Celebran la IV Asamblea General del Centro Iberoamericano de Arbitraje

Celebran la IV Asamblea General del Centro Iberoamericano de Arbitraje

 

El pasado 26 de noviembre los socios y las autoridades del Centro Iberoamericano de Arbitraje (CIAR) estuvieron en la Ciudad de México para celebrar su IV Asamblea General.

 

 

En esta era de comercio internacional e inversiones transnacionales, los países requieren mecanismos que permitan resolver conflictos de forma ágil, eficiente y profesional, y con los cuales además se garanticen los principios y los valores de cada región.

Esta visión la tuvo un grupo de abogados que junto con miembros del sector empresarial y de las cámaras de comercio sentaron las bases para la creación del Centro Iberoamericano de Arbitraje (CIAR).

El CIAR tiene como objetivo resolver controversias legales internacionales, tanto de carácter comercial como de inversiones, en la región iberoamericana. Es un organismo que pugna por la promoción de la cultura y la práctica del arbitraje, así como por la conciliación y la mediación como métodos preferentes para la solución de disputas.

El pasado 26 de noviembre los socios y las autoridades del CIAR estuvieron en la Ciudad de México para celebrar su IV Asamblea General, en la que Luis Martí Mingarro, presidente de la institución, rindió su informe de labores. Además, se hizo un balance de los avances, proyectos concretados e iniciativas presentadas del centro. Al acto también asistieron presidentes y representantes de los tres colegios más importantes de México: Barra Mexicana, Colegio de Abogados; Asociación Nacional de Abogados de Empresa, e Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México, quienes fueron testigos de la designación del Consejo General de la Abogacía Española como nueva sede de la Secretaría General del CIAR.

Al día siguiente, en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, se llevó a cabo el seminario “El arbitraje internacional y el Centro Iberoamericano de Arbitraje”, el cual constó de tres mesas de análisis en las que se abordaron las perspectivas del arbitraje internacional en Iberoamérica, el rol de las instituciones y la opinión de los árbitros ante los cambios del arbitraje internacional.

En la inauguración del seminario, Luis Martí Mingarro destacó la importancia de la unión de la abogacía en defensa del Estado de Derecho. Al exponer los beneficios del arbitraje hizo una reflexión para describirlo como un acto de libertad que permite la resolución de conflictos. Postuló su convicción de ver al Derecho como una verdadera renuncia a la violencia, ya que por su vía se buscan soluciones pacíficas para dirimir controversias.

En la primera mesa, moderada por Javier Íscar, secretario general del CIAR, se abordó el estado del arbitraje en Iberoamérica y el futuro que tendrá, y se resaltó la importancia de hablar el mismo idioma y fundar nuestros intereses en el ámbito iberoamericano.

Durante su participación, Rodolfo Cruz Miramontes declaró que en la actualidad México tiene una participación muy activa en la negociación de tratados comerciales de carácter internacional. Específicamente analizó la modernización del tratado con Estados Unidos. “En la medida en que el comercio internacional y las relaciones comerciales logren integrarse, nos acercaremos más a soluciones menos complejas. Lo que nos importa es resolver los conflictos”, puntualizó al hablar de su participación y su experiencia en las diversas negociaciones; asimismo, indicó que si bien en materia civil aún no tienen mucha práctica, en el área mercantil el arbitraje es fundamental.

Por su parte, la especialista en mediación y arbitraje Ana Sofía Gómez Ruano abordó la prueba en el arbitraje comercial privado, su evolución y los beneficios para las partes que deciden utilizarlo, y subrayó la importancia del acuerdo de voluntades, la elección del país y el procedimiento adecuado para dirimir el conflicto.

  

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado