Narcotráfico y violencia en México

Narcotráfico y violencia en México
Con indicadores que reflejan la presencia de los grupos criminales dedicados al narcotráfico, la autora ofrece un panorama de la relación que existe entre ese flagelo de nuestra sociedad actual y la violencia generalizada, la trata de personas, el secuestro, la desaparición forzada y el homicidio, entre otros delitos.

 

El Informe Mundial sobre las Drogas 2015, que realiza la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), menciona que a nivel mundial 246 millones de personas consumieron una droga ilícita en 2013 y que hubo 187,100 muertes relacionadas con dichas drogas.1 El problema número uno con el que se enfrenta México es el llamado narco, que ha traído como consecuencia que la violencia crezca como bola de nieve, generando otro tipo de delitos a su paso, como la trata de personas, el secuestro, la desaparición forzada, la delincuencia organizada y los homicidios, entre otros. Como consecuencia de lo anterior en el sexenio pasado el Ejecutivo federal declaró una “guerra contra el narco”, que dio como resultado 121,000 muertes violentas, aproximadamente una cada 30 minutos, según datos de la Procuraduría General de la República (PGR).2 En este periodo, para afrontar el problema el gobierno federal incrementó el personal integrante de la Policía Federal (PF), que registró una tasa media de crecimiento anual en su estado de fuerza de 18.9 por ciento, al pasar de 7,614 elementos en 2001 a 30,380 en 2009, mientras que las áreas de inteligencia pasaron de 815 a 5,425 elementos en el mismo lapso, con una tasa media de crecimiento anual de 26.7 por ciento. Se constató que a pesar del incremento en la fuerza de tarea para labores de inteligencia, su eficacia es marginal, ya que lograron 1,648 (10.6 por ciento) de los 15,580 aseguramientos de personas realizados en conjunto por la PF.3 Este esfuerzo no se reflejó en los resultados, ya que si bien es cierto que se logró la detención de algunos líderes del narco, también lo es que esa circunstancia no detuvo la producción, el transporte y la distribución de drogas en el país.

Una de las detenciones más sonadas fue la de Joaquín Guzmán Loera, alias el Chapo, quien en 1995 fue sentenciado y cuando le faltaban 12 años para cumplir su sentencia de 20 años de cárcel, escapó de una prisión de Jalisco, supuestamente escondido en un carrito de lavandería.4 Fue recapturado, sólo para volver a fugarse el sábado 11 de julio de 2015 a través de un túnel. El Chapo logró burlar a las autoridades del penal de El Altiplano, en Almoloya de Juárez, en el Estado de México. De acuerdo con la investigación realizada por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), has sido detenidos 13 individuos a quienes se les considera presuntos responsables del delito de evasión de presos. Entre los indiciados destacan la ex coordinadora de Penales Federales, Celina Oseguera, y el ex director del penal de El Altiplano, Valentín Cárdenas Lerma. En la misma situación se encuentran la ex directora jurídica del penal, Leonor García García, así como Roberto Cruz Bernal, Jaime Galindo Hernández, Osvaldo Gastón Veytia Rodríguez y Miguel Ángel Flores Mirafuentes. También, Agustín Jiménez Molina, Herminio González Albarrán, Miguel Ángel Cortes Carrillo, Erick Sorcia Martínez, Arturo Hernández Hernández y Reyes Mota Carrillo.5

El 7 de enero de 2016, el Chapo fue capturado por tercera ocasión gracias a la labor de investigación e inteligencia del gobierno mexicano y a la pretensión del Chapo de filmar una película biográfica que lo llevó a ponerse en contacto con actrices y productores,6 entre los que destacan Kate del Castillo y Sean Penn. El diario estadounidense The New York Times dio a conocer que Del Castillo y Penn entrevistaron a Guzmán Loera para la revista Rolling Stone.7 En esa entrevista el Chapo dio a conocer los recursos con los que cuenta y que ha producido con su actividad como narcotraficante: Yo distribuyo más heroína, metanfetaminas, cocaína y mariguana que nadie en el mundo. Tengo una flota de submarinos, aviones, camionetas y barcos”.8 Además expresó: “El día que yo no exista no va a mermar lo que es nada el tráfico de droga”.9 Lo anterior demuestra que el Chapo siguió operando desde la prisión y que el poder que ejerce este tipo de criminales no tiene límites para corromper no sólo a la sociedad sino también a las autoridades. Pero ¿qué hacer para detener la violencia generada por el narco en México? Es necesario, primero, conocer el panorama general y a quienes son los representantes de esta actividad ilícita en nuestro país.

John Bailey, en su libro Crimen e impunidad, señala que las organizaciones de tráfico de drogas se dividen en tres y les pone nombre: “La Red Alfa, que posee recursos para dirigir el contrabando transnacional de drogas, recurriendo mayormente a la evasión y a la corrupción, representada por los carteles de Sinaloa (Joaquín Guzmán Loera —el Chapo—, Ismael Zambada García y Juan José Esparragoza), Los Zetas (conformado por desertores militares de élite) y los del Golfo (Osiel Cárdenas); el segundo, la Red Beta, contiene bandas territoriales, más numerosas y mejor armadas [que] operan a nivel urbano o regional. Aquí se encuentran la Banda de Juárez, la Banda de Tijuana liderada por Arellano Félix, La Familia Michoacana y la del Pacífico del Sur, que sobrevivió a la ruptura de los Beltrán Leyva; por último, están los grupos Gamma, que son pequeñas bandas que operan a nivel de barrio o calle, dedicadas al narcomenudeo. Se calculan 64, como células desbandadas de los grandes carteles”.10 Atendiendo a estas divisiones de organización no es difícil deducir que la violencia se genera por luchas territoriales, tanto a nivel internacional como nacional. La más común es la que se da en las calles con el llamado narcomenudeo, o con las disputas por el poder y por los territorios de los líderes de estas organizaciones llamadas “familias” o “carteles”. La asociación civil México Unido contra la Delincuencia (MUCD) realizó un Panorama de Ejecuciones en México por el Narco, que reproducimos aquí:

Panorama en México11

Presencia de cárteles Ejecuciones Cárteles
1. Juárez (Chihuahua) 112.2 2 Nuevo Cártel de Juárez, Cártel de Sinaloa
2. Monterrey (Nuevo León) 41.0 2 Zetas, Cártel del Golfo
3. Tijuana (Baja California) 13.4 2 Cártel de Sinaloa, Cártel de Tijuana
4. Guadalajara (Jalisco) 12.2 4 Cártel de Sinaloa, CJNG, La Resistencia, Zetas
5. Zapopan (Jalisco) 12.1 4 Cártel de Sinaloa, CJNG, La Resistencia, Zetas
6. Ecatepec (Estado de México) 7.7 0 Organizaciones locales (narcomenudeo)
7. Nezahualcóyotl (Estado de México) 7.6 0 Organizaciones locales (narcomenudeo)
8. Gustavo A. Madero (Distrito Federal) 2.4 0 Organizaciones locales (narcomenudeo)
9. Iztapalapa (Distrito Federal) 2.2 0 Organizaciones locales (narcomenudeo)
10. León (Guanajuato) 1.7 1 Zetas
11. Puebla (Puebla) 0.8 1 Cártel de Sinaloa

De diversos estudios podemos deducir que el consumo de drogas va en aumento entre jóvenes y adultos, sin importar el género. Así, el narcomenudeo es una de las principales causas de violencia: la mitad de los homicidios en México son ejecuciones y hay estados donde más de 80 por ciento de los asesinatos son por narcomenudeo.La droga se promueve y se vende en escuelas, antros, parques y entre amigos.12

Para que se considere narcomenudeo debemos atender a la normatividad dispuesta en el artículo 473, que nos dice que para los efectos de los delitos contra la salud en su modalidad de narcomenudeo, se entenderán los siguientes conceptos:13

“I. Comercio: la venta, compra, adquisición o enajenación de algún narcótico.

”II. Farmacodependencia: conjunto de fenómenos de comportamiento, cognoscitivos y fisiológicos, que se desarrollan luego del consumo repetido de estupefacientes o psicotrópicos de los previstos en los artículos 237 y 245, fracciones I a III, de esta ley.

”III. Farmacodependiente: toda persona que presenta algún signo o síntoma de dependencia a estupefacientes o psicotrópicos.

”IV. Consumidor: toda persona que consume o utilice estupefacientes o psicotrópicos y que no presente signos ni síntomas de dependencia.

”V. Narcóticos: los estupefacientes, psicotrópicos y demás sustancias o vegetales que determinen esta ley, los convenios y tratados internacionales de observancia obligatoria en México y los que señalen las demás disposiciones legales aplicables en la materia.

”VI. Posesión: la tenencia material de narcóticos o cuando éstos están dentro del radio de acción y disponibilidad de la persona.

”VII. Suministro: la transmisión material de forma directa o indirecta, por cualquier concepto, de la tenencia de narcóticos, y…”

Merece particular importancia la tabla contenida en el artículo 479 de esta ley, que nos refiere la relación de narcóticos y la orientación de dosis máxima de consumo personal e inmediato, que nos sirven para identificar las cantidades cuando se refiere a narcomenudeo y que a continuación reproducimos:

- Opio: 2 gr.

- Diacetilmorfina o heroína: 50 mg.

- Cannabis sativa, índica o mariguana: 5 gr.

- Cocaína: 500 mg.

- Lisérgida (LSD): 0.015 mg.

- Polvo, granulado o cristal: tabletas o cápsulas.

- MDA. Metilendioxianfetamina: 40 mg (una unidad con peso no mayor a 200 mg).

-MDMA. Dl-34-metilendioxi-ndimetilfeniletilamina: 40 mg (una unidad con peso no mayor a 200 mg).

- Metanfetamina: 40 mg (unidad con peso no mayor a 200 mg).

Esta misma normatividad, en su artículo 475, establece las penas y las sanciones, que en este caso serán de “prisión de cuatro a ocho años, y de 200 a 400 días multa, a quien sin autorización comercie o suministre, aun gratuitamente, narcóticos previstos en la tabla, en cantidad inferior a la que resulte de multiplicar por 1,000 el monto de las previstas en dicha tabla. Si la víctima es menor de edad o incapaz, la pena será de siete a 15 años de prisión y de 200 a 400 días multa.14

La situación jurídica actual consta en un estudio del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) titulado El Estado frente al consumo y los consumidores de drogas ilícitas en México, el cual nos proporciona las siguientes cifras: “En México, entre 2009 y mayo de 2013, fueron detenidas, a nivel nacional, 140,860 personas por consumo de drogas. Por la misma causa y durante el mismo periodo fueron iniciadas 53,769 averiguaciones en el sistema federal. Asimismo, fueron emitidos casi 90,000 no ejercicios de la acción penal por la misma causa”.15 Como se observa, estas cifras son alarmantes pues la actividad del narcomenudeo es la base del narco internacional. Además, tenemos más de 64 bandas en territorio nacional (más de dos por estado), más los carteles y las familias.

Esta actividad ilícita ha implicado situaciones tan sensibles como la de los estudiantes de Ayotzinapa, pues según las primeras noticias “el 26 de septiembre de 2014 unos 43 normalistas son desaparecidos tras un ataque a tiros en Iguala, en el que murieron seis personas y 25 resultaron heridas”.16 Sobre este caso ha habido varias líneas de investigación en cuyas pesquisas han intervenido peritos nacionales y extranjeros. Destaca la versión oficial de la PGR, según la cual los 43 estudiantes fueron asesinados e incinerados en el basurero de Cocula.17 Los padres de los estudiantes desaparecidos no aceptan esta versión oficial, por lo que realizan protestas y manifestaciones tanto a nivel nacional como internacional movidos por la esperanza de encontrar con vida a sus hijos. En respuesta, encuentran el apoyo de organismos nacionales y extranjeros. No obstante, un año después, surge otra versión diferente de los hechos derivada del trabajo del perito peruano José Luis Torero, quien determinó: “Científicamente no es posible que los 43 estudiantes fueran incinerados en este basurero como lo aseguró el ex procurador Jesús Murillo Karam”. El dictamen del experto peruano contrasta con las declaraciones de inculpados sobre el tiempo que duró la incineración y la cantidad de combustible que se utilizó, así como con los peritajes de la PGR.18 De aquí surge otra versión ligada al narco sostenida por José Trinidad Larrieta Carrasco, titular de la Oficina Especial para el Caso Iguala de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Destaca que entre las 26 recomendaciones que se formularon a la PGR se incluyó además profundizar en la investigación de las actividades criminales de las organizaciones Los Rojos y Guerreros Unidos, sus nexos con las policías locales, y si éstas incidieron en la desaparición de los jóvenes. Además, menciona que la PGR debe ahondar en la línea del narcotráfico, como uno de los posibles móviles de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero; entre otras hipótesis, no se puede descartar que los jóvenes pudieran ser confundidos como integrantes de la delincuencia.19 Asimismo, el 17 de septiembre de 2015 se da a conocer la detención del Gil, por lo que el comisionado de Seguridad Nacional, Renato Sales Heredia, expresa: “López Astudillo actuaba como presunto jefe de un grupo delictivo dedicado a la extorsión, distribución de drogas y otros ilícitos, particularmente en Iguala y Cocula, Guerrero; cuenta con una orden de aprehensión por los delitos de delincuencia organizada, secuestro, además de que diversos imputados lo señalan directamente como el autor material de la desaparición de 43 alumnos de la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, en Guerrero”.20 Esta detención, como se observa, avala el hecho de que el crimen organizado dedicado al narco tiene relación con la lamentable desaparición de los normalistas, quienes no se dedicaban a esta actividad ilícita, sino al estudio y al trabajo, pero, por lo que se aprecia, lamentablemente se cruzaron en el camino de la delincuencia organizada dedicada al narcotráfico en el momento y en el lugar equivocados y fueron víctimas de la violencia generada por los traficantes de drogas.

El medio para acabar con la violencia derivada del narco en nuestro país es la prevención a través de la educación y dar soluciones a las causas que originaron las tragedias y los delitos. No se puede hablar de una guerra contra el narco, como bien lo señala el comisionado Renato Sales Heredia: “Los delincuentes son delincuentes y hay que investigarlos, capturarlos, procesarlos conforme a Derecho y sancionarlos con apego a la ley”.21 “La política pública contra el crimen no se debe plantear desde una retórica bélica”, enfatizó.22 Así que la estrategia para solucionar el problema no debe plantear una guerra sino crear políticas públicas que erradiquen la violencia conforme al Plan Nacional de Desarrollo en su objetivo 1.3 para mejorar las condiciones de seguridad pública.23

En lo que respecta a Ayotzinapa, el motivo por el que los estudiantes hoy desaparecidos salieron a la calle ese trágico día fue para hacerse de recursos que destinarían a la mejora de su escuela, pues las escuelas normales, en particular las rurales, nacieron con la idea de dar oportunidad a las comunidades más pobres de México de acceder a una educación que ayudara al mejoramiento de sus vidas. Pero el abandono de este modelo educativo hizo que muchas desaparecieran y que las restantes lucharan por sobrevivir.24 Entonces, pues, es necesario que tanto las organizaciones civiles como el gobierno propugnemos por que estas escuelas no desaparezcan. Apoyemos la creación de políticas públicas para dotarlas de recursos y con el objeto de que los jóvenes se dediquen sólo a estudiar. Estos estudiantes, al convertirse en maestros, difundirán educación a otros, que seguramente hará que no caigan ni siquiera por error en el camino del narco y con ello disminuirá la violencia. No hay arma más poderosa que la educación, como decía Nelson Mandela. Y como atinadamente propone el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales: “Es fundamental que sociedad y gobierno trabajen de manera conjunta para generar políticas públicas en favor del desarrollo de las familias, de atención a los infantes, de la recuperación del espacio público y de prevención del delito”. El funcionario señaló que diversos estudios psicológicos hechos a delincuentes, como homicidas, violadores y secuestradores, tienen como denominador común que durante su niñez vivieron en un entorno de desapego familiar y de violencia.25

En conclusión, sumémonos a la propuesta del comisionado: impulsemos políticas públicas de prevención para combatir la violencia y el narco. Así lograremos los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo de tener un país mejor y en paz.

Notas

* Licenciada en Derecho por la UNAM, maestra en administración pública por la Universidad Anáhuac México Norte y estudiante del doctorado en administración pública en la Universidad Anáhuac México Norte.

[1] https://www.unodc.org/mexicoandcentralamerica/es/webstories/2015/informe-mundial-sobre-las-drogas-2015.htm.

2 http://www.excelsior.com.mx/nacional/2014/03/12/948239.

3 http://www.asf.gob.mx/Trans/Informes/ir2009i/Tomos/Tomo2/2009_1119_a.pdf.

4 http://www.elfinanciero.com.mx/nacional/cronologia-de-el-chapo-en-11-puntos.html.

5 http://www.proceso.com.mx/?p=415788.

6 http://www.cnnexpansion.com/economia/2016/01/08/asi-fue-el-operativo-para-recapturar-al-chapo-guzman “Paso a paso: Así fue la captura del ‘Chapo’ Guzmán”.

7 “Investigará la PGR a Kate del Castillo y Sean Penn”: http://www.jornada.unam.mx/2016/01/11/politica/002n1pol?partner=rss.

8 http://www.milenio.com/politica/Poseo-submarinos-camiones-aviones-Chapo_0_662333775.html.

9 http://www.sdpnoticias.com/internacional/2016/01/09/video-el-chapo-entrevistado-por-sean-penn-y-kate-del-castillo. SDPnoticias.com.

10 John Bailey, Crimen e impunidad. Las trampas de la inseguridad en México, Debate, México, 2014, pp. 162-165.

11 http://www.mucd.org.mx/forodrogas/ponencias/EduardoGuerreroEspanol.pdf.

12 http://www.semaforo.mx/content/narco-menudeo-es-la-principal-causa-de-la-violencia-en-mexico.

13 Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley General de Salud, del Código Penal Federal y del Código Federal de Procedimientos Penales, llamada Ley Narcomenudeo, publicada en el Diario oficial de la Federación el 20 de agosto de 2009.

14 Idem.

15 C. Pérez Correa y K. Silva, El Estado frente al consumo y los consumidores de drogas ilícitas en México, Cuadernos de Trabajo, Programa de Política de Drogas, México, PPD-CIDE, 2014.

16 24 Horas. El Diario Sin Límites, viernes 25 de septiembre 2015, edición impresa, sección “Nación”, p. 6.

17 Idem.

18 http://www.cnnmexico.com/nacional/2015/09/10/caso-ayotzinapa-uno-de-los-mas-dificiles-en-que-he-participado-torero.

19 http://www.redpolitica.mx/nacion/entrevista-narco-otra-linea-en-investigacion-de-ayotzinapa-cndh.

20 http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2015/09/17/confirman-detencion-de-el-gil-supuesto-autor-material-de-desapariciones-en-caso-iguala-6332.html.

21 http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=529626&idFC=2015.

22 http://www.diariodemexico.com.mx/mexico-evalua-encabezo-un-foro-sobre-delincuencia/.

23 http://catalogo.datos.gob.mx/dataset/mexico-en-paz-indicadores-del-pnd-y-pmp/resource/f48c7252-fcbd-4b9e-acb0-bc8592a94d43.

24 http://www.forbes.com.mx/la-historia-no-contada-de-ayotzinapa-y-las-normales-rurales/.

25 http://noticieros.televisa.com/mexico/1508/sales-generar-concordia-meta-mexico-paz/.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado