Teoría sobre la nulidad de elecciones en México

Teoría sobre la nulidad de elecciones en México

 

Netzaí Sandoval Ballesteros

Porrúa, México, 2013

 

Los resultados de la elección presidencial marginaron del debate público a uno de los temas recurrentes en los procesos electorales: la posible nulidad de la contienda, que muchos temían…

“Fallaron los que imprecaban fraude”, presumen algunas autoridades electorales. “La voluntad popular se manifestó categóricamente”, se jactan otros dentro del grupo ganador: “La compra del voto fue un fracaso rotundo”.

Sin embargo, el olvido no ha cubierto el tema del todo. Después del domingo 1º de julio llegaron cerca de 3,000 impugnaciones a los tribunales. Elecciones de gobernadores, senadores, diputados y alcaldes fueron denunciadas por las candidaturas perdedoras.

La nulidad de elecciones no es un debate estéril en México. Cerrar los ojos ante esta realidad sería un error que podría resultar muy costoso en el futuro. El abogado Netzaí Sandoval publicó, hace algunos años, un libro que convendría tener presente para examinar la próxima reforma político-electoral.

Teoría sobre la nulidad de elecciones en México, editado por Porrúa, es un almanaque crítico de las sentencias que los tribunales electorales han emitido en la materia. En sus páginas el lector encontrará algunos argumentos jurídicos —y otros no tanto— construidos para revertir las votaciones populares.

El libro, entre otras cosas, nos invita a conocer si los magistrados electorales han sido consistentes en sus decisiones. Demuestra con claridad los asuntos en los que han violado su propia jurisprudencia y aquellas sentencias en las que se han respetado los precedentes.

La interpretación jurisdiccional no exige un cambio legislativo profundo, advierte el autor: si los juzgadores demuestran un compromiso activo con los principios constitucionales de libertad y autenticidad del sufragio, naturalmente sus sentencias dejarán de tener como eje rector el principio de conservación de los actos válidamente celebrados.

Sandoval Ballesteros asegura que anular una elección no afecta los derechos de la ciudadanía: “Siempre se conserva el derecho de participar en la elección extraordinaria”. Por el contrario, validar una elección con irregularidades puede mermar las elecciones libres y, así, violar los mínimos requisitos democráticos de un Estado Constitucional de Derecho.

Quizá una de las aportaciones más significativas del texto es la propuesta de disección entre el Derecho penal y el Derecho electoral. Aplicar estándares probatorios del primero al segundo es un error que le ha cobrado facturas considerables a la democracia mexicana. Una metodología que, por cierto, sigue aplicándose de manera mayoritaria en la justicia electoral.

Netzaí Sandoval ofrece ideas para reabrir un diálogo necesario con el objetivo de garantizar equidad y libertad en las urnas, razones que eventualmente fortalecerán la encomiable pluralidad política en nuestro país. Una lectura que resulta más oportuna que nunca.

 

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado