Elisur Arteaga dona su biblioteca a la Escuela Libre de Derecho

Elisur Arteaga dona su biblioteca a la Escuela Libre de Derecho

 

El pasado 8 de mayo la biblioteca Felipe Tena Ramírez de la Escuela Libre de Derecho recibió la donación de la biblioteca personal de Elisur Arteaga Nava, abogado egresado de esa institución, quien entregó, en primera instancia, nueve mil ejemplares, que incluyen un acervo de Derecho público, una colección única en Latinoamérica sobre Nicolás Maquiavelo y un apartado sobre terrorismo, guerra, violencia, guerrilla y bandolerismo.

Posteriormente hará la donación de aproximadamente tres mil libros sobre Grecia; la entrega se efectuará una vez que salga publicada su magna obra y se disipen las dudas que llegue a generar su publicación. El acervo de Grecia tal vez es el más importante de las bibliotecas particulares de México.

Elisur Arteaga Nava es uno de los más connotados constitucionalistas de nuestro país, y se ha distinguido por su generosidad, su compromiso con la superación intelectual y su labor de promoción del arte y la cultura.

La ceremonia de entrega se llevó a cabo en la biblioteca de la escuela, acto al que asistieron compañeros de su generación, profesores, decanos, abogados que fueron sus alumnos, amigos y estudiantes de la carrera de Derecho. Para amenizar el acto Arteaga Nava obsequio dos interpretaciones a cargo de la Orquesta de Cámara de la Ciudad de México.

Al rendir su emotivo mensaje el maestro advirtió que hablaría desde su corazón porque era un acto de desprendimiento en el que estaba entregando su tesoro más valioso: un patrimonio compilado durante sesenta años y que lo ha acompañado durante toda su vida.

Dijo que la donación es un acto de agradecimiento hacia su querida Escuela Libre de Derecho, institución a la que ingresó en 1956 y de la que un año después pensaba darse de baja para irse a la Facultad de Derecho de la UNAM, porque no podía pagar la colegiatura, no tenía para comprar los libros y, además, porque era difícil encontrar un trabajo que se ajustara a los horarios académicos.

La vicerrectora de entonces, doña Teodorica, atenta a la situación, le informó que una persona, que hasta el día de hoy se mantiene en el anonimato, decidió pagar su colegiatura durante toda su carrera y darle los libros para que siguiera estudiando, con la única condición de que mantuviera su promedio. Además, recibió la tarjeta de otra persona que le dio un trabajo, el cual se acopló con sus horarios escolares.

Por ese motivo, destacó que un hombre debe ser siempre agradecido; porque el único pecado o la única falta que no se debe personar es no ser agradecido. Otro aspecto que agradeció a su institución fue la oportunidad de conocer y aprender de don Manuel Herrera y Lasso. Reconoció que la cátedra de este gran constitucionalista cambió su vida, por lo que se hizo el propósito de ser constitucionalista como su mentor.

Elisur llegó a la Ciudad de México proveniente de Guerrero, la tierra de Rubén Jaramillo, personaje que conoció e influyó en su ideología. “Mis amigos decían que olía a pólvora y, efectivamente, reconozco a estas alturas de mi vida que fui de los hombres de Rubén Jaramillo”, reafirmó.

Al evocar los años de su vida y su carrera advirtió la deuda que tenía con la institución; pidió que tomarán su donación no como un favor sino como una muestra significativa de agradecimiento.

José Manuel Villalpando, secretario académico de la Escuela Libre de Derecho, aseguró que se trata de un acto entrañable e inusitado de liberalidad. Indicó que la generosidad de Elisur Arteaga vuelve a nutrir a la escuela del espíritu fundacional.

Manifestó que en los casi 40 años en los que el maestro ha impartido cátedras de Derecho constitucional, también ha compaginado su actividad con el estudio de la filosofía y la literatura; pero, en especial, destacó su afición por la música, la cual envuelve buena parte de su vida. Gracias a él se creó el danzón “La Libre de Derecho”.

Por su parte, Morelos Canseco Gómez aludió que el acto permite recordar los orígenes y el destino que se labró Elisur Arteaga, el método que ha seguido y la enseñanza que deja a lo largo de su vida académica.

Pronunció una breve reseña en la que enfatizó el paso de Elisur por la Escuela Libre de Derecho y por la Universidad Nacional Autónoma de México, donde consolidó la base académica y de investigación de la Facultad de Derecho.

Describió las etapas del constitucionalismo en el Derecho mexicano de la mano de personalidades como Emilio Rabasa, Manuel Herrera y Lasso, Felipe Tena Ramírez y Héctor Fix-Zamudio; sin embargo, hizo una mención especial a Arteaga Nava, a quien calificó como el constitucionalista de la pluralidad y el más distinguido del siglo XXI.

“Elisur regresa a la Escuela Libre de Derecho con un amplio espíritu de generosidad; su acervo desearía tenerlo cualquier institución de educación superior, no por su valor económico sino por su valor simbólico”, puntualizó al catalogarlo como un hombre de talla universal en el que su ser y su hacer corresponden a valores esenciales de las personas.

El rector de la Escuela Libre de Derecho, Luis Manuel Díaz Mirón, en nombre de toda la junta directiva y de todos los profesores, agradeció y celebró la generosidad de uno de los maestros más admirados y respetados de la escuela. Indicó que los libros del maestro Elisur permiten conocer sus aficiones, sus gustos, sus preocupaciones y sus inquietudes por el saber.

“Estamos aquí para dar testimonio de la grandeza de un hombre, sencillo y humilde, que es capaz de desprenderse de lo más querido para un intelectual, para un escritor, para un hombre de pensamiento”, aseguró.

Díaz Mirón reconoció sus aportaciones intelectuales como constitucionalista y sus habilidades en el ensayo sobre de la vida y la obra del pensamiento de Maquiavelo, porque quizás sea el más profundo conocedor y comentarista del padre de la ciencia política.

Sentenció que Arteaga Nava tienen una personalidad jurídicamente demoledora; desde muy joven participó en movimientos sociales y políticos, defendiendo sus ideas y sus convicciones. Su marca es la crítica a partir del conocimiento, la réplica desde la verdad y los juicios fundados en la sabiduría.

 

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado