¿Qué reformas constitucionales y legales de la 4T le entusiasman y cuáles le inquietan?

¿Qué reformas constitucionales y legales de la 4T le entusiasman y cuáles le inquietan?

 

Óscar Vasquez del Mercado Cordero 

Ninguna de las reformas me entusiasma. Todas y cada una me inquietan, debido a que, al ser presentadas, no muestran un estudio serio y profundo, carecen de planeación y, en la mayoría de los casos, violentan las leyes e ignoran las instituciones.

 

Blanca Ivonne Olvera Lezama

Me entusiasma la reforma sobre “paridad de género” en todos los niveles de gobierno y en todos los partidos políticos, pues provocará un cambio positivo, siguiendo el ejemplo de países como Islandia que, cuando estableció la paridad de género de 40 por ciento en los ámbitos parlamentario y empresarial, salió de la crisis económica y financiera en que la mantuvieron las decisiones exclusivas de los hombres. También me entusiasma la reforma de creación de la Guardia Nacional para abatir la inseguridad, aunque hay detalles que hay que limar en las leyes secundarias.

No me entusiasma la reforma a la educación que elimina la evaluación de los maestros. Pienso que si se establecieran evaluaciones voluntarias, cuyos resultados se tradujeran en estímulos de ascensos, intercambios internacionales de capacitación, entre otros, muchos profesores decidirían evaluarse y con ello mejoraría la educación en México.

 

Ángel Gilberto Adame López

Más allá de las consignas de campaña, el rasgo distintivo de la administración vigente es la indefinición. Siendo así, me resulta imposible sopesar aciertos y equivocaciones. Quizá lo más desconcertante de la plataforma de gobierno es su afán revisionista. Es decir, la obcecación por buscar fundamento en documentos históricos cuya relación con nuestro presente es, cuanto menos, dudosa. Un ejemplo concreto de lo anterior es la supuesta vinculación del Plan Nacional de Desarrollo con el proyecto de gobierno del Partido Liberal Mexicano propuesto por los hermanos Flores Magón en 1906.

Acaso la más preocupante es la reforma constitucional del 12 de abril del presente año, mediante la cual se modificó el artículo 19 y se amplió el catálogo de delitos que merecen prisión oficiosa. Por ende, un mayor número de personas serán susceptibles de prisión preventiva directa y se ha impedido a los jueces la conformación de un criterio para la ejecución de otros mecanismos de punibilidad, lo que agravará nuestra crisis carcelaria.

 

Víctor Oléa

Me entusiasma el anunciado impulso para legislar, de una vez por todas, sobre el Código Penal Único para toda la nación, así como reformas a la parte conducente del Código Nacional de Procedimientos, con el propósito de ampliar la procedencia de la acción penal privada.

Me inquieta la reforma al artículo 19 constitucional, que amplía el catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa.

 

Mauricio Jalife Daher

Me entusiasma la reforma que el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial ha anunciado que impulsará ante el Congreso con el fin de concretar una reforma integral o, incluso, una nueva Ley de Propiedad Industrial. La necesidad de contar con un nuevo marco normativo en la materia se impone no sólo porque han transcurrido muchos años sin que figuras trascendentales como las patentes o los secretos industriales sean actualizadas, sino por la firma de tratados internacionales que nos exigen diversas obligaciones de legislar en plazos determinados.

Me preocupa la propuesta de crear una nueva sala en la Corte que se dedique a temas anticorrupción. La pretensión generaría un profundo desbalance en la estructura de la Corte, que no tiene justificación alguna. Me preocupan también reformas constitucionales como la “revocación de mandato”, que se legislan sin el debate y el análisis necesarios.

 

Gonzalo Sánchez de Tagle P.S.

El principio de rigidez constitucional precisa de un documento escrito y de un procedimiento agravado de reforma, tal y como lo prevé el artículo 135 de la Constitución. No se trata de una mera formalidad legislativa; su ascendente se halla en la permanencia de las decisiones políticas fundamentales y en la estabilidad en el tiempo de los acuerdos básicos de la sociedad. En lo que va de la nueva administración se ha reformado la Constitución en cuatro ocasiones: extinción de dominio, prisión preventiva oficiosa, Guardia Nacional y reforma educativa. Además hay otras reformas en el tintero, como la revocación de mandato o la creación de una tercera sala en la Suprema Corte, entre otras. Cada una debe ser analizada y, en su caso, criticada por su méritos propios. Lo que inquieta es la inestabilidad constitucional, porque la fecundidad reformadora del Legislativo revela su naturaleza mutable y en ello pierde su cualidad de referente y piso mínimo. Es necesario redefinir el principio de rigidez y su causa esencial: la supremacía constitucional.

 

Alfonso Pérez-Cuéllar

Entusiasma la reforma constitucional en materia de paridad de género, aplicable en todos los poderes y niveles de gobierno, organismos autónomos y candidaturas de partidos políticos, como mecanismo para fortalecer la presencia de las mujeres en espacios de toma de decisiones, con igualdad de oportunidades. Se trata, sin lugar a dudas, de un proceso evolutivo de la democracia. 

Inquieta, por otro lado, el proyecto en materia de consulta popular y revocación del mandato, ya que se propone adicionar un segundo párrafo al artículo 83 de la Constitución, en el cual se establece lo siguiente: “El proceso de revocación del mandato del presidente de los Estados Unidos Mexicanos tiene como objeto que la ciudadanía decida la permanencia del titular del Poder Ejecutivo de la Unión”. La permanencia podría interpretarse como la oportunidad para que, mediante una consulta popular, se decida la continuidad del encargo, como si se tratara de una prórroga y sin que ello suponga una reelección.

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado