes necesitan abogados

La intención del presidente Donald Trump de deportar de manera expedita a inmigrantes detenidos en cualquier lugar de Estados Unidos que no hayan estado presentes de manera continua por más de 90 días está suscitando, paradójicamente, un mejor acompañamiento legal para los migrantes y una defensa más efectiva de sus derechos.

 

El fenómeno de la migración en 2017 nos ha sorprendido en muchos aspectos, internacionales, nacionales y regionales, en distintas entidades de nuestro bello país, toda vez que la llegada de un acérrimo detractor de los mexicanos para dirigir al país más poderoso del mundo cimbró y cambio la vida de miles de personas oriundas de México, además de que generó una polémica global en este tema.
Si bien es cierto que la regla general de la migración, así como las estadísticas y las investigaciones jurídicas y académicas, nos muestran que hay personas originarias de todos los estados de la República mexicana radicando en el país vecino al norte, así también entonces podemos ser más específicos y objetivos y señalar que es notable la efusión de dos estados en particular: Guerrero y Michoacán; ya que según la información obtenida con los métodos mencionados con anterioridad, ésas son las entidades con mayor presencia de personas originarias de los mismos e indocumentadas radicando y viviendo en Estados Unidos.
En meses pasados se creó un pánico y un caos generalizados en todos los círculos sociales, académicos y laborales, debido a serias y graves amenazas de deportación o prisión para mexicanos, sin que se hayan proporcionado mayores detalles de cuáles serían esos casos específicos que pudieran calificar para las hipótesis planteadas. Sin embargo, hoy se ha demostrado la valía de un país democrático basado en un Estado de Derecho, toda vez que la falta de respaldo y fundamentación jurídica en el actuar del dirigente estadounidense comprueba que lo acontecido en el país vecino al norte ha traído más beneficios para nuestros paisanos en el extranjero que problemas en el cumplimiento de las amenazas vertidas en muchos medios de comunicación; porque derivado de todo el caos que, desde mi humilde punto de vista, fue más imaginario y emocional que certero y efectivo, todos nuestros paisanos hoy en día están más que nunca respaldados por abogados y organizaciones de ayuda altruista para acompañarlos en este andar, en un lugar en el que alguna vez fueron personas sin nombre y sin rostro. Entonces la situación promete ser una batalla jurídica que deberá involucrar no sólo a estas dos naciones de las que hablamos, sino a todo el mundo, ya que el fenómeno de la migración es global.
Hoy por hoy nuestros paisanos radicados en el extranjero necesitan un acompañamiento legal que los oriente y los acompañe en su proyecto de vida al migrar. Todavía a principios del año 2000, según las estadísticas, la gente refería que migraba al país vecino del norte por falta de empleo y por buscar una mejor forma de vivir; incluso algunos antecedentes refieren que muchas personas se iban al país vecino por mera aventura. Sin embargo, hoy todo ha cambiado en el país, toda vez que en la actualidad una decisión de esa naturaleza nunca había sido tan difícil, porque hoy migrar es un proyecto de vida para una persona, sin importar su sexo, y para toda su familia; aun más cuando sabemos que el sueño americano no existe.
Instituciones internacionales tan importantes como la Organización de las Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos han prestado mucho interés al fenómeno de la migración, ya que en la actualidad ese fenómeno refleja la peor crisis humanitaria después de la Segunda Guerra Mundial. Es impresionante el número de mexicanos que a diario, en distintas fronteras entre los dos países, piden refugio y asilo en Estados Unidos, según informes de migración. La mayoría refiere que huye de nuestro país porque la violencia no les permite vivir ni trabajar en sus lugares de origen; se pueden ver muchas historias aterradoras con un común denominador: migran porque corren el riesgo de morir.
En un hecho sin precedentes, la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Barra Mexicana, Colegio de Abogados, han emprendido un trabajo que está por concretarse de ayuda pro bono y asesoría gratuita con el que abren una puerta de esperanza a todas esas personas que no saben qué hacer ante cualquier situación o acontecimiento ajeno a su voluntad. Más aún, esa ayuda les dará la certeza sobre sus derechos ante cualquier autoridad, en específico de migración, y una guía de qué hacer, con abogados mexicanos y estadounidenses. Es un trabajo inédito de suma importancia y de una significativa valía para las personas que requieren tomar una decisión de vida al migrar. Lo anterior sirve de apoyo ya que además del caos al que nos referimos con anterioridad, también se ha producido una serie de estafas y fraudes en contra de nuestros paisanos, que viven con miedo y confusión, pues son presas fáciles de las personas de mala fe que se dedican a abusar de ellos.
El proyecto marca un precedente histórico en nuestro país y en Estados Unidos, ya que se pretende entablar acuerdos laborales y de colaboración interdisciplinarios a favor de los mexicanos que requieren acompañamiento legal, mediante la intervención y la coordinación de los consulados establecidos dependientes de la embajada mexicana con las barras mexicanas de abogados y las diferentes barras de sus similares en el país vecino del norte; trabajo que, desde mi humilde punto de vista, deberá ser tomado en cuenta por instancias internacionales para que el trabajo sea analizado y perfeccionado y en algún momento pueda ser de utilidad para mejorar algunos mecanismos de asistencia jurídica para los migrantes y sentar las bases jurídicas en lo que a ayuda humanitaria se refiere.


* Ex fiscal general del estado de Guerrero y presidente de la firma Godínez & Olea Abogados.

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado