Reporte de temporada otoño-invierno 2016

Reporte de temporada otoño-invierno 2016

Cada vez que llega una temporada, trae consigo nuevas expectativas, estilos y dilemas. Y este otoño-invierno es particularmente histriónico, lo cual resulta tan atractivo como problemático para incorporarlo al resto del guardarropa. Por eso es esencial detectar las principales tendencias del momento para conocerlas y encontrar la manera de que, con el menor esfuerzo, se acoplen a los gustos y los estilos personales. Con esta finalidad presentamos los hilos conductores que regirán la moda hasta la próxima primavera.

 

 

Porque nada es totalmente negro ni blanco, vuelven los tonos grises

Cada temporada tiene un color dominante, que es el que sirve para contextualizar el atuendo con el estado de ánimo de la nueva estación. Después de un verano en que la combinación de azul y negro estuvo a la orden del día, distintos matices de grises dominarán las pasarelas durante este otoño-invierno 2016. Desde el oscuro gris carbón, pasando por distintos tonos azulados, como el gris acero, hasta los tonos neutros, como el gris rata. Cualquier variante de este color servirá como base para lucir otros tonos de la paleta otoñal, como el verde oliva, el kakhi o el beige. Con la misma relevancia que el gris, aunque menos convencional en el traje masculino, aparece el rosa. Los tonos de este color serán coprotagónicos del atuendo formal y casual del hombre durante la temporada. El rosa cumple la función de ser un eficaz contrapunto que evita la monotonía del gris: ya sea que se lleve de manera monocromática, como sugieren las firmas más atrevidas, o que se combine con otros colores como, precisamente, el gris, con el que armoniza a la perfección.

Frenesí geométrico

Desde el otoño pasado los dibujos a cuadros hicieron una espectacular entrada y esta nueva temporada mantienen su importancia como un elemento inequívoco de la moda. Ya sea en casimires, en tejidos de punto o en estampados, todo tipo de tramas a cuadros, desde las clásicas —como las del príncipe de Gales— hasta las escandalosas versiones macro, estarán a la orden del día. La diferencia es que esta temporada a los cuadros los acompañan los rombos como otro elemento geométrico que decora con sus coloridos ritmos visuales las prendas masculinas. Los veremos en dibujos abstractos al igual que en los tradicionales “cocolitos”. También aparecerán otras figuras geométricas: gigantescas grecas, dibujos cúbicos que crean la sensación de una ilusión óptica, y muchas otras fantasías.

Es posible combinar este tipo de geometrías en un mismo outfit, siempre y cuando se puedan establecer enlaces entre el color, la proporción y el estilo de la prenda. Pero si la persona no está segura de lograr semejante coordinación, entonces lo mejor será que incluya piezas con distintos estampados de su guardarropa de invierno, conscientes de que cualquier dibujo que lleve puesto será el centro de atención de su look.

Siluetas voluminosas: bienvenido el oversize

La época de frío siempre invita a envolverse en abrigados y cálidos materiales, pero en esta ocasión la moda lo hace a lo grande. Voluminosas chaquetas capitonadas, enormes abrigos de hombreras cuadradas y, en general, todas las piezas conocidas como outwear, que se utilizan encima de otras, cobran dimensiones desmedidas y contrastan de ese modo con las siluetas más pegadas al cuerpo que han marcado la pauta hasta el momento. No solamente las chaquetas crecen en volumen; también en la sastrería se observa una vuelta hacia los cortes tipo baggy: pantalones de piernas anchas y abullonados tejidos de punto se hacen presentes. Claro que no es aconsejable llevar más de una de estas prendas al mismo tiempo, pues sería imposible moverse. La conclusión es que, para cubrirse, en esta temporada otoño-invierno 2016, más es más.

De nuevo la bomber

Desde que apareció en escena la chaqueta tipo bombardero, mejor conocida como bomber jacket, pues fue retomada del uniforme de los pilotos de los aviones usados como bombarderos durante la Segunda Guerra Mundial, era de suponer que llegaba para quedarse. Esta sencilla prenda se volvió un must have del guardarropa masculino y también del femenino. Probablemente esto se deba a que al ser tan simple en su construcción, una chamarra de cuello redondo cerrada al frente por un cierre, se presta a infinitas interpretaciones. De manera que esta temporada la bomber aparece en versiones de materiales satinados con los colores más llamativos de la paleta de la estación, como el verde olivo, el rosa profundo o el color borgoña. Muchas de estas chaquetas se presentan con estampados vintage que nos remiten a los años cincuenta, dándole así continuidad a uno de los principales estilos del verano.

Pieles para ellos

Las pieles son, por mucho, la forma más ostentosa de cubrirse de las inclemencias del clima. Históricamente han sido usadas por ambos sexos, aunque a partir de la mitad del siglo XX desaparecieron parcialmente del repertorio de los caballeros. Pero de unos años acá su uso masculino ha ido renaciendo, en parte porque existen excelentes imitaciones y también porque la moda varonil se ha vuelto más exuberante; lo cual nos lleva a la nueva temporada en la que excelsos abrigos de pieles sintéticas, pero tan lujosas como las naturales, se presentan para cubrir desde los atuendos más alocados hasta los aristocráticamente sofisticados. La recomendación para usarlas, evitando caer en excesos estridentes, consiste en que mientras más llamativo sea el abrigo hay que mantener lo más sencillo posible el atuendo que va debajo de éste. 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado