Defendamos la autonomía del INE

Defendamos la autonomía del INE

 

Arrebatar al gobierno el control de los comicios y ponerlos en manos de la ciudadanía coronó la transición de México hacia la democracia. La consolidación de autoridades regidas por el principio constitucional de la autonomía la ha mantenido vigente.

La desconfianza en un sistema en el que el gobierno presidía la Comisión Federal Electoral, a través de un funcionario militante del partido en el poder, hizo necesario construir un sistema independiente de carácter ciudadano. El momento estelar de esta lucha fue la reforma política de 1990, cuando las fuerzas políticas pactaron la creación del Instituto Federal Electoral (IFE), organismo constitucional autónomo que, en 2020, cumplirá 30 años.

La autonomía constitucional del IFE —hoy INE— nos ha permitido transitar como país a una normalidad democrática en la que, a diferencia de lo que ocurría en 1988, las elecciones ya no representan un problema público. Por eso asustan las designaciones de algunos de los “electores” de los nuevos consejeros del INE. Por eso resulta tan preocupante que el INE, en palabras de Lorenzo Córdova, su presidente, esté “más amenazado que nunca”.

Los grupos que ven en el Instituto un obstáculo para conseguir el control de las elecciones parecen ignorar que a la reforma de 1990 siguieron la de 1993, que empezó a crear condiciones de equidad en la contienda; la de 1996, con la que se creó el Consejo General plenamente autónomo y sin presencia del gobierno; la de 2007, que creó un nuevo modelo de comunicación política, y la de 2014, que creó el sistema nacional de elecciones que nos rige hoy día.

Parecen ignorar, asimismo, que la autonomía ha sido el eje articulador de las reformas, las cuales han permitido consolidar otros pilares de nuestra democracia: la certeza en los procedimientos basados en reglas aceptadas por los contendientes, las condiciones de equidad que han dado un piso parejo a las fuerzas políticas y la pluralidad política del país.

Gracias a que contamos con un INE autónomo, hoy hemos cumplido un ciclo de alternancias en el Poder Ejecutivo en el que casi todos los partidos, solos o en coalición, han llevado a un presidente de la República al poder. Más aún, desde que el IFE se transformó en INE, en abril de 2014, el grado de alternancia en las elecciones locales ha rebasado 60 por ciento de los casos. Es una cifra envidiable aun en democracias más consolidadas que la nuestra.

¡Suscríbete a nuestro Newsletter para seguir leyendo!

El acceso a nuestros artículos es gratuito para nuestros Suscriptores del Newsletter. Regístate gratis y obtén acceso inmediato a miles de artículos de El Mundo del Abogado. Además recibe en tu correo un resumen semanal de las mejores notas del mes.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones - Edición de Julio 2020

El Mundo del Abogado

¡Edición de Julio gratis!

Debido a las restricciones de distribución de la revista impresa con motivo de la pandemia de Covid-19, puedes descargar nuestra edición actual de forma gratuita.

¡Sólo registra tu correo y recibe la revista digital!

Por favor introduce un nombre válido
Por favor introduce un email válido
Por favor confirma que eres humano
Debe aceptar los términos y condiciones