Global Pound Conferences: solución de controversias para el siglo XXI

Global Pound Conferences: solución de controversias para el siglo XXI

La serie Global Pound Conferences (GPC) 2016-2017 es un conjunto de actividades que tendrá lugar alrededor del mundo con el objetivo de facilitar el desarrollo de las herramientas de solución de controversias en el siglo XXI y dar respuesta a diferentes preguntas enfocadas en medios de solución alternativa de conflictos. 

 

 

La serie GPC inició oficialmente en Singapur el 17 y 18 de marzo de 2016 y su último acto está programado para ocurrir en Londres en julio de 2017. Más de 30 países alrededor del mundo ya se han comprometido con la celebración de un evento GPC para un total de 42 eventos.

Tras Singapur, el segundo ocurrió en Lagos, Nigeria, el 30 de junio, y el tercero, en la Ciudad de México, el 25 de agosto de 2016. El mexicano se trató de un acto con diversos retos, dado que era el primero en el continente americano, el primero en idioma español y el primero en un sistema de Derecho civil, además de que fue de los primeros de la serie, lo que implicaba falta de experiencia y retroalimentación. Pero quien conoce México sabe que a los mexicanos les gustan las emociones intensas.

Alrededor de 80 personas asistieron al evento GPC en la Ciudad de México, provenientes de una diversidad de categorías de interesados en el mundo de la solución de controversias, incluyendo empresas, abogados de despacho, académicos, jueces, árbitros, mediadores y políticos, entre otros.

La conferencia inaugural estuvo a cargo del ministro José Ramón Cossío Díaz, quien introdujo el evento refiriéndose al acceso a la justicia y cómo los medios alternativos de solución de controversias (MASC) pueden ser traídos a la justicia tradicional bajo el paradigma de acceso a la justicia, tanto formal como material.

Afirmó que últimamente existen planteamientos con menor calidad litigiosa por la referencia constante los derechos humanos que en muchos casos es mera retórica. El objetivo debe ser utilizar los MASC para evitar la pérdida de esa calidad argumentativa.

El ministro Cossío agregó que el arbitraje que llega a la Suprema Corte de Justicia de la Nación resulta problemático, ya que no hay buena doctrina sobre los casos en que se debe anular un laudo, por ejemplo. El problema es un crecimiento descontrolado de recursos para anular laudos, lo que podría ocasionar que el Poder Judicial Federal sea incapaz de administrar el volumen de litigios que podrían ser resueltos a través de MASC.

“Estamos llegando a un punto de inflexión en México en el que no es sostenible seguir dedicando recursos humanos y financieros al sistema judicial tradicional. Encontrar otras formas de resolver conflictos es indispensable”, señaló.

El esquema de trabajo implementado por la GPC, y que se reitera en cada una de las sedes anfitrionas, consta de cuatro sesiones, cada una de las cuales contiene core questions, o preguntas básicas, que guían la conversación.

 

Sesión 1

 

Acceso a la justicia y sistemas de solución de controversias: ¿qué desean, qué necesitan y qué esperan los usuarios?

De los datos captados en México, los usuarios expresan que no quieren sentirse abusados y que hay una tendencia general de que prevalezca la relación personal frente al daño en la relación. Igualmente, la tendencia deriva hacia la búsqueda de la confidencialidad, la eficiencia y el cumplimiento de las decisiones.

Igualmente, las partes quieren más control del proceso, quieren cooperar en el mismo, quieren que el abogado las represente, pero siguiendo el guión que las partes le proporcionan.

 

Sesión 2

 

¿Cómo aborda el mercado actualmente los deseos, las necesidades y las expectativas de las partes?

Se observó que lo que más requieren los usuarios es resolver el problema y evitar el litigio. No es tanto un tema de costos sino de “tomar las riendas del asunto” y terminar el problema de manera rápida.

 

Sesión 3

 

¿Cómo puede ser mejorada la solución de controversias? (Superando obstáculos y retos.)

Un obstáculo fundamental es la falta de conocimiento (educación) de los medios disponibles, así como del acceso a los alternative dispute resolution, o MASC.

El mayor reto es la implementación o consideración de incentivos para optar por MASC, diseño de políticas públicas, entre otros.

Adicionalmente, el sector público se enfrenta a la amenaza de la responsabilidad de servidores públicos, lo que impide el crecimiento de los MASC.

Sobre posibles y necesarias mejoras al arbitraje comercial, se mencionó que el arbitraje se encuentra minado por los mismos árbitros y es necesaria mayor diversidad. Así también se hizo latente la necesidad de buscar una menor apelabilidad/nulidad de laudos.

 

Sesión 4

 

Promover un mejor acceso a la justicia: ¿qué acciones deben emprenderse y por parte de quién?

Se visualizaron nuevas propuestas de valor para los clientes: certidumbre, rapidez y eficiencia. Para los abogados el objetivo debe ser resolver el problema más que ganar argumentos jurídicos. Por lo tanto, se concluyó que hay que crear nuevos paradigmas de valor y no ser centros de costos para los clientes.

 

De las propuestas hechas en el evento, prevalecieron las siguientes:

- Generar incentivos fiscales para que las empresas cambien a un método colaborativo y no adversarial.

- Evitar el litigio cuando sea posible y asegurar que los clientes retomen sus actividades normales. El litigio destruye valor; debería de ser la última instancia. Hay que entender que el negocio de los clientes no es ganar un conflicto, sino regresar a su negocio. Hay que facilitar el negocio y encontrar la solución.

De los datos recabados en México se vislumbró el alto nivel y dinamismo de los participantes, con intervenciones de gran calidad y un debate de primera línea. Destacaron algunas conclusiones que incluyen una serie de retos:

- Incorporación de procesos más colaborativos que contenciosos.

- Cambio de actitud corporativa para prevenir conflictos.

- Innovación tecnológica.

- Incentivos legislativos, políticos y fiscales.

A nivel global, tras el evento en México y hasta esta fecha, se han desarrollado actividades en formato y logística similar en Nueva York, Ginebra, Toronto y Madrid, todos con resultados sorprendentemente similares. La conclusión preliminar de estos actos es que las empresas buscan lo mismo: eficiencia y satisfacción en la solución de sus controversias. Es tiempo de alinear los incentivos de las empresas con aquellos de los asesores jurídicos y los gobiernos.

Es evidente que el esfuerzo de los participantes en este evento hizo del mismo un hito en la discusión de los MASC en México y se puede esperar mucho como consecuencia del ejercicio de la GPC a nivel local y global, en el corto y el largo plazos.

 

NOTAS

 

* Investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

** Copresidentes de la GPC México.

 

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado