Al margen - Noviembre 2016

Al margen - Noviembre 2016

Ante la necesidad de que las Fuerzas Armadas sigan involucradas en tareas de seguridad pública, el secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos, ordenó que cada una de las 12 regiones militares del país cuente con un batallón especializado de policía militar, al tiempo que el Colegio Militar entrene a los soldados para desempeñar labores policiacas. La intervención del Ejército, así sea la policía militar, no es lo ideal en un Estado Democrático de Derecho pero, dadas las circunstancias por las que atraviesa México y dado el planteamiento que ha hecho la Suprema Corte, la propuesta es la mejor a la que, hoy día, podemos aspirar.

 

De acuerdo con La Jornada, el Poder Judicial de la Federación utiliza un doble rasero para fijar pensiones: mientras a los trabajadores del IMSS o el ISSSTE les autoriza un monto máximo para fijar sus pensiones equivalente a 10 salarios mínimos mensuales, los ministros se retiran con 100 por ciento de sus salarios y, al cabo de dos años, esta cifra se reduce, quedándoles 80 por ciento de dichos salarios. Para lograrlo, los ministros dejan de ejercer cantidades enormes (“su guardadito”, dice el periódico), al tiempo que se quejan de que el dinero no alcanza para inaugurar más juzgados ni para echar a andar el sistema acusatorio.

 


 

Una de las instituciones que menos ha lucido este sexenio, por cierto, ha sido la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Muchos abogados están sorprendidos de su regreso al conservadurismo. Como en los viejos tiempos, acusan, la gran mayoría de sus fallos son a favor del gobierno. Su trabajo, más que dirimir controversias, vuelve a ser legitimar al régimen.

 


De acuerdo con Gabriel Contreras, presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones, México y América Latina muestran un grave rezago en el cumplimiento de las recomendaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Ponerse al corriente precisa una regulación más flexible, señaló. En lo que debió abundar Contreras es en las causas políticas y económicas de este rezago: los monopolios, sin ir más lejos. Mientras el pastel esté asignado, se inhibe la competencia y el desarrollo del sector.

 


 

Ahora que se ha publicado la nueva convocatoria para nombrar al fiscal anticorrupción, los convocantes olvidaron destacar el más importante de los requisitos: gran capacidad para fingir que se trabaja de sol a sol, sabiendo que no se va a lograr nada, dados los entresijos y complicidades que permiten que todos los corruptos acaben por fugarse o por ampararse.

 


 

Fieles a su consigna, algunas ONG's se lanzaron duro y a la cabeza contra el INAI, aduciendo que el organismo había excluido del portal Memoria y Verdad algunos casos de evidentes violaciones graves a los derechos humanos. Lo acusaron de censura. La respuesta de Ximena Puente no pudo ser más oportuna: el INAI es un organismo público que debe ponderar los derechos de acceso a la información y protección de datos, dijo. En otras palabras, que no puede estar sujeto a los caprichos de los activistas.

 


 

El asesinato del juez federal Vicente Bermúdez Zacarías, en Metepec, envía una ominosa señal para nuestro Estado de Derecho. Si ya, de por sí, muchos jueces penales se dedican a buscar pretextos técnicos para no comprometerse y no juzgar, este homicidio hará que refuercen sus precauciones. Hay que considerar todas las posibilidades para que esto no suceda: desde la protección con escoltas, hasta la creación de jueces sin rostro. Todas tienen ventajas y desventajas, pero ninguna puede descartarse. Contar con un Poder Judicial Federal independiente, valiente y dispuesto a combatir la inseguridad del país, castigando a quien infrinja la ley, es uno de los pendientes más acuciantes de la agenda nacional.

 


 

Cada día es más difícil ser un abogado a secas. El Premio Nobel de Economía 2016, conferido a dos economistas que han explorado los vínculos de esta disciplina con el Derecho, así lo demuestra: Oliver Hart y Bengt Holmström han estudiado cómo pueden hacerse más eficientes los contratos para que “todos las partes ganen”, dado que “la economía funciona gracias a los contratos”. ¿Dejamos, pues, que los economistas se pongan a estudiar Derecho o nosotros nos ponemos a estudiar economía?

 


 

Con el pie izquierdo inicia la nueva conformación del Tribunal Federal Electoral, pues sus siete integrantes, a pesar del show, el “riguroso escrutinio” que hizo la Suprema Corte y la pasarela ante el Senado, no son sino representantes de los intereses de los partidos PAN, PRI y PRD. Ninguno de los siete magistrados es un jurista que garantice imparcialidad. Para colmo, una vez que se votó conforme a las reglas establecidas, los partidos políticos decidieron que, ya que sus operadores tenían garantizado el cargo, se ampliara el periodo de su gestión. Con instituciones así, es difícil que México pueda presumir un Estado Democrático de Derecho.

 


 

Si bien el World Justice Project (WJP) no tuvo tiempo para conocer la nueva conformación del TRIFE, en su dictamen anual precisó que México se ubica en el lugar 88 de los 113 países evaluados en materia de Estado de Derecho. La corrupción, la impunidad y el desprecio olímpico por nuestras instituciones provocó que nuestro país cayera nueve lugares respecto de 2015, en que obtuvo el lugar 79.

 


 

Aunque nunca lo confesará, Arely Gómez debe sentirse aliviadísima de haber abandonado la PGR. Ella es una mujer inteligente, honesta y trabajadora… pero lo suyo no era vivir persiguiendo y consignando. ¡Buena suerte en sus nuevas tareas administrativas!

 


La única oportunidad que tiene el PAN de ganar la elección de 2018 es que no se deje dividir. Aunque Ricardo Anaya es un abogado inteligentísimo y un orador deslumbrante, quien puede ganar los votos es la abogada Margarita Zavala. ¿Se darán cuenta de esto al interior del PAN?

 


 

Qué papel tan ingrato le tocó desempeñar a Enrique Ochoa Reza. Hasta antes de ser presidente del PRI gozaba de una bien merecida fama de estudioso del Derecho y de promotor de la modernización de nuestro marco jurídico. Como director de la Comisión Federal de Electricidad llevó al cabo una labor meritoria. Ahora, sin embargo, sus tareas de justificar las evidentes corruptelas de algunos políticos, con miras a no perder elecciones, han hecho que su imagen se desdibuje.

 


 

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado