Entre sueños y pesadillas: el programa DACA

Entre sueños y pesadillas: el programa DACA

En este artículo el autor analiza el programa Differed Action for Childhood Arrivals, mejor conocido por su anacronismo en inglés: DACA, una acción ejecutiva aprobada en junio de 2012 por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

 

“DACA nunca fue más que una acción diferida —un retraso burocrático— que nunca prometió derechos de ciudadanía o estatus legal en este país. El programa no proveía a los beneficiarios de un futuro; era simplemente un aplazamiento temporal hasta aquel día de probable expiración. Y por esa razón DACA era fundamentalmente una mentira”, decía la encargada del Department of Homeland Security, Elaine Duke, al referirse a la rescisión del programa el pasado 5 de septiembre.

 

¿En qué consiste DACA?

EI programa Differed Action for Childhood Arrivals, mejor conocido por su anacronismo en inglés: DACA, es una acción ejecutiva aprobada en junio de 2012 por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. DACA ofrecía un permiso de trabajo —renovable por dos años— y evitaba la deportación de aquellos jóvenes que llegaron a Estados Unidos durante su infancia de forma irregular o excedieron su legal estadía y que habían residido continuamente en dicho país desde junio de 2007. Para calificar era necesario que los eventuales beneficiarios, al año 2012: a) tuvieran de 15 a 31 años de edad; b) se encontraran cursando o hubieran culminado sus estudios medios o medios superiores o que hubieran servido en la guardia costera o en el ejército estadounidense; c) no hubieran cometido un delito grave, y d) aplicaran al programa ante las autoridades estadounidenses de United States Citizenship and Immigration Services (USCIS).

Este programa fue creado después de que en el Congreso estadounidense no prosperaran las discusiones sobre una reforma migratoria, ni se aprobara la iniciativa conocida como Dream Act. El Dream Act, en su momento, contó con gran apoyo de parte de la cúpula política estadounidense, que busca regularizar migratoriamente a los soñadores, quienes son considerados como los “migrantes ideales” ya que desde pequeños llegaron a Estados Unidos, se autoidentifican como estadounidenses, hablan inglés, han sido forjados educativamente en Estados Unidos, y comulgan con sus costumbres y sus valores nacionales. Con el fin de retribuir el apoyo que la comunidad hispana le brindó durante su campaña presidencial así como para compensar que su administración fue la que más deportaciones realizó en la historia de ese país, el presidente Obama optó por crear este programa de forma unilateral, sin apoyo del Congreso. Cinco años después terminaría sirviendo como “el” pretexto para que la administración de Donald Trump lo diera por terminado.

¡Suscríbete a nuestro Newsletter para seguir leyendo!

El acceso a nuestros artículos es gratuito para nuestros Suscriptores del Newsletter. Regístate gratis y obtén acceso inmediato a miles de artículos de El Mundo del Abogado. Además recibe en tu correo un resumen semanal de las mejores notas del mes.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones - Edición del mes

El Mundo del Abogado

¡Edición de Agosto gratis!

Debido a las restricciones de distribución de la revista impresa con motivo de la pandemia de Covid-19, puedes descargar nuestra edición actual de forma gratuita.

¡Sólo registra tu correo y recibe la revista digital!

Por favor introduce un nombre válido
Por favor introduce un email válido
Por favor confirma que eres humano
Debe aceptar los términos y condiciones