Premio a la Innovación Jurídica 2018

Premio a la Innovación Jurídica 2018

 

¿Qué hace que una sociedad progrese? ¿La construcción de plantas y fábricas? ¿La contratación de obreros? Si hemos de creer a Robert Solow, quien ganó el Premio Nobel de Economía en 1987, lo que garantiza el progreso de una sociedad es la innovación.

México requiere una abogacía sólida, cumplida, moderna, innovadora. No fue construyendo más carretas como se logró mejorar el comercio, sino inventado ferrocarriles y automóviles. No fue armando más barcos como se mejoró el transporte, sino inventando el avión. No fue extendiendo las compañías telefónicas como se mejoraron las comunicaciones, sino inventando el iPhone.

Estas innovaciones permitieron la creación de nuevos mercados y de muchas fuentes de trabajo. Desde luego, hubo perjudicados: cuando, durante la Revolución industrial, las máquinas empezaron a desplazar a los obreros, los luditas se organizaron para destruir máquinas y fábricas. Aun así, la innovación fue un proceso irrefrenable que acabó creando más oportunidades laborales y un mejor desarrollo económico y social.

El Derecho no es una excepción: necesitamos, de manera permanente, nuevas figuras que nos permitan organizar y mejorar la convivencia social. Figuras que nos ayuden a realizar transacciones financieras y sociales más ágiles y que nos permitan dirimir mejor los problemas que enfrentamos a diario.

Ante la irrupción de factores económicos, políticos, sociales y tecnológicos, todo exige que pongamos al día nuestra Constitución, nuestras leyes, nuestros reglamentos y las formas de aproximarnos a estos ordenamientos.

Convencido de lo anterior, como director de la revista El Mundo del Abogado, impulsé la creación del Premio a la Innovación Jurídica, cuya tercera entrega llevaremos a cabo esta noche. En 2016 lo entregamos a Fabián Aguinaco, a Ernesto Canales y a Sergio García Ramírez. En 2017, a Leticia Bonifaz, a Valeria Chapa y a Claudio X. González.

Como las veces anteriores, el jurado calificador de este año estuvo integrado por miembros del Consejo Editorial de esta revista y fue concedido a una abogada y a dos abogados, no por su valentía como litigantes, por su conocimiento como consultores o por su antigüedad en la cátedra, sino por generar ideas, prácticas y métodos que han oxigenado a nuestro marco constitucional y legal.

Esta noche entregamos el premio a una activista que ha defendido los derechos reproductivos de la mujer —con todo lo que esto implica—, a un académico que ha impulsado la divulgación del Derecho a través de las redes sociales y a un ministro de la Suprema Corte que, contra lo que pudiera esperarse en una institución tan conservadora, sacudió a nuestro Máximo Tribunal con la introducción de los métodos interpretativos más avanzados.

Mis más calurosas felicitaciones a los tres.

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado