La llegada de la Tribu XXX

La llegada de la Tribu XXX

 

Las marcas de lujo han tenido que adaptarse considerando que sus clientes pueden hallarse en múltiples partes del mundo y resultar más parecidos entré sí por sus preferencias de consumo.

 

 

En su libro La aldea global, el filósofo y escritor británico Marshall McLuhan describía el futuro como “un conjunto simultáneo y recíproco de factores no directamente relacionados entre sí”. Esta predicción, hecha en la década de 1980, se convirtió en realidad en el tercer milenio mediante la tecnología, que vincula a las personas de los puntos más lejanos del orbe en cuestión de segundos. Ahora la moda se nutre de valores multiculturales, puesto que la sociedad contemporánea se compone de distintas “tribus”, las cuales se distinguen una de otras, principalmente, por su forma de consumir. Así han entrado y salido de escena los yuppies en la década de 1990, los metrosexuales durante el primer decenio del milenio y, más recientemente, los hípsters, todos y cada uno de ellos con su propia propuesta estilística que definió la moda del momento.

Ante este escenario, las marcas de lujo han tenido que adaptarse considerando que sus clientes pueden hallarse en múltiples partes del mundo y resultar más parecidos entré sí por sus preferencias de consumo que por otros factores, como la edad, la etnia, la profesión y otros aspectos que se utilizan para desarrollar un perfil de cliente. Esto ha llevado a Ermenegildo Zegna a crear estilos que fusionan la sastrería tradicional con prendas de atuendo deportivo, ya que es una tendencia global el deseo de lucir elegante, pero de manera cómoda. Pero este nuevo enfoque del “buen vestir” requería una simbología con la que se identificaran los hombres dispuestos a llevarla puesta. De ahí que aparezca notoriamente decorada con el logotipo de las XXX que desde hace tiempo atrás adoptó la marca como la insignia de la firma. Aunque podría confundirse con la clasificación de las películas para adultos, en realidad representa las puntadas de remate que da un sastre, valor que ha caracterizado a la firma desde sus inicios.

 

Un estilo que deja huella

Ermenegildo Zegna, bajo la dirección creativa de Alessandro Sartori, presenta un estilo audaz que hace una perfecta amalgama entre el lujo y la moda urbana, atuendos tan versátiles como la vida contemporánea. La colección XXX invita a los miembros del sexo masculino a experimentar una moda que es un viaje estilístico de siluetas, colores y códigos vestimentarios, para una tribu urbana de elegancia desenfadada. En ella podremos encontrar las XXX en distintos tamaños, colores y disposiciones adornando las prendas: a veces como un microestampado que parece apenas una textura visual, y otras, en tamaño macro como el punto de interés de cada prenda, pasando por todos los tamaños posibles. Este logotipo se hace extensivo al calzado, los accesorios en piel y hasta los gorros y otros complementos.

Finalmente, para darle el carácter universal al que aspira esta colección, la campaña fue estelarizada por el cantante y actor William Chan, originario de Hong Kong, cuya actitud demuestra el slogan de la campaña: “Deja tu marca, la vida es XXX”.

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado