Héctor Carreón Perea

Claves para transitar hacia un nuevo modelo de procuración de justicia

Héctor Carreón Perea

 

¿Cómo lograr que exista un servicio profesional de carrera sólido en el seno de las instituciones de procuración de justicia? ¿De qué manera es posible mejorar la actuación de los órganos encargados de la investigación y la persecución de los delitos? Éstos son algunos de los temas que han guiado la trayectoria profesional de Héctor Carreón Perea en el servicio público y en el ámbito académico. En esta entrevista nos habla sobre ellos y también acerca de los componentes que pueden fortalecer la adopción de un nuevo modelo de procuración de justicia a nivel nacional.

 

 

Actualmente formas parte de la Comisión Técnica para la Transición de la Procuraduría General de Justicia a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México. ¿Cuáles consideras que son elementos fundamentales para lograr la modernización de las instituciones de procuración de justicia? 

Considero que hay piezas fundamentales que formarán parte de este proceso de transformación institucional, las cuales tienen que ver, de inicio, con el liderazgo y el fortalecimiento de las capacidades de nuestros servidores públicos en el desempeño de la función ministerial y que están intrínsecamente relacionadas con el diseño de un servicio profesional de carrera innovador que establezca condiciones de empleo transparentes en la gestión del capital humano; por ejemplo, esquemas de movilidad interna basados en la meritocracia, mejor remuneración y una apropiada estabilidad laboral. Otro aspecto primordial es garantizar el acceso a la asistencia jurídica por parte de las instituciones del Ministerio Público, que va desde el primer contacto que tiene la ciudadanía con cualquier servidor público hasta la parte del acompañamiento, la definición y la resolución de estas problemáticas como parte del procedimiento penal. Y otro tiene que ver con la construcción, tanto en el ámbito ciudadano como en el servicio público, de una cultura de la paz, a través de la socialización y el fortalecimiento de las unidades de mecanismos alternativos de solución de controversias. Como sabemos, el propio artículo 17 constitucional establece la posibilidad de que esas problemáticas puedan resolverse también a través de vías que no son necesariamente punitivas y, de manera conjunta, tanto víctima y ofensor como la propia comunidad afectada puedan hacer una propuesta concreta de acuerdos. Esos son tres elementos fundamentales, más no limitativos, para la adopción de un nuevo modelo de procuración de justicia.

 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter para seguir leyendo!

El acceso a nuestros artículos es gratuito para nuestros Suscriptores del Newsletter. Regístate gratis y obtén acceso inmediato a miles de artículos de El Mundo del Abogado. Además recibe en tu correo un resumen semanal de las mejores notas del mes.

¡Edición de Agosto gratis!

Debido a las restricciones de distribución de la revista impresa con motivo de la pandemia de Covid-19, puedes descargar nuestra edición actual de forma gratuita.

¡Sólo registra tu correo y recibe la revista digital!

Por favor introduce un nombre válido
Por favor introduce un email válido
Por favor confirma que eres humano
Debe aceptar los términos y condiciones