Reporte de tendencias primavera-verano 2016

Reporte de tendencias primavera-verano 2016

La moda masculina de la nueva temporada parece tener una sola consigna: mantener un estilo relajado. Las siluetas se vuelven amplias y largas, las combinaciones de color se mantienen sencillas y todo parece fluir sin mayor problema. Pero no hay que dejarse engañar pues la extravagancia sigue presente, desde los looks inspirados en los años cincuenta hasta las prendas sartoriales elaboradas con materiales tan insólitos como el nylon. Como siempre, lo recomendable es adaptar únicamente las propuestas que van con su estilo de vida, pero para mantenerse actualizado es necesario tomar en cuenta ciertas prendas claves que marcarán la pauta durante la primavera-verano 2016 y que presentamos a continuación.

 

Sastrería tecnológica

En los últímos años el predominio de la moda casual hasta cierto punto había dejado en un segundo plano los elegantes atuendos de sastrería. Pasada la euforia por los coordinados, 2016 promete ser un año de renovada sofisticación sartorial. Esta temporada nuevas tecnologías de la ingeniería textil son incorporadas al arte de la sastrería: materiales como el nylon, el algodón de bajo gramaje y hasta el gor-tex. Podremos encontrar trajes de dos piezas extremadamente ligeros, incluso realizados con el mismo nylon del que se elabora un impermeable. Otra novedad son los trajes con bolsillos de parche y mezclar detalles y acabados de las prendas deportivas con la presentación formal. Se trata de extraños experimentos que buscan llevar el atuendo formal a su siguiente nivel de evolución.

El saco largo

Una prenda indispensable esta teporada es el saco oversize, un poco lo que se conoce como estilo “pachuco”, pero sin exagerar las hombreras ni las solapas. Lo que sí es un hecho es que éste será acompañado por corbatas con vistosos motivos geométricos, la mayoría de inspiración retro. Hay que aclarar que este tipo de saco no es un “guardapolvos”, ni mucho menos una gabardina. Estos sacos largos son prendas holgadas que pueden llevarse con la camisa o bien sobre otras chaquetas. Su función da pie a otra de las tendencias del momento que consiste en usar “prenda sobre prenda”.

Durante la primera mitad del año estará de moda llevar más de una chamarra o saco al mismo tiempo, pero para que esto funcione visualmente es necesario cuidar las proporciones: la prenda que se lleve por debajo debe ser de un corte ceñido al cuerpo mientras que la que se lleve por encima debe ser de dimensiones amplias, justo como el saco largo.

Pantalones anchos

“Un extremo invariablemente lleva al otro” es una de las leyes de la estética que la moda cumple fielmente. Pues bien, tantos años de una silueta slim han provocado una reacción de igual magnitud pero en dirección opuesta. Y así aparecen los pantalones de pierna ancha. Éstos ya habían aparecido como propuesta el año anterior pero ahora resultan un imperativo de la moda. Naturalmente habrá un proceso de transición en el que los dos extremos coexistirán pero es un hecho que el pantalón ancho llegó para quedarse. Dicha prenda se utiliza principalmente en versiones upper casual —categoría intermedia entre lo casual y lo formal— para llevarse en coordinados pero poco a poco se irán infiltrando a otros estilos del vestir.

De safari

Pues bien, así como es cierto que en la ropa formal el traje azul regresó el año pasado y éste se consagra en 2016 como un must have tan indispensable como el traje gris, también es cierto que en la paleta de colores de temporada una parte importante la ocupan tonos como el color arena, el kakhi, el verde seco y el verde militar, entre otros. Todos ellos para hacer referencia a uno de los arquetipos masculinos: el aventurero. Por eso se le da una nueva lectura a detalles del tradicional traje de safari como los bolsillos de “fuelle”, las cazadoras y otras prendas intrépidas, para tener ese look de macho.

El cuello cubano

Las camisas de manga corta con un cuello abierto que dejan al descubierto la garganta, tal como lo hace el cuello de una guayabera, será una de las opciones más trendy para el verano. Como un revival de los años cincuenta del siglo XX, los diseñadores proponen este “cuello cubano” para usarse en camisas de atrevidos estampados geométricos en colores serios como el azul Oxford. La idea es combinarlo con una mascada y un sombrero, preferiblemente de ala ancha, ya que es imposible usarlo con una corbata: un outfit extremo pero que será uno de los preferidos de la temporada.

Los pantalones blancos

Simultáneamente que los jeans, llegan, para la primavera-verano, los “chinos de color blanco”, los cuales no son más que pantalones con un corte similar al del pantalón de mezclilla pero confeccionados con otra tela, como gabardina de algodón, por lo general. En lo que se refiere a la moda casual y semiformal, éstos son una pieza clave ya que su fresca y luminosa presencia se presta para realizar infinitas combinaciones: desde las más sencillas, con una playera tipo polo y una chaqueta, por ejemplo, hasta sofisticados looks que incluyen al blazer, coloridas camisas a cuadros y corbatas de moño. El caso es que esta prenda es un comodín que no puede faltar en su guardarropa ya que, independientemente de cómo lo use, tiene la facultad de ponerlo automáticamente a la moda. 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado