Cómo encontrar la camisa perfecta

Cómo encontrar la camisa perfecta

A la camisa se le ha confundido con un complemento del atuendo cuando, en realidad, son muchos los papeles que desempeña, empezando por que le proporciona distintos matices a la personalidad del traje, según sea el color o los dibujos que tenga. Por eso se recomienda que en el mismo guardarropa haya varias camisas específicas para un determinado traje. 

 

Otra de las funciones de esta prenda consiste en realzar el nudo de la corbata a través del uso de distintos cuellos, ya que éstos representan el “punto focal” o centro de atención de la indumentaria. Ambos, el cuello de la camisa y el nudo de la corbata, son el marco para el rostro. De ahí que, para dar con la camisa perfecta, el primer paso radica precisamente en la selección del tipo de cuello. Esta pieza funciona como una prolongación del rostro, razón por la cual de la elección del cuello depende si una camisa favorecerá a quien la lleva puesta. Para dar con el cuello adecuado primero hay que observar la distancia que existe entre ambas puntas del mismo. Este aspecto determina que los cuellos se dividan, grosso modo, en tres grandes grupos:

- Cuello inglés.Un modelo tradicional y discreto, ideal para los hombres de cuello largo. La distancia que hay entre sus puntas es suficientemente amplia como para usar la camisa con nudos gruesos y corbatas anchas.

- Cuello italiano. Se distingue con facilidad porque sus puntas son más anchas y abiertas que las demás, de manera que dejan totalmente al descubierto el nudo de la corbata, por lo que requiere llevarse con nudos anchos, ya sean tubulares o cuadrados. El estilo italiano favorece prácticamente a cualquiera pero se recomienda de manera especial para las personas de cuello ancho.

- Cuello americano.También conocido como tab collar, se caracteriza por una banda que se abotona a ambas puntas y las mantiene en su lugar, lo cual también hace resaltar el nudo. Esta camisa nunca se debe llevar sin corbata y su mayor desventaja es que puede resultar algo incómoda.

Otros aspectos que hay que observar de la camisa son los puños, los bolsillos y los cortes que pueden aparecer en la espalda como tablas o pliegues. Una regla general es que mientras menos cortes tenga una camisa de vestir, más elegante será. Esto incluye a los bolsillos; pero si éstos son muy necesarios, la mejor opción son los estilos con uno solo. Una camisa de vestir jamás debe tener dos bolsillos en el pecho. Lo mismo sucede con los tablones, que son adornos propios de las camisas casuales; aun así, éstos son permisibles en las camisas de vestir cuando sirven para realizar un ajuste. En cuanto a los puños, estos pueden ser sencillos o dobles. Los primeros se abotonan normalmente con un botón; los segundos se pliegan sobre sí mismo y necesitan un par de mancuernillas para cerrarse. Cabe mencionar que la elegancia tradicional señala que los puños, al igual que el cuello de la camisa, deben sobresalir del saco aproximadamente un centímetro y cuarto.

Para reconocer una buena camisa a simple vista lo recomendable es tener presentes los siguientes aspectos: las camisas de calidad llevan unas varillas en el cuello que se quitan y se ponen según se requiera. Éstas mantienen la forma, le dan curvatura al cuello y evitan que se levante.

Cuando una camisa es de rayas o cuadros o tiene cualquier otro estampado, un signo de una confección superior es que en las uniones y las costuras aquéllos coincidan a la perfección, como si no hubiera una división en la tela.

Las buenas camisas no escatiman en material, de manera que son lo suficientemente largas para que nunca sobresalga del pantalón, ni por delante y mucho menos por detrás. Un indicador de calidad son las camisas con “faldón”, cuya parte trasera es más larga. Esto garantiza que permanezca en su lugar con cualquier movimiento, incluso al agacharse. Finalmente podemos decir que los botones las camisas finas siempre son de nácar.

Una excelente opción en el arte de la camisería es la firma inglesa Thomas Pink, que conjuga tradición con innovación, además de ofrecer el servicio a la medida, por medio del cual usted puede elegir los colores, los dibujos y cualquier detalle que desee para, por fin, contar con su camisa ideal.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado