Reintegra cambia a México con la reinserción social

Reintegra cambia a México con la reinserción social

El pasado 29 de octubre la Fundación Reintegra celebró una ceremonia en la que 35 jóvenes que cometieron un delito menor concluyeron su proceso de reinserción, en el periodo de junio a octubre de 2015, y empiezan una nueva vida.

Jimena Cándano, directora general de Fundación Reintegra, declaró que uno de sus principales objetivos es que los jóvenes puedan construir un proyecto de vida. Precisó que todo victimario antes fue víctima, ya sea de la comunidad, de la familia o de la sociedad, por lo que la organización trabaja en encontrar y tratar de consolidar las metas de los adolescentes a corto, mediano y largo plazos.

Indicó que esta ceremonia sirvió para expresar a los jóvenes lo orgullosos que están de su esfuerzo y compromiso, porque todos merecemos una segunda oportunidad. La tasa de éxito desde 2005 está sostenida en 96 por ciento de personas que no vuelven a cometer un delito, lo cual demuestra que éste es un tema de voluntad.

Reintegra es una fundación que desde hace 30 años trabaja en la prevención del delito y está a favor de la justicia social y la equidad de oportunidades y derechos.

Su estructura se basa en tres programas:

- Fianzas de Libertad. En coordinación con Fundación Telmex, éstas son otorgadas a grupos de adolescentes de todo el país que han cometido delitos no graves de hasta 20,000 pesos. No incluye delitos contra la salud ni homicidios.

- Puedes Soñar: Prevención Comunitaria. Cuenta con un Centro de Prevención Comunitaria en la colonia Guerrero, que también atiende al barrio de La Lagunilla. Ahí se trabaja en escuelas y en espacios públicos, a través de talleres que generan una cultura de paz, ayudando a los jóvenes a desarrollar habilidades y capacidades para que puedan construir un proyecto de vida lejos de la violencia y el delito.

- Construyendo Proyectos de Vida: Reinserción de Adolescentes. Apoya a jóvenes de 12 a 18 años de edad que han cometido algún delito y que se encuentran en el sistema de justicia para adolescentes. A las familias y a los jóvenes se les brinda apoyo en la defensa y la asistencia jurídica desde el Ministerio Público hasta la comunidad de diagnóstico.

Jimena Cándano explicó que cuando el juez dicta una medida en libertad, en lugar de cumplirla con el gobierno del Distrito Federal los jóvenes se incorporan al programa de Reintegra, que es la única organización autorizada para dar complimiento total a la medida impuesta, reportando al juez y enviando notificaciones al gobierno. También cuenta con el reconocimiento del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos.

Se busca que desde el primer momento la familia y los jóvenes reconozcan su conducta y cuáles son los riesgos si siguen en el camino de la delincuencia. Se realiza un diagnóstico en conjunto para detectar y atender las necesidades, y no sólo se cumple con lo que ordena el juez, sino que también se atiende la capacitación laboral y académica. Asimismo se ofrece terapia individual, grupal y familiar, y se dan pláticas sobre adicciones, embarazo, prevención de conductas de riesgo, entre otras actividades que coadyuvan a la superación de los adolescentes.

Reintegra busca tener una bolsa de trabajo, pero también está intentado volver productivos los talleres de serigrafía y gastronomía. La directora de la fundación hizo una invitación a todos los interesados para que conozcan a los jóvenes y la labor de la fundación, la cual trabaja para evitar que los niños escalen en el ciclo de violencia de una forma exponencial.

 

 

 

 

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado