Equidad entre partidos políticos y candidatos independientes: ¿realidad o ficción?

Equidad entre partidos políticos y candidatos independientes: ¿realidad o ficción?

Este artículo aborda el tema de las candidaturas independientes frente a los partidos políticos y expone por qué aunque existen condiciones similares en la legislación para las candidaturas independientes frente a los partidos políticos para las contiendas electorales, hay una diferencia sustantiva entre unos y otros respecto de la estructura y la vida de ambos, lo cual pone en tela de juicio el principio de equidad constitucional en la contienda electoral.

 

 

Bases constitucionales

Si se revisa el marco constitucional de las candidaturas independientes se aprecia la intención del legislador de establecer condiciones similares en la contienda electoral1 entre éstas y los partidos políticos.

Así, encontramos en el artículo 35 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que se estableció el derecho para acceder a cargos públicos mediante elección y bajo la figura de candidato independiente.

En el artículo 41, se señala:

1. El derecho de acceso a prerrogativas para las campañas electorales.2

2. El derecho a tiempos en radio y televisión3 administrados por el Instituto Nacional Electoral (INE).

3. La prohibición de adquirir por sí, o por terceras personas, tiempos en cualquier modalidad de radio y televisión.4

4. La prohibición en propaganda política o electoral de expresiones que calumnien a las personas.5

5. La posibilidad de fiscalización de los ingresos y los egresos.6

Finalmente, el artículo 116 señala que, de conformidad con las bases establecidas en la Constitución y las leyes generales en la materia, las constituciones y las leyes de los estados en materia electoral deben garantizar que se regule el régimen aplicable a la postulación, registro, derechos y obligaciones de los candidatos independientes.7

Paralelamente, podemos encontrar en diversos preceptos de la Carta Magna, que se refieren al tema de las candidaturas independientes con elementos importantes, por ejemplo, que los ministros no podrán asociarse con fines políticos ni realizar proselitismo a favor o en contra de un candidato.8

Incluso, en los transitorios del decreto de reforma electoral de 2014 se fija un sistema de fiscalización9 y el tema de los debates.10

Éstas son las bases constitucionales que la máxima norma en nuestro país establece para la figura de la candidatura independiente y en las cuales podemos ver que se buscó acercar condiciones similares a los partidos políticos. ¿Pero en la realidad eso es así? Lo comentaré más adelante.

 

El principio de equidad en la contienda electoral

Este principio encuentra sustento constitucional en dos preceptos:

El artículo 41, que establece que “la ley garantizará que los partidos políticos nacionales cuenten de manera equitativa con elementos para llevar a cabo sus actividades”.11

A su vez el artículo 134 señala: “Los servidores públicos de la Federación, las entidades federativas, los municipios y las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México tienen en todo tiempo la obligación de aplicar con imparcialidad los recursos públicos que están bajo su responsabilidad, sin influir en la equidad de la competencia entre los partidos políticos”.12

De la simple lectura se aprecia que no se incluyó a los candidatos independientes en estos preceptos. Irónicamente diríamos que entonces la inequidad respecto de los candidatos independientes está permitida.

Pero en cuestión de fondo lo que importa es destacar que el principio de equidad se encuentra en la Constitución y que su cumplimiento constriñe a las autoridades, no sólo a su observancia, sino también a procurarlo a todos los actores en la contienda electoral.

Para la Sala Superior del Tribunal Electoral de Poder Judicial de la Federación se considera que hay inequidad cuando existe “una posición inaceptable de ilegítima ventaja respecto del resto de los participantes en el proceso electoral”.13 De manera que es indiscutible la necesidad de que existan, no sólo en papel, condiciones de equidad en las contiendas electorales, por lo que las autoridades electorales deben mostrar su aplicación con decisiones imparciales, al aplicar sin distingos las medidas necesarias para garantizarlas.

 

Diferencia estructural entre partidos políticos y candidaturas independientes

Las diferencias entre una figura y otra son sustanciales dada la naturaleza de cada una. Pero basta con leer el texto constitucional para distinguirlas. La diferencia inicia cuando en la Constitución se reconoce una estructura permanente para los partidos políticos y clasifica, incluso, sus actividades.

El artículo 41 señala: “La ley garantizará que los partidos políticos nacionales cuenten de manera equitativa con elementos para llevar a cabo sus actividades…”14

Asimismo, el precepto indicado señala: “El financiamiento público para los partidos políticos que mantengan su registro después de cada elección se compondrá de las ministraciones destinadas al sostenimiento de sus actividades ordinarias permanentes, las tendientes a la obtención del voto durante los procesos electorales y las de carácter específico”.

Como se aprecia, las actividades de los partidos políticos que les permiten una existencia permanente15 son: a) actividades ordinarias permanentes, b) las de carácter específico y c) las desarrolladas en los procesos electorales.

Como sabemos, las permanentes tienen que ver con los procesos internos para renovación de dirigentes, con la administración del partido y con la filiación, capacitación y difusión del instituto político. Las específicas tienen que ver sobre proyectos concretos y pueden ser: editoriales, de investigación y capacitación. Y durante los procesos electorales, todas aquellas tendientes a ganar una elección.

Esto les permite, por ende, obtener recursos tanto en el proceso electoral como fuera de éste, y ello sin duda marca una diferencia sustancial con las candidaturas independientes que puede repercutir en el resultado de una elección.

 

Actividad

Partido político

Candidato independiente

Estructura permanente

No

Financiamiento en proceso electoral

Financiamiento fuera de proceso electoral

No

 

¿Inequidad derivada?

Al contar con una estructura permanente, tanto en proceso electoral como fuera de éste, los partidos políticos tienen la posibilidad de tener una estructura que les permite mantener dirigencias nacionales, estatales y municipales y, con ello, oficinas y personal administrativo.

Esta estructura también les permite mantener actividades permanentes de cercanía con las personas a través de capacitación, talleres y actividades de educación cívica.

Por otro lado, dentro de las actividades específicas pueden mantener tareas editoriales y de investigación, que desde luego representan un medio más para mantener contacto con la población fuera de proceso electoral.

Este constante acercamiento con la ciudadanía abre la posibilidad de generar condiciones diversas a las candidaturas independientes, entre un proceso electoral y otro.

De esta manera, ¿podría presentarse una inequidad derivada, ya que mientras la candidatura independiente únicamente puede surgir en los procesos electorales, los partidos políticos cuentan con condiciones que les permiten hacer un trabajo previo al proceso electoral, y de esta forma tener impacto en las contiendas electorales y, por ende, en los resultados?

Bien valdría la pena hacer un estudio estadístico sobre el impacto que pudiera generar en los resultados de las elecciones la estructura de cada figura y que, por ende, pudiera afectar el principio de equidad.

 

La reforma en Michoacán

Aquí la pregunta a responder en relación con el tema es: ¿de qué manera influye la reforma para beneficiar o perjudicar la equidad en la contienda electoral?

Recientemente hemos visto a militantes de partidos políticos renunciar a éstos y acudir a la figura de la candidatura independiente para postularse a los cargos de elección popular. Estos casos se presentaron a nivel federal.

En Michoacán, el Congreso reformó el Código Electoral del Estado:16

“Artículo 298…

”No podrán ser candidatos independientes:

”Los que hayan desempeñado cargo de dirigencia nacional, estatal o municipal en algún partido político, a menos que hayan renunciado al partido o perdido su militancia dieciocho meses antes del día de la jornada electoral;

”Los servidores públicos que desempeñen un cargo de elección popular, a menos que renuncien o hayan perdido su militancia respecto del partido por el que accedieron al cargo antes de la mitad de su mandato, y

”Los afiliados a algún partido político, a menos que renuncien o pierdan su militancia dieciocho meses antes del día de la jornada electoral”.

Si en el estado algún militante de partido político desea participar por la candidatura independiente en este proceso electoral simplemente no podrá hacerlo dado que la reforma antes transcrita aprobó un plazo retroactivo que difícilmente un aspirante podrá cumplir, además de que tendrá que acudir al juicio para la protección de los derechos político-electorales para buscar obtener el no ser sujeto de esa reforma.

A nivel federal no existe la limitante que en el estado se agrego en 2016, y ésa es la razón de que los militantes de partidos políticos pudieron renunciar a su instituto político y registrarse como candidatos independientes.

¿Hasta dónde en el estado se consideró que existía una ventaja al registrarse bajo la figura de la candidatura independiente, pero habiendo pertenecido recientemente a un partido político? Si se entendiera que sí, entonces, ¿tiene impacto en el resultado de una elección la permanencia del partido político, frente a la temporalidad de la candidatura independiente y, por ende, se vulnera el principio de equidad?

 

Conclusiones

1. Si bien existen condiciones similares en la legislación para las candidaturas independientes frente a los partidos políticos para las contiendas electorales, existe una diferencia sustantiva entre unos y otros respecto de la estructura y la vida de ambos.

2. Mientras la candidatura independiente surge únicamente durante el proceso electoral, el partido político mantiene una existencia permanente, lo cual genera condiciones distintas para ambos antes de entrar a la competencia.

3. La existencia permanente de los partidos políticos les permite contar con acceso al financiamiento público dentro y fuera de proceso electoral, y con ello, mantener actividades que les permitan acercarse a la ciudadanía, antes del proceso electoral.

4. A nivel federal no existe limitante para que quienes pertenecen a un partido político puedan renunciar antes del cierre de registro e inscribirse como candidatos independientes.

5. La reforma en Michoacán alejará la ventaja que pudiera presentar el hecho de pertenecer a un partido político o al servicio público y, antes de un proceso electoral, buscar por la candidatura independiente el acceso a los cargos públicos.

 


 

* Licenciado en Derecho por la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y maestro en Derecho constitucional por la Universidad Latina de América. Se desempeñó como vocal de Vinculación y Servicio Profesional Electoral y vocal de Capacitación Electoral y Educación Cívica en el Instituto Electoral de Michoacán.

[1] En la contienda electoral, dado que las candidaturas independientes sólo nacen en proceso electoral, su existencia es temporal. Inicia aquí una diferencia sustancial entre esta figura y los partidos políticos, cuya existencia es permanente.

2 Artículo 41, párrafo 2°, base III.

3 Artículo 41, párrafo 2°, base III, apartado A, inciso e).

4 Artículo 41, párrafo 2°, base III, apartado A, párrafo 2°.

5 Artículo 41, párrafo 2°, base III, apartado C.

6 Artículo 41, párrafo 2°, base V, apartado B, inciso a), numeral 6.

7 Artículo 116, párrafo 2°, fracción IV, inciso k).

8 Artículo 130 párrafo 2°, inciso e).

9 Segundo transitorio, fracción I, inciso g), del decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Publicado en el Diario Oficial de la Federación el 10 de febrero de 2014.

10 Segundo transitorio, fracción II, inciso d), del decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Publicado en el Diario Oficial de la Federación el 10 de febrero de 2014.

11 Artículo 41 párrafo 2° base II.

12 Artículo 134, párrafo 7°.

13 Equidad en la contienda. Criterios jurisprudenciales sobre procedimientos sancionadores, TEPJF, México, 2014, p. 71. Véase en http://www.trife.gob.mx/sites/default/files/Equidad%20en%20la%20contienda_CJSC.pdf.

14 Artículo 41, párrafo 2°, base II.

15 Siempre y cuando el partido político mantenga 3 por ciento de la votación en la elección anterior.

16 Reforma publicada el 23 de junio de 2016 en el Periódico Oficial del Estado de Michoacán.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado