Instituciones jurídicas mexicanas: una mirada

Instituciones jurídicas mexicanas: una mirada

 

Mario Melgar Adalid

Porrúa, México, 2019

 

Este libro aparece en un momento mexicano en que está a debate la pertinencia, consistencia, reforma y eventual aniquilación de algunas instituciones que han sido resultado de un largo proceso democrático mediante el cual el país ha encontrado vías para avanzar en su desarrollo político, económico y social. El debate ha llegado en algunos casos específicos, por razones fundadas, hasta la crispación social, pero también, por un ánimo adverso, al análisis serio e informado. El texto de Mario Melgar Adalid llega a librerías en un momento oportuno y será un referente para quienes incursionen por la vía jurídica para entender el sentido y el propósito que anima la vida social.

Se trata —como lo menciona el autor— de un texto de divulgación sin pretensiones eruditas y sin la estructura técnica amparada por referencias y citas bibliográficas. El subtítulo explica esta característica al anunciar que se trata solamente de una mirada. Es un texto de iniciación que será de utilidad a estudiantes de Derecho, pero igualmente a quienes, dedicados a otras ramas de las ciencias sociales y las humanidades, requieran una plataforma jurídica que explique fenómenos propios del momento que vive nuestro país, desde una perspectiva normativa.

Durante los tiempos que corren existe un clima generalizado de cuestionamiento público sobre las estructuras institucionales del país. Este cuestionamiento, ejercicio propio de las organizaciones académicas y de las de carácter social, así como de partidos políticos, sindicatos y agrupaciones de todo orden, está siendo impulsado por la propia autoridad federal que ha planteado la necesidad de una reflexión/evaluación que debe ser generalizada, informada y amplia, sobre diversos fenómenos e instituciones.

Por eso es relevante echar esa mirada al estado que guardan las instituciones fundacionales de la República y no desdeñar su valor histórico, social y político: división de poderes, supremacía de la Constitución, Estado de Derecho, separación iglesias-Estado, defensa de la Constitución, marco normativo, asignación de facultades, federalismo y municipio libre, entre otras.

Una vertiente interesante de esta publicación de la editorial Porrúa es que, si bien el texto resultará de utilidad a los estudiantes mexicanos que requieran dar una mirada a las instituciones jurídicas, también puede servir para divulgar en el extranjero la manera de ser del aparato institucional mexicano. En efecto, como lo asienta el autor, la globalización ha tenido como consecuencia la necesidad de conocer como operan los sistemas jurídicos de los países que conviven en el mundo internacional. Como lo señala Melgar: “Uno de los fenómenos que ha traído consigo la llamada globalización o mundialización de la economía y de los sistemas sociales ha sido la necesidad de interacción de las distintas instituciones jurídicas de los países que hacen intercambios de personas —a través de la migración— así como en cuanto al comercio de bienes y servicios”.

La comprensión de la manera como operan las distintas organizaciones jurídicas en el mundo permite entender de mejor manera los actuales fenómenos del comercio, así como del fenómeno migratorio que ha cobrado carta de naturalización entre los países. La integración de las regiones, el ejemplo que da al mundo la Unión Europea, por mencionar el emblemático pacto, plantea un futuro de integración económica, financiera, comercial, educativa y social que está sustentado en desarrollos jurídicos y en la aparición de instituciones que se van acomodando al devenir del mundo internacional.

La parte final del libro está dedicada a dar a conocer algunas características alrededor de la práctica de la abogacía, El lector encontrará en las páginas que lo integran un recuento sobre la participación, definitiva, de los centros de enseñanza e investigación jurídicas, tanto públicos como privados, en el análisis, la crítica y las propuestas que fortalezcan el régimen legal.

Una relación de abogados ilustres es la culminación del trabajo. Felicito a su autor por el arrojo al señalar abogados que merecen, según el propio Melgar, ser considerados “ilustres”. No porque no lo sean —varios de ellos están llamados a formar parte de ese elenco ejemplar—, sino porque un segmento de la relación está conformado por abogados en vida, y el tiempo es la última y definitiva instancia que no admite apelación. Por otra parte, y esto es lo más significativo, es un ejercicio útil para recordar y rendir homenaje a quienes han hecho de la abogacía una de las profesiones indispensables en la vida social.

Instituciones jurídicas mexicanas está llamado a ser un referente por la sencillez y la claridad de con que está plasmado. No cae en la grandilocuencia culterana, ni en tecnicismos distractores, sino que de manera llana aborda un amplio espectro de cuestiones y la síntesis contribuye a su utilización práctica.

Finalmente, hago una invitación a los lectores de El Mundo del Abogado para leer y beneficiarse del trabajo de Mario Melgar Adalid, que una vez más nos sorprende con su talento creativo e innovador. Ya lo había hecho hace algunos años con La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos: claroscuro de la justicia que explica las características del tribunal supremo del país vecino, en un texto singular, por ser, independientemente de la riqueza de su contenido, hasta donde se tiene noticia, el único escrito por un autor hispanoparlante.

Así como no hay justicia sin ley, tampoco puede existir ley sin abogados que la produzcan, interpreten, cuestionen, apliquen con probidad y hagan del Derecho el pilar indispensable de la república justa, laica, democrática, igualitaria y libre a la que siempre aspiramos los mexicanos.

 

José Antonio González Fernández

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado