“Roma” a la luz del Derecho familiar

“Roma” a la luz del Derecho familiar

 

A Don Poli Vera

 

Roma es la obra maestra del mexicano Alfonso Cuarón, ganadora de diversos premios, caracterizada por la actuación de gente común como Yalitza Aparicio, quien hace el papel de Cleo, la protagonista de nuestra historia; Fernando Grediaga, el padre de familia; Nancy García, que interpreta a Adela, y José Antonio Guerrero, quien hace el papel de Fermín, personas que no tenían experiencia en la actuación, pero que tenían el aspecto físico que buscaba el director, y a quienes Cuarón les sacó el actor que seguramente todos llevamos dentro. No quiero dejar de mencionar la excelente actuación de los niños y, en general, de todo el elenco, así como de Marina de Tavira, la coprotagonista, quien hace el papel de Sofía, y de Marco Graf, el pequeño que hace el papel de hijo, ambos con experiencia actoral.

Es una película que me conquistó y me llegó muy profundo, tanto porque trata temas de la vida cotidiana con la que de alguna forma me identifico, como porque es un reconocimiento y un homenaje a la gente del servicio doméstico, a quienes coloquialmente llamamos las muchachas o los mozos. Yo me siento privilegiada de haber convivido con ellas y con ellos toda mi vida, generando lazos familiares, o casi familiares, por el cariño y la convivencia diaria. No se podría considerar la historia de mi familia sin la presencia de “Don Poli”, cocinero y hombre de absoluta confianza, quien trabajó y convivió con nosotros durante más de 30 años y con quien creamos verdaderos lazos de amistad y casi familiares.

Es un paraje de la vida de una familia de clase media, donde los padres son profesionistas, la madre da clases en una preparatoria y el resto del día cuida a sus cuatro hijos pequeños: tres niños y una niña; el entorno lo completan la abuela materna, dos muchachas, un chofer y un perro, que viven en una casa de la colonia Roma. De ahí el nombre de la película.

El filme se produjo en blanco y negro y nos remonta a los años sesenta del siglo XX; la casa, arreglada con muebles de la época, juega un papel importante en la película, pues las escenas cotidianas suceden en ésta y Cuarón aprovecha los espacios para que el espectador reciba diversos mensajes sutiles, pero de gran sensibilidad, como el agua que corre por el patio limpiando el excremento del perro, los aviones que surcan el cielo vistos a través del reflejo del agua o simplemente como fondo de una escena aparentemente cotidiana. Es una casa donde la vida ocurre en dos escenarios, principalmente, que se unen y se separan a lo largo de la película: la vida de los integrantes de la familia y la vida de la servidumbre.

¡Suscríbete a nuestro Newsletter para seguir leyendo!

El acceso a nuestros artículos es gratuito para nuestros Suscriptores del Newsletter. Regístate gratis y obtén acceso inmediato a miles de artículos de El Mundo del Abogado. Además recibe en tu correo un resumen semanal de las mejores notas del mes.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones - Edición del mes

El Mundo del Abogado

¡Edición de Agosto gratis!

Debido a las restricciones de distribución de la revista impresa con motivo de la pandemia de Covid-19, puedes descargar nuestra edición actual de forma gratuita.

¡Sólo registra tu correo y recibe la revista digital!

Por favor introduce un nombre válido
Por favor introduce un email válido
Por favor confirma que eres humano
Debe aceptar los términos y condiciones