Enrique Quiroz Acosta

En defensa del Acuerdo Educativo Nacional

Enrique Quiroz Acosta

 

El Acuerdo Educativo Nacional implementado en la presente administración federal, la desaparición del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, el papel de los sindicatos y la reforma educativa impulsada en la administración pasada son algunos de los temas sobre los que habla en esta entrevista el titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos y Transparencia de la Secretaria de Educación Pública.

 

Como jurista, ¿cuál consideraría que puede ser su aportación al sistema educativo?

Apoyar e impulsar las leyes educativas para que sirvan a aquello que está enmarcado en la última reforma constitucional. Es decir, para que las niñas, los niños y los jóvenes de nuestra patria sean los beneficiarios de la educación.

 

En sus años de experiencia como profesor y con su conocimiento en Derecho constitucional, ¿qué opina del Acuerdo Educativo Nacional?

El Acuerdo Educativo Nacional es un parteaguas en la historia de la educación del país. Privilegia consensos de los actores de la educación, incluyendo diversos integrantes de la sociedad, para llevar a cabo la labor educativa.

Debemos tener claro que, como lo señala el secretario Esteban Moctezuma Barragán, concibe la escuela como un centro de aprendizaje comunitario en el que se construyen y convergen saberes y se intercambian valores, normas, culturas y formas de convivencia de la comunidad y de la nación.

 

¿Cree que existe coherencia entre el artículo 3º constitucional, el acuerdo educativo y la ley de carrera de maestros y maestras?

Desde luego que sí. Con la última reforma constitucional que tuvo verificativo en el presente año quedó claro que los procesos de acceso, promoción y reconocimiento de las maestras y los maestros deben ser objeto de la rectoría de la Federación. También implica la revalorización del magisterio.

Se debe tener presente que el ejercicio derivado de las leyes secundarias corrobora el respeto a las entidades federativas y a nuestro federalismo en un marco de colaboración, coordinación y concurrencia.

 

¿Cuál es su perspectiva respecto de las implicaciones del Acuerdo Educativo Nacional?

Con el acuerdo se evoluciona para que se logre que el binomio equidad y excelencia converjan en la realidad educativa del país. Es importante que se tenga claro nuestro régimen federal en materia educativa. Las tres leyes que expidió el Congreso derivadas de la reforma tienen el carácter de “leyes constitucionales”, es decir, desarrollan y especifican el sentido de la Constitución. Por eso establecen los parámetros en virtud de los cuales deben actuar la Federación y las entidades federativas, en un sistema armónico de colaboración. Tengamos presente que estas leyes integran el bloque constitucional.

 

¿Considera que las leyes secundarias cubren todos los ámbitos educativos?

Por primera ocasión, con la reforma constitucional de este año y sus leyes secundarias se considera que la educación en México es un sistema que cubre prácticamente la vida de los seres humanos desde su concepción hasta la educación superior. Es un sistema integral para alcanzar los objetivos de la nación.

 

¿Qué opina de la desaparición del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación?

Con la desaparición del INEE y la creación de la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación lo que ocurre es que lejos de haber una contraposición o un enfrentamiento o una invasión de competencias, existe coherencia entre las instituciones del sistema educativo nacional. A la comisión se le reconoce personalidad jurídica, patrimonio propio y no está sectorizada pero sí integrada al sistema educativo nacional, de manera que su rango de autonomía técnica, operativa, presupuestaria, de decisión y de gestión será respetado, por lo que se refiere a su ámbito de competencia; pero, insisto. será parte de un sistema integral que involucra a la Federación, a los estados, a los municipios y a los demás participantes de la sociedad.

 

¿De verdad considera que la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación suplirá al INEE de manera correcta?

Con el esquema jurídico actual no sólo va a tener verificativo un avance en cuanto a la aportación de la ciencia de la educación para la propia práctica de la vida educativa, sino que, además, habrá mucha mayor congruencia en la práctica. Es decir, las labores del centro se verán reflejadas en cada una de las escuelas mexicanas para la evolución de la educación.

 

¿Cuál cree que sea la aportación de los sindicatos a la educación en México?

Aportaran mucho en su esfera jurídica de actuación. Hoy por hoy, de acuerdo con la normatividad, no existe un “divorcio”, sino respeto y complementariedad, entre la defensa de los derechos laborales de las maestras y los maestros. Por otra parte, el respeto a los valores de la educación. Se debe reiterar que son cuestiones que se complementan: la vida académica y los derechos laborales.

Debemos tener siempre presente que los sindicatos tienen que cumplir su finalidad de estudio, mejoramiento y defensa de los intereses de los trabajadores, conforme a la normatividad aplicable. Esto es congruente y compatible con los fines de la educación. Es decir, con el interés superior de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en el ejercicio de su derecho a la educación.

 

¿Sin el apoyo de los sindicatos se habría aprobado el acuerdo educativo?

El acuerdo educativo tuvo el apoyo de diferentes manifestaciones sindicales. Lo anterior es importante, sin que haya implicado que el Estado mexicano y, particularmente, la Federación y los estados, permitieran alguna invasión ilegal en el ámbito educativo. Al contrario, se reconoce a los sindicatos en el respeto y en el ámbito que corresponde a los aspectos laborales conforme a la Constitución. Es un avance formidable en el ámbito educativo.

Cabe destacar que en la elaboración de la reforma constitucional y de las leyes secundarias participaron representantes populares de partidos políticos de diferentes ideologías.

 

Después de un sexenio que aparentó quitarles poder a los sindicatos, jurídicamente, ¿qué motivó a la Secretaría de Educación a empoderarlos en la actual administración?

En realidad, la actual administración no tiene por objeto empoderar a ninguna fuerza sindical, sino a las maestras y a los maestros como actores fundamentales de la educación. A los sindicatos se les respeta. En nuestra tesis, en la actualidad se reconoce el papel que jurídicamente les corresponde, pero no se le da mayor ni menor poder al que les señala la ley y, al mismo tiempo, se revalora a los maestros y a las maestras y se les reconoce como agentes de transformación social.

 

En el sexenio pasado, la Suprema Corte de la Justicia de la Nación apoyó la reforma educativa por anteponer el interés de la educación ante el sindicato. ¿Cree que la opinión de la Corte ha cambiado?

En la Secretaría de Educación Pública se respetan las decisiones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y de los demás integrantes del Poder Judicial. Podemos afirmar que el pronunciamiento de que las niñas, los niños y los jóvenes tienen un derecho fundamental es una de las premisas de la actual administración sin demérito del lugar y de los derechos de las maestras y de los maestros y de la defensa de estos derechos por parte del sindicato.

 

¿Qué opinión le merece la relación actual entre los normalistas y el gobierno de México? Los casos recientes de “toma de autobuses” a cambio de plazas dan mucho qué pensar...

La actual administración de la SEP es respetuosa de las manifestaciones del magisterio y, “con la ley en la mano”, es muy clara cuando afirma que el control de la nómina y de las plazas debe ser facultad exclusiva de las autoridades. En la Secretaría de Educación Pública ninguna presión permite que se violente el Estado de Derecho.

 


 

Enrique Quiroz Acosta es licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México, con estudios en maestría de Derecho constitucional y administrativo por la Unidad de Posgrado de la misma institución.

Es autor de los libros Teoría de la Constitución y Lecciones de Derecho constitucional. Primer curso, así como de diversos artículos jurídicos publicados en revistas especializadas.

Actualmente se desempeña como titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos y Transparencia de la Secretaria de Educación Pública.

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado