El Estado de Derecho y la corrupción

El Estado de Derecho y la corrupción

 

El pasado 26 de febrero, en el marco de la XXXVII Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, Ángel M. Junquera, director general de la revista El Mundo del Abogado, ofreció la conferencia magistral “El Estado de Derecho y la corrupción”, en el Salón de la Academia de Ingeniería. 

 

 

El pasado 26 de febrero, en el marco de la XXXVII Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, Ángel M. Junquera, director general de la revista El Mundo del Abogado, ofreció la conferencia magistral “El Estado de Derecho y la corrupción”, en el Salón de la Academia de Ingeniería.

Ángel Junquera definió el Estado de Derecho como algo que debemos buscar todos los mexicanos, porque permite que una sociedad que vive en comunidad pueda desarrollarse libremente respetando a cada uno de sus miembros.

Durante su exposición realizó un análisis sobre cómo podríamos arribar a un Estado de Derecho. Indicó que el primer paso es satisfacer cada una de las necesidades básicas; enseguida se refirió a las oportunidades (trabajo) para alcanzar el desarrollo social. Ángel Junquera destacó la importancia de la educación, que no sólo debe ser libre, sin ataduras de ninguna índole, sino también responsable y complementaria de la enseñanza familiar.

“Platicaba con el ministro Pardo Rebolledo y le decía que no podemos hablar de impartición de justicia si no tenemos un techo digno, vestido y alimento”, afirmó. Subrayó que la sociedad es la base de un buen gobierno, ya que ésta es la que elige a sus gobernantes.

Lo primero que debe buscar el Estado de Derecho es la certeza jurídica, la cual se logra con leyes y legisladores comprometidos. Pero lo más importante es que el Poder Ejecutivo provea los medios para conseguir los objetivos anteriores y que el Poder Judicial desarrolle su labor con una evaluación tanto de sus pares como de la sociedad. “Desde hace 18 años hemos pugnado por lograr lo que se está empezando a ver en nuestro sistema de justicia penal con la entrada en vigor de los juicios orales”, declaró.

Precisó que la certeza jurídica también se da cuando los ciudadanos respetan los reglamentos y las leyes de cultura cívica, lo cual sólo se logra con educación y trabajo y con nuestra contribución al desarrollo social, buscando el bien común y el crecimiento de todos.

Próximos a los 100 años de nuestra Constitución, señaló que tenemos que rasurarla —o, como diría un buen jardinero, podarla— para dejarla simple y sencilla, en la que prevalezcan los derechos fundamentales; porque un marco legal que se vuelve casuístico no sirve para nada. Es necesario un marco jurídico cierto y claro, precisó.

Respecto de la corrupción, señaló que ésta se ha vuelto un estilo de vida, una metodología para simplificar las cosas. Y al recurrir a ella automáticamente deja de funcionar nuestro sistema mientras se fomenta la impunidad.

El director de El Mundo el Abogado presentó un análisis sobre la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública, en la cual los tres flagelos más graves de la sociedad mexicana son: inseguridad, desempleo y corrupción. En este último tema la percepción estima en primer lugar a la policía, seguida de los partidos políticos, los gobiernos estatales y municipales, y los sindicatos.

Habló de la importancia de dignificar la labor de los policías, no sólo reconociéndolos, sino también proporcionándoles mayores oportunidades y brindando estabilidad a sus familiares. Ofreció el dato de que 80 por ciento de los elementos de seguridad pública tiene una deficiente salud física.

Entre las acciones que el Ejecutivo federal pretende instrumetar para prevenir la corrupción, Ángel Junquera resaltó como el más importante el Protocolo de contacto entre particulares y funcionarios responsables de otorgar licitaciones y contratos. Para terminar su presentación destacó que la responsabilidad de vivir en un Estado de Derecho inicia con los ciudadanos, desde su comunidad. 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado