Elizabeth Odio Benito, presidenta de la Corte Interamericana de Derechos Humanos 2020-2021

Elizabeth Odio Benito, presidenta de la Corte Interamericana de Derechos Humanos 2020-2021

 

En noviembre de 1969 se celebró en San José de Costa Rica la Conferencia Especializada Interamericana sobre Derechos Humanos. Allí los delegados de los Estados miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) redactaron la Convención Americana sobre Derechos Humanos que entró en vigor el 18 de julio de 1978, al haber sido depositado el undécimo instrumento de ratificación por un Estado miembro de la OEA.

A la fecha, 25 naciones americanas han ratificado o se han adherido a la Convención: Argentina, Barbados, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Dominica, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Suriname, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela. Por otro lado, Trinidad y Tobago denunció la Convención Americana sobre Derechos Humanos por comunicación dirigida al secretario general de la OEA el 26 de mayo de 1998 y Venezuela hizo lo propio el 10 de septiembre de 2012.

El tribunal se estableció y se organizó cuando entró en vigor la Convención. El 22 de mayo de 1979 los Estados parte de la Convención eligieron, durante el séptimo periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA, a los primeros jueces.

El Estatuto de la Corte Interamericana de Derechos Humanos,1 en el título I, “De la organización y del funcionamiento de la Corte”, capítulo I, “De la presidencia y de la vicepresidencia”, establece su composición, que sería de siete jueces nacionales de los Estados miembros de la OEA, elegidos a título personal entre juristas de la más alta autoridad moral y de reconocida competencia en materia de derechos humanos, que reúnan las condiciones requeridas para el ejercicio de las más elevadas funciones judiciales, conforme a la ley del Estado del cual sean nacionales o del Estado que los postule como candidatos, que durarán en su mandato seis años y que sólo pueden ser reelectos una vez.

La Corte IDH elige, entre sus miembros, a la presidencia y a la vicepresidencia, que ejercerán dos años en el cargo y podrán ser reelectas. La presidencia dirige el trabajo de la Corte, la representa, ordena el trámite de los asuntos que se sometan a la Corte y preside sus sesiones.

En esta ocasión tenemos el gusto de contar por segunda vez con una mujer, elegida durante el 132 periodo ordinario de sesiones, como su nueva presidenta: Elizabeth Odio Benito, lideresa, jueza excepcional, política y abogada costarricense. Inicialmente fue electa como jueza de la Corte IDH para el periodo de 2016 a 2021. Desde su comienzo impulsó los trabajos de la Corte bajo la premisa de que se debía pensar en la víctima como centro del quehacer de los jueces, con perspectiva de género. Afirma: “Hasta hace poco se inició una corriente que ahora se ve con claridad, de identificar en las sentencias las perspectivas de género, que no es otra cosa que un análisis que diferencia el impacto de las violaciones de derechos humanos sobre hombres y mujeres”.

¡Suscríbete a nuestro Newsletter para seguir leyendo!

El acceso a nuestros artículos es gratuito para nuestros Suscriptores del Newsletter. Regístate gratis y obtén acceso inmediato a miles de artículos de El Mundo del Abogado. Además recibe en tu correo un resumen semanal de las mejores notas del mes.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones - Edición de Abril 2020

El Mundo del Abogado

¡Edición de Abril gratis!

#QuédateEnCasa leyendo nuestra revista durante esta cuarentena. Nuestra edición de Abril está disponible gratuitamente a todos nuestros subscriptores del Newsletter.

¡Registra tu correo y recibe nuestra revista digital!

Por favor introduce un nombre válido
Por favor introduce un email válido
Por favor confirma que eres humano
Debe aceptar los términos y condiciones