Virgilio Tanús

México dista mucho de tener una política criminal eficaz

Virgilio Tanús

  

Para Virgilio Tanús, abogado experto en Derecho penal, sólo será posible tener una educación pública de calidad y acceso a mejores oportunidades de trabajo en la medida en que se desarrolle una política social eficiente y se deje de recurrir indiscriminadamente al Derecho penal.

 

 

Con la transición de la Procuraduría General de la República a Fiscalía General de la República y la creación de la Secretaría de Seguridad Pública, ¿se debe replantear la política criminal vigente?

Sí, sí debe ser replanteada.

 

¿Cuál debe ser el punto de partida del Estado para diseñar una política criminal eficaz?

Tener una política social adecuada. A partir de ello, la política criminal se entenderá y se aplicará desde un enfoque preventivo y correctivo que coadyuve a tener un sistema de procuración de justicia eficiente, un sistema de administración de justicia confiable y un sistema penitenciario en el que se respeten los derechos humanos y se propicie la reinserción social de las personas privadas de su libertad.

 

¿Qué instituciones de la administración pública federal deben coordinarse para consolidar la política criminal en México?

Principalmente, la Secretaría de Educación Pública, la Secretaría de Desarrollo Social, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, la Secretaría de Gobernación, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, la Procuraduría General de la República, la Suprema Corte de Justicia de la Nación y, por supuesto, el Poder Legislativo. Y así, de manera conjunta, diseñar políticas públicas eficientes y el andamiaje legal necesario para implementarlas y evaluarlas continuamente.

 

¿Cómo se vinculan la política criminal y la política social?

Como mencionaba antes, en la medida en que se desarrolle una política social eficiente, la población tendrá mayor acceso a educación pública de calidad y a mejores oportunidades de trabajo; por lo que, indiscutiblemente, se va a generar una mejor política de prevención del delito.

 

¿Cómo fortalecer la política social mexicana?

Atendiendo a estadísticas oficiales, 65 por ciento de la población, es decir, casi 80 millones de personas, tiene un nivel socioeconómico bajo. Para revertir esos números, resulta indispensable que el gobierno adopte medidas de control muy estrictas en materia de salud, empleo, seguridad y educación.

 

Actualmente, ¿qué papel juega la opinión pública en el diseño de la política criminal mexicana?

Más del que debería desempeñar. En México, ante el fenómeno delictivo, la opinión pública genera una alarma social que propicia que los órganos del gobierno diseñen una política criminal ad hoc, donde pareciera que lo importante es dar una respuesta inmediata —aunque sea más bien mediática— y que pretende tranquilizar a la población antes que brindar una respuesta eficiente que erradique el fenómeno delictivo desde la raíz.

 

¿Cómo crear tipos penales que no sean propios del Derecho penal simbólico?

Primero, para crear la figura delictiva, debemos conocer con precisión la naturaleza del hecho delictivo: sus causas, sus principales consecuencias, los sujetos pasivos, los sujetos activos y sus características, así como identificar el segmento de población y la ubicación geográfica en que se lleva a cabo dicha conducta delictiva.

Segundo, debemos analizar si las causas principales son debidas a una deficiencia en la política social o, bien, en el resto del ordenamiento jurídico. Si la causa obedece a alguna de estas dos circunstancias deberemos intentar subsanarlas antes de recurrir a la política criminal y al Derecho penal.

Es importante recordar que el Derecho penal es la herramienta más radical con la que cuenta el Estado: su uso se justifica únicamente en la medida en que la política social y el resto de las áreas del Derecho no sean capaces de dar una respuesta eficaz ante la generación de hechos antisociales que pongan en un peligro real los bienes jurídicos objeto de protección normativa, lo cual es lo más respetuoso del Derecho penal mínimo y su carácter fragmentario.

 

¿Cómo afecta el fenómeno de la corrupción la efectividad de la política criminal?

Lo afecta en gran medida: la corrupción propicia impunidad y un círculo vicioso que genera desconfianza en los órganos de procuración y administración de justicia penal.

Para darnos una idea de lo anterior: la cifra negra actualmente es de 94.4 por ciento; únicamente se denuncia 5.6 por ciento de los delitos y, dentro de ese pequeño porcentaje de denuncias, sólo se emiten sentencias condenatorias en 0.5 por ciento. Esto quiere decir que en México el porcentaje de impunidad es superior a 99 por ciento de los casos.

No podemos atribuir estos números exclusivamente al fenómeno de la corrupción, pero, sin duda, inciden en gran medida.

 

¿Cuáles son los tres principales retos que enfrenta la política criminal en México?

Uno: reducir el catálogo de delitos, así como sus penalidades, para así abandonar la equivocada tendencia de recurrir indiscriminadamente al Derecho penal. Dos: diseñar un sistema de procuración y administración de justicia penal eficiente, ágil, confiable y justo. Tres: modificar en su totalidad las políticas en materia penitenciaria con el fin de lograr una efectiva y pronta reinserción social.

 

¿Cuál debe ser el equilibrio adecuado al momento de fijar una penalidad dentro del tipo penal, en atención al principio de proporcionalidad de penas y su consecuencia en el seno de la política criminal?

Una política criminal respetuosa del principio de proporcionalidad de penas deberá establecer su catálogo de penalidades tomando como referencia el hecho delictivo de mayor gravedad; por ejemplo, a partir del homicidio, establecer la punibilidad más alta del código sustantivo y, de ahí, definir las penalidades más bajas para hechos delictivos de menor gravedad.

 

¿Qué medidas deben adoptarse en el sistema penitenciario para lograr una verdadera reinserción social?

La única manera de lograr una efectiva reinserción social es a través de la imposición de penas bajas y que, en su duración, el interno tenga acceso a condiciones dignas de vivienda y esparcimiento, así como acceso a educación y a una fuente de trabajo debidamente remunerada en el interior del penal.

 

Llevando a cabo una eficiente política criminal, ¿cuál sería el pronóstico de criminalidad para los siguientes años?

Invariablemente, a través de una política criminal eficiente tendrían que reducirse los altos índices de criminalidad actuales en México.

Dado el costo actual de la política criminal en el país, no son políticas públicas de resultados inmediatos pero, a mediano y largo plazos, el Estado podrá destinar mayores y mejores recursos económicos y humanos para fortalecer el resto de las políticas sociales.

 


 

Virgilio Tanús Namnum es licenciado en Derecho por la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México. Cursó la especialidad en Derecho penal, procedimientos penales, y ejecución de sentencias, en la misma institución; la especialidad en Derecho penal en la Universidad Panamericana de la Ciudad de México; el diploma de estudios avanzados en Derecho penal en la Universidad Complutense de Madrid, España, así como estudios de doctorado en Derecho penal en la misma universidad madrileña.

Es profesor titular de la materia Derecho procesal penal y sistema acusatorio en la Universidad La Salle de la Ciudad de México; miembro de la Asociación Nacional de Doctores en Derecho; integrante de la Comisión de Derecho Penal de la Barra Mexicana, Colegio de Abogados, A.C.; director de la Comisión de Derecho Penal de la Asociación Jurídica Mexicano Libanesa Al- Muhami, A.C., y miembro de la Comisión de Derecho Penal del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México.

Asimismo, es socio fundador y director del despacho Tanús, Salazar y Bücher, S.C.

  

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado