Quincuagésimo Noveno Congreso Anual de la Unión Internacional de Abogados

Quincuagésimo Noveno Congreso Anual de la Unión Internacional de Abogados
Más de 1,200 abogados de más de 80 países se reunieron en Valencia, España, del 28 al 31 de octubre, para celebrar la quincuagésima novena edición del Congreso Anual de la Unión Internacional de Abogados (UIA).

La UIA es la única asociación de abogados plurilingüe y multicultural de ámbito mundial y la más antigua. Agrupa a más de 2,000 miembros procedentes de unos 150 países y su congreso, que se celebra cada año en una ciudad diferente, reúne a letrados de todo el mundo. Desde hace más de 85 años esta organización ha luchado en defensa de la abogacía y de la promoción de las relaciones internacionales, la cooperación y la formación de los abogados.

En el acto de apertura estuvieron presentes dos miembros del Cuarteto del Diálogo Nacional Tunecino, que recibieron el Premio Nobel de la Paz 2015 por su contribución decisiva a la construcción de una democracia pluralista en Túnez: Mohamed Fadhel Mahfoudh, decano del Colegio Nacional de Abogados de Túnez, y Abdessattar ben Moussa, presidente de la Liga Tunecina de Derechos Humanos. Estuvieron acompañados por el ministro de Justicia, Rafael Catalá; el primer teniente alcalde de Valencia, Joan Calabuig; la consellera de Justicia de la Comunidad Valenciana, Gabriela Bravo, y el delegado del gobierno, Juan Carlos Moragues, entre otras autoridades.

El Congreso Internacional de la Unión Internacional de Abogados contó con el patrocinio institucional del Consejo General de la Abogacía Española y del Colegio de Abogados de Valencia, y participaron 350 ponentes de peso internacional, organizados en torno de 40 sesiones de trabajo de las diferentes comisiones científicas de la UIA.

Una de las conclusiones de este encuentro internacional de abogados ha sido la necesidad de reclamar que las legislaciones nacionales incluyan y amplíen los derechos recogidos en la Convención Internacional para la Protección de los Refugiados. Sobre todo, para defender a los menores no acompañados o a quienes huyen del terrorismo indiscriminado. En este sentido, se ha destacado la importancia de que los Estados regulen de manera transparente el acceso de los refugiados a los permisos de residencia temporal o permanente.

Durante la ceremonia de clausura, la consellera de Justicia de la Generalitat valenciana, Gabriela Bravo, afirmó que uno de los temas centrales del congreso fue la defensa de la defensa, “porque entre ustedes hay abogados que, en sus respectivos países de origen, se juegan la vida por serlo”. En este sentido, el congreso dio la oportunidad de escuchar los testimonios de juristas de China, Camerún, Arabia Saudí y Honduras.

Gabriela Bravo apoyó una de las principales reclamaciones de los expertos asistentes al congreso: “Comparto con ustedes su solicitud para que los Estados regulen de manera transparente el acceso de los refugiados a los permisos de residencia temporal o permanente, y que lo hagan con criterios claros y previsibles que permitan además la apelación o la revisión judicial de los procesos administrativos”.

Asimismo, señaló que la celebración de este congreso ha puesto de manifiesto que estamos ante el umbral de una nueva abogacía, consciente de los nuevos desafíos. La consellera hizo especial hincapié en el tema de la crisis humanitaria actual y afirmó que “las instituciones europeas no han sabido dar una respuesta adecuada, mientras que la abogacía española ha tenido una respuesta modélica, que ha servido para remover conciencias”.

El encuentro permitió advertir sobre un nuevo equilibrio entre las necesidades de cada país receptor de refugiados y sus obligaciones en materia humanitaria, situando los derechos humanos en el centro del debate.

Con la celebración de este congreso los organizadores han pretendido reivindicar el papel de la abogacía como una profesión social, especialmente involucrada en la defensa de los derechos humanos.

En la ceremonia de clausura los organizadores del congreso entregaron a la Comisión de Arbitraje Internacional el Premio a la Mejor Comisión de Trabajo de la UIA, atendiendo a tres criterios: el interés y la actualidad de los temas abordados en el congreso, la calidad de los ponentes y el uso de diferentes lenguas en las sesiones de trabajo.

Este premio, según explicó Laurence Kiffer, vicepresidenta de la Comisión de Arbitraje Internacional de la UIA, es el reconocimiento a un buen trabajo de formación en arbitraje internacional en Dakar este año. Ha sido posible gracias a la colaboración de la Cámara de Comercio Internacional, con una de las instituciones arbitrales más potentes del mundo y ha conllevado la formación en Dakar de un gran número de abogados africanos. “Esta acción formativa ha permitido enseñar a abogados de estos países sobre la ejecución de los laudos arbitrales en materia de litigios comerciales internacionales. Es un éxito para nuestra comisión”.

El año próximo el congreso de la UIA se realizará en Budapest, Hungría.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado