Al Margen Junio 2017

Al Margen Junio 2017

México no es el único país donde los grupos conservadores se oponen a la maternidad subrogada: “Las mujeres no son ganado”, clamaron en España las asociaciones de la nueva Red Estatal contra el Alquiler de Vientres, al tiempo que exigían que se prohibieran las ferias de gestación. Invirtieron tiempo y dinero en frenar la iniciativa. En nuestro país, la falta de un marco regulatorio propicia abusos, titubeos en la sociedad y desconcierto por parte de las autoridades. Pero ¿a qué le temen estos activistas? Si una mujer mayor de edad quiere “alquilar su vientre”, ¿quiénes son ellos para impedirlo? Si otra no puede concebir y requiere los servicios de otra mujer, ¿quiénes son para negarle la oportunidad? Los eventuales abusos pueden conjurarse con una adecuada legislación.

 

 


 

 

La llegada de Donald Trump al poder no parece haber resultado tan grave para México. Al menos hasta el momento. De acuerdo con el Banco de México, el pasado mes de marzo ingresaron al país 2,520 millones de dólares por concepto de remesas. Esto implica un incremento en el flujo de 15 por ciento. Los analistas del sector privado, por otra parte, prevén un alza del crecimiento de la economía mexicana de 1.49 a 1.66 por ciento. Aunque esto duela a los críticos del gobierno actual, las reformas estructurales que se emprendieron en la Constitución y en muchas leyes están vinculadas con estos resultados. Desde luego, no faltan quienes aseguran que todo esto se ha inflado de manera artificial.

 

 


 

 

Aunque todo indica que estas reformas estructurales se plantearon con pulcritud y responden a demandas fundamentales en el país, nada garantiza que el próximo sexenio se mantengan en vigor. Estamos acostumbrados a que el país se reinvente cada seis años y no deberá extrañarnos que el nuevo gobierno, apoyado en un nuevo Congreso, eche abajo todo lo que se inició en la administración de Enrique Peña Nieto. Por el bien de México, esperemos que esto no ocurra así. Pero si en este sexenio vimos lo que sucedió con el IFE, el IFAI, la COFETEL y otras “sólidas instituciones”, no es mucho lo que podamos esperar para el próximo sexenio.

 

 


 

 

Ahora que se discute quién podría y quién no podría ser candidato del PRI a la Presidencia de la República, no hay que perder de vista al abogado Enrique de la Madrid. Tiene todo para ser un buen candidato a la presidencia y un magnífico presidente.

 

 


 

 

Por donde se mire, haber querido integrar la gendarmería mexicana con civiles fue un error. En los países donde funciona esta policía de proximidad —España, Francia, Italia…— sus integrantes son militares. Su formación y su disciplina es castrense, aunque se les ha entrenado para atender necesidades inmediatas de la población. Equivocarnos se vale. Persistir en el error, no.

 

 


 

 

“La mayoría de los asuntos que estarán llegando a los jueces penales —advirtió el ministro Luis María Aguilar— son detenciones en flagrancia y no producto de una investigación.” El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación tiene razón. El problema es que durante años y años “investigar” consistió en llenar formatos, pedir a las víctimas —directas o indirectas— que respondieron una batería de preguntas tan larga como inútil e integrar un expediente. Investigar es mucho más que eso. ¿Cuánto tardarán en entenderlo muchos policías, agentes del Ministerio Público, peritos y jueces de control?

 

 

 


 

 

A propósito del nuevo sistema penal y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ésta hizo bien en declarar constitucionales los artículos de la Ley General del Sistema Integral de Justicia para Adolescentes, que permiten el internamiento preventivo de mayores de 14 años y menores de 18. Es posible que el artículo 18 de la Carta Magna no permita este internamiento —como dijeron los ministros Cossío, Piña y Zaldívar al disentir de la mayoría— pero otros artículos la suponen: se trata de proteger a las víctimas antes que a los delincuentes, les guste o no a los ministros disidentes y a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

 

 


 

 

De acuerdo con la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), los acuerdos entre algunas compañías administradoras del ahorro para el retiro paralizaron movimientos de cuenta de más de 100 millones de pesos. La COFECE señaló que estos acuerdos ilegales impidieron el traspaso de cuentas. Las multas rondan los 300 millones de pesos. Ojalá que ayuden a abatir la cultura de los monopolios que tanto daño ha causado a nuestro país.

 

 


 

 

A pesar de los esfuerzos que la Suprema Corte de Justicia ha hecho para sancionar a quienes roban el petróleo —los huachicoleros—, algunos jueces federales han actuado de forma vergonzosa. Uno de ellos dejó ir a un chofer que transportaba miles de litros de petróleo, aduciendo que el pobre hombre no sabía lo que llevaba ni a dónde lo llevaba. Otro dejó ir a un chofer que hizo lo propio, dado que éste mostró una factura (que, desde luego, no era de PEMEX) donde se leía que alguien había comprado el combustible… Es entendible que si el juez vive en la zona donde se comente el robo de hidrocarburos y él y su familia son conocidos, tenga miedo de enemistarse con las mafias locales. Pero, entonces, el problema es otro: lo que hay que hacer es buscar mecanismos para proteger a los juzgadores.

 

 


 

 

Los asesinatos de algunos periodistas vuelven a poner los ojos de la sociedad en la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE). Dados los resultados que ésta ha tenido, muchas personas exigen que se modernice. Hay que hacerlo, por supuesto. Si no es así, la FEADLE debe desaparecer. Para lo único que ha servido, hasta ahora, ha sido para que las entidades federativas se desentiendan de todo lo que tiene que ver con amenazas, robos, lesiones y asesinatos cometidos contra periodistas. “Que lo atraiga la federación”, dicen los gobernadores. Muchos de ellos, celosos y opacos a la hora de rendir cuentas, so pretexto de la soberanía, claman la intervención del gobierno federal cuando se trata de dar resultados.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado