El comunismo no es alternativa

El comunismo no es alternativa

 

El modelo liberal que propuso Adam Smith ha demostrado sus ventajas pero, también, sus desventajas: la promesa de que, al crear riqueza, ésta acabaría “derramándose” y beneficiando a todos los sectores de una sociedad fracasó de todas, todas. El liberalismo y la economía de mercado sin trabas resultaron ser muy útiles… para unos cuantos. Los niveles de desigualdad lo demuestran. En un mundo donde 2,000 personas poseen lo mismo que otros 4,600 millones, algo no funciona en los canales de distribución.

La alternativa que plantearon entonces algunos resultó peor: las revoluciones marxistas exterminaron a los ricos del ancien régime, lo mismo en Rusia, China, Cuba y Camboya, sólo para enriquecer a las nuevas élites. Que la riqueza cambiara de manos costó la vida y la libertad de millones de personas. En nombre de la igualdad y el bien común, las élites comunistas mantuvieron sometidos, desde entonces, manu militari, a millones de personas. Hay que ver la vida que se dan los castristas y chavistas en la Cuba y la Venezuela de hoy…

La que ha dado los mejores resultados es la socialdemocracia que, hoy día, caracteriza a países como Noruega, Suecia, Dinamarca, Finlandia e Islandia, donde hay un libre mercado acotado por un gobierno pequeño, pero enormemente eficaz. Libre mercado, sí, pero con una activa participación gubernamental que tan pronto estimula como aumenta impuestos en aras de mantener equilibrio y prosperidad.

Por lo anterior, resultó inquietante la declaración del presidente Andrés Manuel López Obrador, al asegurar que la crisis del coronavirus le caía como “anillo al dedo” a la Cuarta Transformación. “¿Celebra usted los contagiados y los muertos?”, le preguntaron por las redes sociales. El presidente no hizo aclaración alguna.

¿Será porque está convencido de que, en efecto, esta pandemia le cae como anillo al dedo a su proyecto? Si es así, este proyecto no es el neoliberal ni el socialdemócrata. Si de veras cree lo que dijo, debe tener en mente un modelo donde “los ricos”, a los que aborrece, se vayan de México y la pobreza se generalice a lo largo y ancho del país.

El temor se agudizó cuando, unos días después, anunció que, eventualmente, solicitaría apoyo a Cuba para que su gobierno, siempre generoso, nos enviara a “médicos” que pudieran asesorarnos. Fue el mismo modus operandi de Venezuela, cuando Chávez solicitó ayuda a Fidel Castro. Los “médicos” cubanos deben tener bastantes problemas que atender en su isla como para venir a brindarnos asesoría. Los que vendrán no serán médicos, se rumoreó en diversos foros.

¡Suscríbete a nuestro Newsletter para seguir leyendo!

El acceso a nuestros artículos es gratuito para nuestros Suscriptores del Newsletter. Regístate gratis y obtén acceso inmediato a miles de artículos de El Mundo del Abogado. Además recibe en tu correo un resumen semanal de las mejores notas del mes.

¡Edición de Agosto gratis!

Debido a las restricciones de distribución de la revista impresa con motivo de la pandemia de Covid-19, puedes descargar nuestra edición actual de forma gratuita.

¡Sólo registra tu correo y recibe la revista digital!

Por favor introduce un nombre válido
Por favor introduce un email válido
Por favor confirma que eres humano
Debe aceptar los términos y condiciones