2021: la democracia en riesgo

2021: la democracia en riesgo

 

En seis meses, nuestro país enfrentará unas elecciones muy complejas. En un contexto de crisis sanitaria por la epidemia del virus SARS-CoV-2, una álgida polarización política, una crisis económica sin precedentes y la violencia criminal que no cede, los mexicanos están llamados a acudir a las urnas para renovar la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas, 30 legislaturas estatales y 1,926 alcaldías, eligiéndose en total 21,368 funcionarios públicos.

Las elecciones de este año presentan la contraposición de dos proyectos políticos, dos ideas de nación opuestas. De un lado, se pide refrendar el apoyo para el régimen que fue encumbrado en 2018, ofreciendo derrumbar las estructuras que han sostenido al Estado mexicano. Del otro, una contención a los peores impulsos: la preservación de una democracia liberal y sus valores, constituir desde el Poder Legislativo un contrapeso al poder omnímodo del Ejecutivo y mantener nuestros cimientos constitucionales y los principios que nos han regido desde 1917.

Sin embargo, el proceso electoral de este año no sólo se juega desde la cancha política sino, también, desde la jurídica, para atajar no sólo los riesgos propios de la contienda entre rivales sino los que representan quienes quieren ensuciar nuestras elecciones con sus empresas criminales.

Es por eso que nuestra portada de enero la dedicamos a dos aliados insospechados de la democracia mexicana: el Instituto Nacional Electoral (INE) y la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (UIF). Los mexicanos nos hemos acostumbrado a ver al INE como el garante del ejercicio y efectividad de nuestros derechos políticos, la autoridad hecha y dirigida por ciudadanos para garantizar la existencia y supervivencia de nuestro arreglo democrático.

Nuestras circunstancias nacionales nos obligarán a contar con la UIF como uno de nuestros aliados imprevistos. La democracia no se agota en el conteo efectivo y transparente de los votos, en garantizar los derechos de participación de los ciudadanos, en ofrecer procesos electorales transparentes, equitativos y confiables. Alejado ya el fantasma del fraude por la decidida participación de los ciudadanos, existiendo el consenso sobre nuestra aspiración a tener una democracia en la que los votos cuenten y se cuenten, nuestra convivencia democrática enfrenta una nueva generación de riesgos. De nada sirven los votos si éstos están manchados por el financiamiento ilegal, por el estigma del crimen organizado.

En la entrevista que presentamos a Carla Humphrey Jordán y a Santiago Nieto Castillo perfilamos la nueva generación del sistema electoral mexicano. Uno en el que el INE y las autoridades hacendarias cooperen de forma estrecha, incorporando a las cuentas electorales la fiscalización de los dineros que aceitan sus engranes, a fin de garantizar que sea lícitos, transparentes, auditables, comprobables y ajenos a intereses inconfesables. El nuevo reto de nuestra joven democracia es asegurar que no sea un instrumento del crimen, sino que empodere a ciudadanos libres e interesados en servir al bien común y no al coto privado de la delincuencia. Es el momento de cuidar del dinero sucio a la República.

Así, con este número ponemos la mesa para una nueva generación de reformas al marco jurídico e institucional del sistema electoral mexicano. Uno en el que se combata el flujo de dinero ilícito de forma frontal, más allá de las buenas intenciones y la cooperación voluntaria entre las instituciones. Las autoridades que resulten electas en el próximo proceso electoral deberán comprometerse con el fortalecimiento de los mecanismos que garanticen la limpieza del financiamiento, una legislación robusta que permita utilizar todos los instrumentos del Estado para salvaguardar que nuestras elecciones y las autoridades que resulten de ellas sean verdaderamente libres. A partir de ahí, a los ciudadanos nos corresponde decidir, con responsabilidad, qué proyecto de nación vislumbramos para el futuro. Ése es nuestro llamado.

 

¡Edición de Agosto gratis!

Debido a las restricciones de distribución de la revista impresa con motivo de la pandemia de Covid-19, puedes descargar nuestra edición actual de forma gratuita.

¡Sólo registra tu correo y recibe la revista digital!

Por favor introduce un nombre válido
Por favor introduce un email válido
Por favor confirma que eres humano
Debe aceptar los términos y condiciones