Justicia penal adversarial

Justicia penal adversarial

 

Ricardo Monreal Ávila

Miguel Ángel Porrúa, México, 2020

 

Reza el dicho que “cuando se reforma una ley, barre con bibliotecas enteras”. Un cambio de sistema implica la alteración de lo conocido. De ahí las resistencias y también las aventuradas promesas de que esto habría de mejorar de manera integral la justicia en México. ¿Esto fue cierto? ¿Cuáles fueron los aciertos y qué quedó como pendiente en la agenda legislativa? ¿Cuáles son los retos que enfrenta el sistema adversarial y cuáles son las propuestas?

No son pocos los que aún confunden al sistema de impartición de justicia con los órganos de prevención y los de seguridad pública. Para eso era necesario no sólo hacer una distinción puntual, sino un diagnóstico que detectara sus fortalezas y sus debilidades. Sólo así cabrían las propuestas del calado que aparecen en este libro.

El senador Ricardo Monreal Ávila explica las razones del cambio y va más allá de ofrecer un texto escolar: explora figuras muy interesantes de la secuela procedimental y abre distintos tópicos para el debate.

El hilo conductor es el debido proceso: ¿cómo mantenerlo y respetarlo mientras algunas normas se endurecen, como el catálogo de delitos para los cuales está prevista la prisión preventiva oficiosa? ¿Están funcionando los mecanismos alternos? ¿Qué y cómo debe llevarse a cabo la detención de un probable responsable? ¿Cuáles son los requisitos para declarar la detención legal ante el juez de control?

El senador Monreal dedica gran parte de un capítulo para referir la llegada de la Guardia Nacional y su papel de primer respondiente. Algo no imaginado en el esquema original en 2008.

El libro, además de actual, dota al lector de algo más que una miscelánea de temas que llamarán a la reflexión, y agrega una agenda que califica de “prioritaria” para atender los vacíos en la implementación de este sistema, en el que rondan la estructura que deben tener las policías, las fiscalías y los tribunales, y los eslabones descuidados que rompen con la dinámica procesal.

La extradición, que no es un tema menor, se había quedado anclada al sistema anterior. No faltan propuestas debatibles, como dejar el castigo de los delitos en materia de corrupción a un jurado, lo que sería tan popular como polémico si tomamos en cuenta la aspiración jurídica de que el sistema responda a mecanismos de alta manufactura técnica.

El libro salta de lo adjetivo a lo sustantivo, con el tratamiento de delitos de gran preocupación para el pueblo mexicano como la trata y el feminicidio. Es evidente la sensibilidad política por no perder el foco en esta gran agenda pendiente, donde las penas inusitadas sean relevadas por la eficacia en la investigación y la disminución de la impunidad.

Con la lectura de este libro se comprenderá el camino emprendido para la reforma penal que viene.

 

¡Edición de Agosto gratis!

Debido a las restricciones de distribución de la revista impresa con motivo de la pandemia de Covid-19, puedes descargar nuestra edición actual de forma gratuita.

¡Sólo registra tu correo y recibe la revista digital!

Por favor introduce un nombre válido
Por favor introduce un email válido
Por favor confirma que eres humano
Debe aceptar los términos y condiciones