El buen juez por su casa empieza

El buen juez por su casa empieza

 

En México el Supremo Poder de la Federación se divide, para su ejercicio, en Legislativo, Ejecutivo y Judicial. Este último se encuentra en el ojo del huracán y vive una crisis de credibilidad; incluso el propio presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, consideró necesario hacer una limpia para erradicar cualquier acto de corrupción, así como una reforma que venga desde dentro del propio Poder Judicial.

En este contexto, el pasado 6 de mayo la asociación civil Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), con base en su compromiso con la consolidación del Estado de Derecho, presentó el estudio “El buen juez por su casa empieza”, un trabajo en el que Julio Ríos Figueroa hace una serie de propuestas para reformar el Poder Judicial de la Federación, entre las cuales se encuentran las siguientes:

-       Abrir el proceso de ingreso a la Escuela Judicial y seleccionar con métodos estrictos a los más capaces para comenzar un proceso de formación y habilitación.

-       Mejorar, ampliar y transparentar los concursos de oposición, abriéndolos a todo el que haya culminado satisfactoriamente el proceso de formación y habilitación.

-       Mejorar los procesos y los cursos de profesionalización continua mediante el fortalecimiento del Instituto de la Judicatura Federal.

-       Optimizar los procesos de evaluación, sin caer en la farsa de evaluar el mérito a partir de una lista de diplomas.

Ríos Figueroa señaló que el poder encargado de impartir justicia también es el que protege los derechos de las personas y da soluciones pacíficas a los conflictos; además de ser un contrapeso, fortalece la democracia. Por eso es tan importante consolidar su independencia y el profesionalismo de jueces y magistrados, porque de su actuar deriva la legitimidad y la confianza de los ciudadanos.

La tesis central de su trabajo se fija en el reforzamiento de la carrera judicial, que debe partir de una reforma desde dentro, y no de iniciativas legislativas que no se originan de un proceso de deliberación incluyente.

El panel contó con la presencia de María Amparo Casar, presidenta de MCCI, quien acentuó que el propósito del estudio, más allá de visibilizar el problema, es contribuir al debate público sobre las condiciones indispensables para fortalecer al Poder Judicial.

Destacó que Pedro Salazar Ugarte, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, ha sido el mejor aliado de las causas a favor de la democracia y del fortalecimiento del Poder Judicial.

Por su parte, Salazar Ugarte celebró que desde la sociedad civil organizada se construya un mirador para observar y dar seguimiento a los poderes del Estado. Al referirse al Poder Judicial, consideró que se trata de la válvula última de seguridad del Estado constitucional: “Los otros dos poderes de la Unión, legítima y genuinamente, son poderes de naturaleza política; con una legitimidad que proviene desde la acción política, y en un Estado democrático, desde las elecciones”.

Manifestó que se debe poner especial atención en los temas de reclutamiento, formación y adscripción de los jueces. Dio su voto de confianza al diagnóstico de Arturo Zaldívar. Añadió que la coyuntura es ideal para lograr un cambio desde abajo y desde dentro, con una autorreforma.

Lo que no se debe permitir es que se imponga una reforma desde arriba y desde fuera, que provenga del Ejecutivo, con su mayoría legislativa, sin tomar en cuenta al propio Poder Judicial.

Entre los problemas para llevar a cabo la propuesta indicó, como primera instancia, el tiempo, así como las inercias y las resistencias internas de quienes viven muy bien con el statu quo​ y se oponen a un cambio, además de las amenazas políticas que se puedan gestar desde fuera.

Durante su intervención, José Mario de la Garza, presidente del Consejo General de la Abogacía Mexicana, hizo un diagnóstico del estado en el que se encuentra el órgano judicial e identificó una serie de acciones por emprender. Identificó como el principal reto que la carrera judicial se fomente de forma integral.

“Hay un enfoque que identifica a los malos jueces y éste no ha dejado ver a quienes hacen bien su trabajo, dijo. Añadió que con un esquema de transparencia se podría evaluar, con elementos objetivos, a los buenos integrantes del Poder Judicial. Esto es importante para dar legitimidad y dejar atrás las denostaciones.

En el estudio elaborado por Ríos Figueroa, éste identificó la necesidad de elaborar un código de ética, el cual se debe relacionar con el ejercicio de la abogacía. Instó a aprovechar esta coyuntura para decirles a los abogados cuál es el comportamiento que se espera de ellos frente al Poder Judicial.

"Cuando se habla de corrupción de los jueces, hay que decirlo con muchísima claridad, también se habla de la corrupción de la abogacía; no se puede sancionar a un juez corrupto si no se sanciona a un abogado corrupto. De otro modo, la ecuación no se formula adecuadamente”, sentenció José Mario de la Garza.

Los principales opositores a una regulación adecuada de la abogacía en México son los propios integrantes del foro, que han bloqueado todas las iniciativas.

En representación del Poder Judicial Federal asistió María Amparo Hernández Chong, magistrada del décimo octavo tribunal colegiado en materia administrativa del primer circuito, quien reflexionó sobre la urgencia de trabajar y enmendar todo aquello que no se ha hecho bien. Reconoció que algunos operadores han dejado de cumplir con sus obligaciones.

Coincidió con el estudio en el sentido de que el corazón del problema es la forma en que se concibe la carrera judicial, la cual no debe ser vista sólo como un sistema para acceder a un cargo. Aseguró que las instituciones que se adaptan a sus tiempos y se replantean pueden cumplir con sus objetivos sociales.

Subrayó que con jueces competentes y confiables se puede mejorar el servicio público antes que pensar en una reforma legislativa.

“El buen juez por su casa empieza” es un trabajo que ayuda a visibilizar problemáticas, pero también es una herramienta que permite construir soluciones con el compromiso y la experiencia de los operadores.

El documento se puede descargar en https://contralacorrupcion.mx/el-buen-juez-por-su-casa-empieza/.

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado