El delito. Sus causas y remedios

El delito. Sus causas y remedios

 

Cesare Lombroso

Inacipe, México, 2018

 

 

El pensamiento de Ezechia Marco Lombroso (Cesare Lombroso) puede ser caracterizado como una búsqueda por comprender los hechos delictivos y, más específicamente, el estudio del ser humano que comete un delito.

Más allá de la ley penal, Lombroso pretendió entender cuáles eran las razones que llevaban a una persona a delinquir: ¿existe la maldad? ¿Hay factores biológicos que predisponen al hombre? ¿O se trata de un fenómeno social asociado a la educación?

Gran parte de su vida la dedicó a resolver estos cuestionamientos, se ocupó de las causas y las alternativas de la acción delictiva, atendió la prevención y se manifestó en contra de la cárcel como solución del fenómeno.

En El delito. Sus causas y remedios, este autor incide en la importancia de la individualización de la pena, es decir, que toda medida correctiva debe estar centrada en la persona que cometió los actos violatorios a la ley, porque de lo contrario el castigo será estéril.

Por lo anterior el autor conformó la fórmula de los sustitutivos penales y afirmó que la influencia del medio social en la patogénesis del delito debe tener tanto valor cuando se trata de sanción social, como cuando se busca la readaptabilidad de la persona condenada.

Lombroso escribe: “Lo cierto es que mientras el resto de los sabios no proponían ningún medio eficaz para impedir el delito, salvo el empirismo cruel y estéril de cárceles y deportaciones, y mientras los pueblos más prácticos no llegaban a conseguir algunos buenos resultados, sino esporádicamente y después de tanteos contradictorios, mi escuela iniciativa toda una verdadera estrategia nueva para prevenir el delito después de estudiar su etiología y basándose en las indicaciones de ésta”.

Si bien es cierto que han transcurrido más de 100 de la primera edición de dicho texto y que, por consiguiente, existen teorías ya superadas, eso no significa que carezca de valor, porque fueron las que permitieron la creación de la criminología.

De ahí que el Instituto Nacional de Ciencias Penales se diera a la tarea de publicar una edición facsimilar de este texto, pues, como padre de la criminología, los análisis de Lombroso inciden en las influencias que propician la realización de conductas delictivas, atiende las causas meteorológicas, donde se analizan los índices de crímenes según los climas, los rasgos fenotípicos y la relación con la comisión de ilícitos. Finalmente, alude a cómo es que la civilización puede favorecer la conformación de delitos.

Así, El delito. Sus causas y remedios constituye el primer gran tratado criminológico, de ahí que ningún estudioso de las ciencias penales pueda prescindir de su lectura.

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado