Arbitraje y Judicatura

Arbitraje y Judicatura

 

El evento Arbitraje y Judicatura, organizado el pasado mes de octubre por la Asociación Nacional de Jueces y Magistrados y el Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación (CEMAC), desarrolló un tema de vital importancia para el sistema de justicia mexicano: los mecanismos alternos de solución de controversias, mejor conocidos como MASC.

 

En la inauguración del evento, el ex ministro José Ramón Cossío Díaz, presidente honorario del CEMAC, celebró la organización del acto y se refirió a la importancia de los MASC en México, así como a la trascendencia de la cultura de la paz. Aseveró que la mediación es el mecanismo más adecuado para lograr el diálogo entre las partes en conflicto.

Posteriormente, se llevaron a cabo las intervenciones de los presidentes de los colegios más importantes de la abogacía mexicana: el Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México (INCAM), a través de Ángel Martín Junquera Sepúlveda; la Asociación Nacional de Abogados de Empresa (ANADE), a través de Adrián Ojeda Cuevas; la Barra Mexicana, Colegio de Abogados (BMA), a través de Héctor Herrera Ordoñez, y la Asociación Nacional de Jueces y Magistrados, a través de Humberto Román Franco, quienes agradecieron la organización del evento por el CEMAC, debido a la importancia que tienen los MASC en la impartición de justicia.

Hubo siete mesas de debate en las cuales se abordaron diversos temas de importancia, desde cómo se imparte la justicia en México, hasta los mecanismos que posee la sociedad mexicana para acceder a aquélla.

Los MASC son los mecanismos que se ofrecen como una alternativa al procedimiento judicial, ya que son más rápidos y en todo momento promueven el diálogo y buscan la solución que, en lo posible, beneficie a las partes involucradas en un litigio.

Durante el acto se habló del arbitraje comercial, que en México es reconocido por leyes nacionales e internacionales y además nuestro país es parte de los tratados más importantes en materia comercial del mundo, por lo que está obligado a reconocer y ejecutar los laudos en territorio mexicano. Asimismo, se abordó el tema de la mediación y la conciliación, privilegiando el arbitraje, descrito con detalle por los reconocidos panelistas que participaron en el acto.

El arbitraje es conocido como un procedimiento en el cual un tercero, ajeno a las partes, sugiere una solución vinculante y definitiva para las partes, en caso de cuyo incumplimiento por alguna de éstas interviene el juez para garantizar la ejecución de laudo.

Para acceder al arbitraje se requiere una cláusula compromisoria —o convenio de arbitraje—, mediante la cual las partes deciden si la controversia se resuelve mediante uno o tres árbitros, quienes se someterán a las reglas propuestas por las partes para definir el litigio, ya sea mediante un procedimiento ad hoc o a través del reglamento de alguna institución arbitral.

El procedimiento de arbitraje destaca por su rapidez, pero esa característica depende de que las partes contemplen en su calendario procesal términos cortos para evitar el alargamiento del proceso. En el arbitraje las partes se sienten conformes y confiadas, ya que están en constante contacto con el Tribunal Arbitral, además de que ellas eligieron a la persona que resolverá la controversia, lo que propicia un ambiente de certidumbre.

Una vez que cada parte presentó su caso y después de que ya no hay una actuación adicional, el árbitro decreta el cierre de las actuaciones y formula el laudo, el cual es vinculatorio y obligatorio para las partes. En caso de que alguna de éstas no cumpla con lo instituido por el laudo, el Poder Judicial, previa revisión de los aspectos formales del proceso, sin entrar al fondo de la controversia encomendada al árbitro, ejecuta el laudo arbitral de acuerdo con los tratados internacionales de los que nuestro país es parte.

Por desgracia, la gente recurre a los MASC con poca frecuencia, por diversas razones: por desconocimiento de las partes y de los abogados, por la cultura de litigio de la sociedad mexicana, acostumbrada a resolver los conflictos mediante los juzgados, etcétera.

Durante el debate en las diversas mesas, se hizo evidente la importancia del Poder Judicial en el arbitraje comercial. Asimismo, se hizo énfasis en que se requiere un trabajo de conjunto para lograr que los MASC se instauren en la cultura jurídica de la sociedad mexicana, por lo cual el CEMAC invitó a los interesados en conocer los MASC a informase sobre ellos.

El CEMAC está integrado por un equipo de profesionales que brindan asesoría legal y se enfoca en promover la cultura de la paz a través de diversos eventos y acuerdos de colaboración. Asimismo, ofrece los servicios de arbitraje, conciliación y mediación con costos accesibles y profesionales del más alto nivel que realizan su trabajo con suma responsabilidad. En su página de internet (www.cemac.mx) y redes sociales se ofrece información sobre sus eventos, su sistema de capacitación e información actualizada acerca de los MASC.

 


  

* Secretario general del Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación (CEMAC).

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado