¿De veras querrá ser recordado López Obrador como un buen presidente?

¿De veras querrá ser recordado López Obrador como un buen presidente?

 

¿Cómo se recordará a Andrés Manuel López Obrador dentro de 10 ó 50 años en la historia de México? El día que se dio a conocer su triunfo electoral, declaró que quería pasar a la historia como un buen presidente. Su afirmación pareció honesta. Así lo destacamos en este espacio, expresando la confianza que esto daba a los mexicanos.

Como si el destino hubiera escuchado sus buenos propósitos y quisiera ofrecerle una oportunidad para hacerlos realidad, México enfrenta hoy una prueba de dimensiones colosales. Más allá de lo que ocurra con el coronavirus (los escenarios son muchos y la visión catastrófica de la OMS se contrapone a la de algunos científicos más optimistas), la recesión económica posterior será inevitable. Con el petróleo y el peso a la baja, y con un desempleo galopante, no será para menos.

Del presidente no depende la mutación de las cepas del virus, por supuesto. Pero hay decisiones que sí dependen de él. Impulsar el Consejo de Salubridad General y darle toda su autoridad, por ejemplo. Las disposiciones que adopta cada entidad federativa, las contradicciones entre un servidor público y otro, la falta de una comunicación clara, sólo denotan ausencia de liderazgo…

También resulta apremiante la recomposición de su gabinete. Luis XIV de Francia insistía en que el mejor modo de conocer la excelencia de un príncipe consistía en ver de quiénes se rodeaba. En el caso del presidente, muchas personas que integran su gabinete han cumplido su misión. Es hora de cerrar el ciclo.

Quien tiene que marcharse, antes que nadie, es el secretario de Salud. Si Jorge Alcocer ya había enviado un mensaje desolador cuando, ante la Cámara de Senadores, admitió que no conocía las cifras de los ahorros en el sector salud y suplicó que no se las pidieran porque eso no era lo suyo, ha quedado claro que tampoco es lo suyo cuidar la salud de los mexicanos. Se ha mantenido al margen cuando debiera estar en la primera línea. La imagen de ineptitud que transmite es dolorosa.

“Es que el presidente no da libertad a su equipo”, dicen algunos: “Legisladores, ministros y funcionarios le tienen pavor”. López Obrador también tendrá que rectificar en este aspecto si pretende pasar a la historia como un buen mandatario. Teodoro Roosevelt decía y repetía que su trabajo como presidente consistía en elegir a las personas más competentes para desarrollar un trabajo. Una vez hecha la elección, las dejaba actuar sin entrometerse.

¡Suscríbete a nuestro Newsletter para seguir leyendo!

El acceso a nuestros artículos es gratuito para nuestros Suscriptores del Newsletter. Regístate gratis y obtén acceso inmediato a miles de artículos de El Mundo del Abogado. Además recibe en tu correo un resumen semanal de las mejores notas del mes.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones - Edición del mes

El Mundo del Abogado

¡Edición de Agosto gratis!

Debido a las restricciones de distribución de la revista impresa con motivo de la pandemia de Covid-19, puedes descargar nuestra edición actual de forma gratuita.

¡Sólo registra tu correo y recibe la revista digital!

Por favor introduce un nombre válido
Por favor introduce un email válido
Por favor confirma que eres humano
Debe aceptar los términos y condiciones