El juicio de amparo

El juicio de amparo

 

Luis David Coaña Be

Tirant lo Blanch, México, 2019

 

En el mundo del Derecho existe un tema que todo abogado, sin excepción, debe conocer: el juicio de amparo. Me atrevería a manifestar que abogado que no sabe de amparo, se encontrará sumamente restringido en su actuación profesional.

Es un error considerar que sólo los abogados postulantes deben conocer a fondo la materia. Si bien nuestra profesión, por ser multifacética, nos permite laborar en distintos campos o materias, dependiendo del gusto y las pasiones de cada jurista, no debemos olvidar que cualquier abogado, además del litigio, puede formar parte de la administración pública y del Poder Legislativo, los cuales, por ser autoridades, podrán ser señalados en cualquier momento como autoridades responsables por haber vulnerado derechos de algún ciudadano, y por lo tanto se necesitarán abogados en el sector público que conozcan de amparo para representar a esa autoridad en juicio, y serán, precisamente, estos juristas conocedores en la materia quienes tendrán más oportunidades laborales y personales.

El juicio de amparo, como medio de control constitucional, es una herramienta que ha servido para mil y un fines. No sirve únicamente para revocar las sentencias que no nos favorecen en primera o en segunda instancia, sino que se ha convertido en un instrumento que obliga a las autoridades a reconocer y a respetar derechos. Y aquí me refiero a derechos que, probablemente, muchos imaginemos imposibles de adquirir mediante este juicio constitucional.

Un ejemplo de lo anterior es el reconocimiento y la garantía de los derechos económicos, sociales y culturales, los cuales se pueden ver manifestados en diversas sentencias dictadas por el Poder Judicial de la Federación. Un ejemplo de lo anterior se puede traducir en el acceso a la educación y a los servicios básicos de salud. Inclusive, se ha ordenado a hospitales que cubran determinados gastos y proporcionen servicios a personas que se han amparado por haberles negado ese servicio.

Tomando en consideración la relevancia del amparo, Luis David Coaña Be se ha caracterizado por transmitir de manera sencilla, clara y precisa, sus conocimientos sobre esta materia que resulta fundamental para cualquier profesional del Derecho.

El libro de Luis David está compuesto por 10 capítulos que, a mi consideración, siguen una metodología deductiva, pues enseñan paso a paso las generalidades del juicio constitucional, y, posteriormente, las particularidades que lo caracterizan.

El lector podrá encontrar en esta obra antecedentes históricos del juicio de amparo como la intervención de su creador, Manuel Crescencio Rejón, y el apoyo de su compañero legislador Mariano Otero, quien incluye en la Constitución de 1857 uno de los principios rectores del juicio de amparo: el principio de relatividad o “fórmula Otero”. A continuación, la narrativa describe y explica paso a paso las peculiaridades del amparo en sus dos vías principales: amparo indirecto y amparo directo, mencionando las fases del procedimiento de principio a fin y apoyándose con los criterios aislados y jurisprudenciales para tener una mejor visión y un mejor panorama. Así también, este libro contiene un minucioso análisis y una explicación detallada sobre el tema de la suspensión del acto reclamado, y concluye con las cuestiones de los recursos que contempla la Ley de Amparo, así como con los incidentes que pueden presentarse y desahogarse durante la sustanciación del juicio de garantías.

Sin duda, El juicio de amparo, publicado por Tirant lo Blanch, es una lectura ligera, sencilla y muy completa. Además constituye una herramienta académica que dará mucho apoyo y luz tanto a estudiantes como a profesionales de Derecho e, inclusive, a cualquier ciudadano no abogado que se interese en el tema.

Como mencioné al principio, el amparo incumbe a todo profesional del Derecho, pues, independientemente del área en la que se desempeñe, en algún momento de su vida profesional tendrá que intervenir en un expediente de esa materia.

 

Óscar Leonardo Ríos García

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado