Relevo en la presidencia del Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción

Relevo en la presidencia del Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción

 

El pasado 8 de febrero, José Octavio López Presa asumió la presidencia del Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) y del Comité de Participación Ciudadana. Al acto asistieron representantes de organizaciones especializadas en temas de transparencia y combate a la corrupción, así como autoridades en la materia.

 

José Octavio López asumió con plena convicción y compromiso la titularidad del SNA. Reconoció la labor de Jacqueline Peschard y Mariclaire Acosta, a quienes agradeció sus aportaciones en la construcción del sistema. Entre las tareas que aún están pendientes destacó los formatos de declaraciones patrimoniales y de intereses, así como la política nacional anticorrupción. Puso énfasis en la urgencia de que el sistema comience a dar resultados, ya que todos los días se viola el Estado de Derecho y se cometen actos de corrupción que en su mayoría quedan impunes.

“México no avanzará en el combate a la corrupción si las instituciones responsables están capturadas y actúan por consigna, privilegiando intereses políticos, partidistas o de grupos de poder públicos o privados”, declaró.

No obstante, manifestó el aliciente que genera que el presidente de la República esté comprometido con la lucha contra la corrupción. Indicó que la tarea no será fácil, ni breve, por lo que se requiere la participación de los mexicanos, sobre todo de quienes ocupan posiciones de dirección en el gobierno y en el sector privado.

El nuevo presidente del SNA hizo una remembranza de los países que lograron combatir la corrupción con efectividad. Aseveró que los casos de éxito contaron con profesionalización, meritocracia e independencia de sus órganos de administración, procuración e impartición de justicia.

Destacó que las instituciones que integran el SNA a nivel nacional y estatal deben ser conducidas por individuos de probada honorabilidad, comprometidos públicamente con una conducta ética; asimismo, resaltó la necesidad de mejorar los procedimientos internos para dar una atención más justa y ágil.

José Octavio López hizo un llamado para culminar con la conformación del SNA, pues 10 estados todavía no integran sus sistemas estatales, además de que las reformas en materia penal a nivel federal que consignan los delitos de corrupción aún no entran en vigor.

Subrayó la importancia de la inclusión, del efectivo cumplimiento de la ley y de la salvaguarda de los derechos de los mexicanos. Explicó que durante su gestión se trabajará en cuatro ejes: instituciones, individuos, información e índices.

Hizo un llamado para consolidar las instituciones a través de hechos concretos. Consideró que son tres los factores que definen el grado de independencia de una institución: 1) los perfiles y las formas de nombrar y remover a sus cuerpos directivos, 2) la existencia y la calidad del servicio profesional de carrera y 3) su gestión y sus resultados.

“Existe mayor independencia si la institución cuenta con un servicio profesional de carrera donde los puestos se concursan a través de evaluaciones meritocráticas, imparciales y transparentes. Mayor es la independencia cuando se garantiza protección a los servidores públicos para que puedan realizar actos de autoridad o denunciar hechos de corrupción sin temor a remociones arbitrarias y/o represalias contra ellos, sus familias y su patrimonio”, puntualizó.

Reafirmó la necesidad de medir el grado de independencia de las secretarías de contraloría, las fiscalías anticorrupción, los órganos garantes de transparencia, los tribunales administrativos, los poderes judiciales y las auditorías superiores, a nivel federal y estatal.

Además, habló sobre el impulso a la integridad de profesionistas y servidores públicos. Afirmó que a México aún le falta adoptar mejores prácticas internacionales en esta materia.

Puso como ejemplo la forma como se organiza la abogacía del Reino Unido, que cuenta con colegiación obligatoria y asigna suma importancia a la ética de los profesionistas.

Señaló que hace dos años los tres colegios nacionales de abogados más importantes de México —ANADE, BMA e INCAM— suscribieron, con Jacqueline Peschard, un convenio para promover la ética y, con lineamientos comunes que tienen como objetivo la creación del Consejo General de la Abogacía, se decidió integrar de un Código de Conducta Único para que sea suscrito por todos los abogados del país.

Con esta medida se pretende que la sociedad, mediante un registro en internet, consulte qué abogados están comprometidos con la ética. “La iniciativa del Consejo General de la Abogacía marcará un hito a favor del combate a la corrupción y la impunidad y será ejemplo a nivel nacional”, reafirmó.

Finalmente, José Octavio López se refirió a la coordinación interinstitucional, el uso de tecnologías de la información y la disminución de la corrupción a través del diseño de políticas que establezcan prioridades claras y concretas para contener y disminuir de manera significativa la corrupción que más afecta a las personas y a las empresas.

Propuso establecer una coordinación más estrecha con las instancias responsables de la mejora regulatoria en los tres órdenes de gobierno para llevar a cabo una revisión exhaustiva de trámites y requisitos, además de elaborar una propuesta de Ley General de Contrataciones, Adquisiciones y Obras Públicas con el acompañamiento de las cámaras empresariales, los centros educativos y académicos, las organizaciones de la sociedad civil y especialistas en el tema.

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado