Juan Velásquez: homenaje por 46 años de trayectoria

Juan Velásquez: homenaje por 46 años de trayectoria

La Barra de Profesionistas en Derecho y Peritos en Ciencias Forenses, A.C., rindió un homenaje al jurista Juan Velásquez Evers con el título “Cum laude amico veritas bona fide” (Con el más alto elogio al amigo de la verdad de buena fe), con motivo de sus 46 años de trayectoria ininterrumpida como abogado postulante en materia penal. 

La ceremonia se engalanó con la presencia de la banda de guerra de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, que ejecutó el toque militar tres de Diana en su honor. Juan Velásquez es licenciado en Derecho con los grados académicos de maestro y doctor, y tiene 46 años defendiendo en juicios penales y 44 impartiendo clases a nivel licenciatura y posgrado. Ha sido galardonado por la academia y por diversas instituciones de gobierno. El Consejo de la Judicatura Federal lo designó como integrante de la junta directiva del Instituto Federal de la Defensoría Pública y lo denominó como el arquetipo de defensor. El presídium estuvo integrado por Faustino David Aboites de la Cruz, presidente de la Barra de Profesionistas en Derecho y Peritos en Ciencias Forenses; Pedro Emiliano Hernández Gaona, catedrático de la Facultad de Derecho de la UNAM, y María de los Ángeles Rojano Zavalza, juez séptimo de lo civil del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal. Durante su mensaje, David Aboites señaló que el título que entregó la asociación fue en reconocimiento a sus aportaciones en el ámbito jurídico-académico y para  celebrar su incesante trayectoria como litigante. Dijo que su labor influirá en estudiantes, pasantes, recién titulados e incluso en los propios abogados, como un ejemplo de no involucrarse en actos de corrupción y deslealtad. Es la tercera persona que recibe está condecoración por parte de la asociación. David Aboites indicó que las cualidades del homenajeado se reflejan en una persona de gran valía, que siempre está pensando en la dignificación de la profesión. “Ojalá que esa huella enorme que dejas para todos nosotros y nuestra descendencia siga el ejemplo que tomaste de tu padre, don Víctor Velásquez. Que el día de mañana todos los abogados del país podamos repetir tus palabras sabías cuando señalaste que cualquier ciudadano tiene derecho a una defensa. Podemos decir que no sólo eres el arquetipo de defensor, sino el modelo de abogado que México necesita para un cambio de raíz verdadero”, añadió. Por su parte, Pedro Emiliano Hernández mencionó que Juan Velásquez es el mejor penalista, con una trayectoria inigualable, siempre dedicado a la defensa penal y que no ha perdido un solo caso. No obstante, subrayó que la gran pasión de Velásquez es ser militar, como su abuelo, su padre y su tío. Lo describió como un hombre excepcionalmente disciplinado, leal, de gran nacionalismo, ética jurídica y sencillez. Realizó una remembranza de los primeros encuentros que tuvo el galardonado en los juicios. Apuntó que su seudónimo —el Abogado del Diablo—, se debe a que ha defendido a personajes tan polémicos que han hecho que su figura trascienda las fronteras de nuestro país. En el marco del evento, Juan Velásquez ofreció la conferencia titulada “La profesión de un litigante”. Aseveró que, aunque no le gustan los homenajes, la presencia de los asistentes a la ceremonia en su honor tuvo un gran significado. Aunque algunos lo consideran el mejor, Juan Velásquez no se siente así. Indicó que, desafortunada o afortunadamente, no hay uno mejor. Él simple y sencillamente es un abogado más que comenzó su carrera desde su infancia de la mano de su padre en la penitenciaria de Lecumberri. Como ha señalado en sus pláticas, esas visitas marcaron su destino porque recorriendo las galeras de esa prisión pensaba en la desgracia de estar preso. Citó al novelista José Revueltas quien así resumía la tragedia de nuestra justicia penal: “En este lugar maldito donde reina la tristeza no se castiga el delito: se castiga la pobreza”. Aclaró que cuando los jóvenes se acercan solicitando un consejo, lo único que les dice es que no sean partícipes de actos de corrupción. En su discurso también expresó su consideración y respeto hacia los impartidores de justicia.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado