Cómo se asignaron las diputaciones en el Distrito Federal

Cómo se asignaron las diputaciones en el Distrito Federal

 

La autora, consejera del Instituto Electoral del Distrito Federal, explica los criterios que siguió este organismo para determinar la asignación de diputaciones por el principio de representación proporcional en el proceso electoral del 7 de junio de 2015, y señala la necesidad de que se reforme el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Distrito Federal para que se establezcan reglas para aplicar el principio de proporcionalidad.

Con la reforma constitucional en materia político-electoral de 2014 por primera vez los partidos políticos estuvieron obligados a garantizar la paridad entre los géneros en sus candidaturas federales y locales.

Como consecuencia de lo anterior se reformó el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Distrito Federal (CIPEDF) para establecer que, del total de las fórmulas de candidaturas a diputaciones por el principio de mayoría relativa y de candidaturas a jefaturas delegacionales que postulen los partidos políticos ante el IEDF, en ningún caso se pudiera registrar a más de 50 por ciento de un mismo género y para señalar que la conformación de las listas de representación proporcional que presenten los partidos políticos se integrarán por fórmulas que se alternaran de acuerdo con el género.

Lo anterior originó que los partidos políticos del Trabajo y Verde Ecologista de México promovieran una acción de inconstitucionalidad respecto de los artículos 292, fracciones I y II, y 293, fracción VI, numeral 1, del CIPEDF. Los principales argumentos consistieron en que, en la conformación de la Lista B, se le daba un mayor peso al género que a la votación mayoritaria y, en consecuencia, se ejercía una discriminación positiva, generando una mayor desigualdad de la que pretendía eliminarse, puesto que al no modificar la forma de integración de la lista definitiva no se garantizaba la paridad.

Al respecto, el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), al resolver la acción de inconstitucionalidad 45/2014, determinó hacer una interpretación conforme para especificar que, para la integración de la Lista B, el primer lugar debe corresponder a la fórmula de género distinto al que encabece la Lista A y que haya obtenido el mayor porcentaje de votación efectiva, mientras que el segundo lugar deberá ser ocupado por la fórmula del otro género con mayor porcentaje de la votación efectiva, y sucesivamente se irían intercalando hasta concluir la integración de la lista definitiva.

De esta forma se garantizaría la paridad de género en la asignación de escaños de representación proporcional en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), respetando también el modelo de listas producto del ejercicio de las atribuciones del legislador local.

Por esta razón, el Consejo General del IEDF aprobó el acuerdo ACU-69/2015, por medio del cual determinó el criterio para la conformación de la lista definitiva de cada partido político en el Distrito Federal de las fórmulas de las candidaturas a diputaciones de representación proporcional para el proceso electoral ordinario 2014-2015 (PEO 2014-2015). Es importante resaltar que este acuerdo se aprobó el 9 de abril de 2015 y no fue impugnado, por lo que adquirió la naturaleza de una determinación firme.

En dicho acuerdo se estableció que la asignación de diputaciones por el principio de representación proporcional se realizaría atendiendo a la interpretación conforme establecida por la SCJN, al principio de la paridad de género e intercalando las candidaturas de las listas A y B, quedando de la siguiente manera, dependiendo del género con el que inicie cada una de las listas.

Lista “definitiva” con Lista A encabezada por hombres y Lista B encabezada por mujeres

Lista “A”   Lista “B”   Lista “Definitiva”
1 H (P, S)   1 M (P, S)   1 1A H (P, S)   14 7B M (P, S)
2 M (P, S)   2 H (P, S)   2 1B M (P, S)   15 8A M (P, S)
3 H (P, S)   3 M (P, S)   3 2A M (P, S)   16 8B H (P, S)
4 M (P, S)   4 H (P, S)   4 2B H (P, S)   17 9A H (P, S)
5 H (P, S)   5 M (P, S)   5 3A H (P, S)   18 9B M (P, S)
6 M (P, S)   6 H (P, S)   6 3B M (P, S)   19 10A M (P, S)
7 H (P, S)   7 M (P, S)   7 4A M (P, S)   20 10B H (P, S)
8 M (P, S)   8 H (P, S)   8 4B H (P, S)   21 11A H (P, S)
9 H (P, S)   9 M (P, S)   9 5A H (P, S)   22 11B M (P, S)
10 M (P, S)   10 H (P, S)   10 5B M (P, S)   23 12A M (P, S)
11 H (P, S)   11 M (P, S)   11 6A M (P, S)   24 12B H (P, S)
12 M (P, S)   12 H (P, S)   12 6B H (P, S)   25 13A H (P, S)
13 H (P, S)   13 M (P, S)   13 7A H (P, S)   26 13B M (P, S)

Lista “definitiva” con Lista A encabezada por mujeres y Lista B encabezada por hombres

Lista “A”   Lista “B”   Lista “Definitiva”
1 M (P, S)   1 H (P, S)   1 1A M (P, S)   14 7B H(P, S)
2 H (P, S)   2 M (P, S)   2 1B H (P, S)   15 8A H (P, S)
3 M (P, S)   3 H (P, S)   3 2A H (P, S)   16 8B M (P, S)
4 H (P, S)   4 M (P, S)   4 2B M (P, S)   17 9A M (P, S)
5 M (P, S)   5 H (P, S)   5 3A M (P, S)   18 9B H(P, S)
6 H (P, S)   6 M (P, S)   6 3B H (P, S)   19 10A H (P, S)
7 M (P, S)   7 H (P, S)   7 4A H (P, S)   20 10B M (P, S)
8 H (P, S)   8 M (P, S)   8 4B M (P, S)   21 11A M (P, S)
9 M (P, S)   9 H (P, S)   9 5A M (P, S)   22 11B H(P, S)
10 H (P, S)   10 M (P, S)   10 5B H(P, S)   23 12A H (P, S)
11 M (P, S)   11 H (P, S)   11 6A H (P, S)   24 12B M (P, S)
12 H (P, S)   12 M (P, S)   12 6B M (P, S)   25 13A M (P, S)
13 M (P, S)   13 H (P, S)   13 7A M (P, S)   26 13B H (P, S)

Si bien es cierto que con esta forma de integrar las listas definitivas se generó que a partir del tercer lugar se establecieran bloques de dos lugares con personas del mismo género, lo cierto es que, considerando el número impar de estas listas, no se afectaba el principio de paridad, sino todo lo contrario: se garantizaba, con reglas previas que generaban certidumbre. En caso contrario, de haberse aplicado de manera literal la interpretación conforme de la SCJN, al momento de integrar la lista definitiva se hubiese tenido como consecuencia la exclusión de un género en la Lista A y del género contrario en la Lista B.

Ámbito administrativo de asignación de diputaciones por representación proporcional

El pasado 13 de junio se aprobó el acuerdo del Consejo General del IEDF ACU-592/2015, por el que se realizó la asignación de Diputaciones por el principio de representación proporcional y se declaró la validez de esa elección en el PEO 2014-2015, quedando de la siguiente manera.

Partido político Diputaciones representación proporcional - Hombres Diputaciones representación proporcional - Mujeres Total
PAN 3 2 5
PRI 2 2 4
PRD 3 4 7
PVEM 1 1 2
MC 1 0 1
Morena 2 2 4
Partido Humanista 1 0 1
PES 1 1 2
Total 14 12 26

Respecto de este acuerdo del Consejo General, emití un voto particular1 porque consideré que la aplicación de la fórmula de asignación, prevista en el artículo 293 del CIPEDF, presentaba una distorsión en el cociente de distribución que conllevaba una alteración en el resultado final.

La mayor motivación del voto particular que emití fue evitar establecer valores diferenciados a las curules, en términos de votos, para los partidos políticos, y, adicionalmente, evitar otorgar más curules que las que podrían haber obtenido con la votación válida emitida que obtuvo cada partido político, logrando además respetar el principio de paridad de género y el principio de proporcionalidad, sin dejar de observar las reglas expresamente establecidas en el CIPEDF.

Ámbito jurisdiccional de la asignación por representación proporcional

Derivado de las impugnaciones presentadas por diversos partidos políticos y candidatos en contra del acuerdo del Consejo General del IEDF, por el que se realizó la asignación de diputados electos por el principio de representación proporcional y se declaró la validez de esa elección en el PEO 2014-2015, el Tribunal Electoral del Distrito Federal (TEDF) determinó en dos sentencias modificar el acuerdo aprobado por el Consejo General del IEDF en los siguientes términos.

En la sentencia identificada con la clave TEDF-JLDC-187/2015 determinó revocar las constancias de asignación otorgadas a cinco fórmulas de diputaciones de representación proporcional, pues consideró que el IEDF no atendió el principio de proporcionalidad establecido en el artículo 292, fracción III, del CIPEDF.

Si bien el TEDF reconoció que no existen reglas para la aplicación del principio de proporcionalidad, sostuvo que es responsabilidad de los operadores de la norma garantizarlo, por lo que le restó dos diputaciones a cada uno de los dos partidos con mayor representación y los asignó entre los cuatro partidos políticos con menor representación.

En relación con la sentencia identificada con la clave TEDF-JLDC-192/2015, el TEDF determinó modificar el acuerdo aprobado por el Consejo General únicamente en la integración de la Lista B del Partido Revolucionario Institucional (PRI), debido a que se consideró que el IEDF debió integrar dicha Lista B calculando el mayor porcentaje no en relación con el porcentaje de la votación emitida en el distrito electoral uninominal sino en relación con la votación obtenida por el PRI en la circunscripción plurinominal, por lo que se sustituyó la cuarta fórmula de la lista definitiva por la fórmula que ocupa el octavo lugar de esta lista, ambos del género masculino.

Con motivo de las impugnaciones que se presentaron ante la Sala Regional del Distrito Federal del Poder Judicial de la Federación (SRDF), mediante la sentencia identificada con la clave SDF-JRC-260/2015 y acumulados, se determinó lo siguiente: que la autoridad electoral debe garantizar un equilibrio entre la mayor y la menor representación, es decir, se concluyó que tanto la autoridad administrativa como jurisdiccional local deben aplicar el principio de proporcionalidad con el fin de alcanzar, en la medida de lo posible, este equilibrio.

Por lo tanto, modificó el acuerdo plenario 4/2015 y la sentencia dictada en el expediente TEDF-JLDC-187/2015, en cuanto al número de curules asignadas a cada partido político, pues advirtió que el TEDF había emitido resoluciones contradictorias, puesto que, por un lado, determinó confirmar la integración de la ALDF, en términos similares a los del ACU-592-15, y por otro lado, modificó su integración atendiendo a otros factores y elementos en la fórmula de asignación (principio de proporcionalidad).

La SRDF determinó que el TEDF propició el equilibrio entre los partidos políticos con motivo de la mayor y la menor representación, pero que a pesar de esto no fue exhaustivo en ese ejercicio, ya que detuvo su criterio de asignación reduciendo sólo algunas diputaciones a los partidos políticos más representados, siendo que aún era posible propiciar un mayor equilibrio entre los partidos políticos que tendrán representación en la ALDF.

Por tanto, la SRDF modificó la integración de la ALDF, que quedó en los siguientes términos.

Partido político Diputaciones representación proporcional - Hombres Diputaciones representación proporcional - Mujeres Total
PAN 3 2 5
PRI 2 3 5
PRD 2 2 4
PVEM 1 2 3
MC 1 2 3
Morena 0 1 1
Partido Humanista 1 0 1
PES 1 3 4
Total 11 15 26

Por último, la SRDF modificó las sentencias dictadas en los expedientes TEDF-JLDC-175/2015 y TEDF-JLDC-192/2015, para el efecto de modificar la Lista B y, en consecuencia, la lista definitiva del PRI, debido a que se consideró que no se debió poner en el lugar dos de la Lista B del PRI una fórmula integrada por hombres con un porcentaje de votación inferior a la fórmula integrada por mujeres que ocupaban el lugar tres de esta lista.

Cuando la Sala Superior del Poder Judicial de la Federación resolvió los medios de impugnación que se originaron por consecuencia de la sentencia emitida por la SRDF, determinó lo siguiente:

SUP-REC-666/2015. Se declaró la constitucionalidad del artículo 293 del CIPEDF, respecto de la fórmula de proporcionalidad pura; se confirmó la constitucionalidad del artículo 292, fracción V, del CIPEDF en el que se establece la definición legal de votación valida emitida, y se confirmó la aplicación de la fórmula de proporcionalidad pura llevada a cabo por la SRDF, para el efecto de ordenar la correspondiente asignación legal de diputados y diputadas locales por el principio de representación proporcional.

SUP-REC-675/2015. La Sala Superior determinó que el tercer lugar de la lista denifiva correspondía al tercer lugar de la Lista A, y el cuarto lugar correspondía a la mujer ubicada en el tecer lugar de la Lista B debido a que era la segunda mujer mejor votada. Por último, se colocó en el quinto lugar de la lista definitiva a la mujer ubicada en segundo lugar de la Lista A, con la finalidad de implementar una acción afirmativa por cuestiones de género respecto del principio de alternancia. Lo anterior, debido a que en la integración de la lista definitiva del PRI que hizo la SRDF no se respetó el principio de alternancia de género, ya que en tres lugares consecutivos se encontraban fórmulas integradas por mujeres.

SUP-REC-679/2015. Se determinó revocar las sentencias identificadas con las claves SDF-JDC-645/2015 y SDF-JLDC-194/2015, emitidas por la SRDF, por lo que se modificó la asignación de diputados y diputadas por el principio de representación proporcional, correspondiente al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y, en consecuencia, se revocó la constancia de mayoría expedida a favor de una fórmula encabezada por una mujer y se le otorgó a una fórmula encabezada por un hombre. Esto, debido a que la Sala Superior consideró que la asignación originalmente realizada no atiende a los principios democráticos de alternancia y de paridad de género en la coformación de la lista definitiva correspondiente al PVEM. Lo anterior, con el argumento de que en la conformación de la lista definitiva, la Sala Superior determinó que el tercer y último lugares debían ser para la candidatura que obtuvo un mayor porcentaje de votación y que fuera del género distinto al segundo lugar, con el fin de cumplir con los principios antes mencionados.

SUP-REC-696/2015. La Sala Superior determinó confirmar la sentencia de la SRDF, identificada con la clave SDF-JRC-260/2015 y acumulados, por medio de la cual confirmó la asignación de diputaciones por el principio de representación proporcional del partido Encuentro Social, y además determinó que a éste se le debía asignar una diputación más, misma que fue otorgada a una fórmula integrada por mujeres. Lo anterior, bajo la consideración de que se debía garantizar el acceso efectivo de las mujeres a los cargos de representación popular y privilegiar aquellas fórmulas que hubiesen obtenido una mejor votación, debido a que la fórmula encabezada por una mujer tuvo una mejor votación que la fórmula encabezada por un hombre.

Derivado de todo o anterior, la asignación definitiva de diputaciones por el principio de representación proporcional en la ALDF quedó de la siguiente manera.

Partido político Diputaciones representación proporcional - Hombres Diputaciones representación proporcional - Mujeres Total
PAN 3 2 5
PRI 2 3 5
PRD 2 4 6
PVEM 2 1 3
MC 1 2 3
Morena - 1 1
Partido Humanista 1 - 1
PES 1 1 2
Total 12 14 26

Conclusiones

El IEDF, en el ámbito de sus atribuciones, determinó la asignación de diputaciones por el principio de representación proporcional privilegiando el principio de legalidad, es decir, que ninguna consejera o consejero electoral cuestionó la integración de las listas definitivas de los partidos políticos ni la no aplicación directa del principio de proporcionalidad. Lo que estuvo en discusión por parte de consejeras y consejeros electorales fue la manera de aplicar la fórmula de asignación por el principio de representación proporcional.

Lo anterior, en el entendido de que para el tema de la conformación de las listas B de los partidos políticos, y ante una posible antinomia entre lo señalado por el Estatuto de Gobierno que indica que se toman como referencia los más altos porcentajes de “votación distrital” y el CIPEDF, que señala como referencia los mayores porcentajes de la “votación efectiva”, el IEDF determinó emplear este último término atendiendo a los precedentes jurisdiccionales establecidos en las sentencias SDF-JDC-291/2009 y sus acumulados, y SDF-JDC-5521/2012 y sus acumulados de la SRDF, en las que se había determinado que, para la integración de la Lista B, el término que se debía emplear era el de “votación efectiva”. No obstante lo anterior, el TEDF determinó que dichos precedentes no eran aplicables en atención a la reforma electoral de 2014, por lo que se debía considerar la “votación válida emitida” con el fin de descontar los votos para las candidaturas independientes, entre otros; interpretación que confirmó la SRDF, lo cual dio origen a la modificación en la lista definitiva del PRI.

En lo que respecta a la aplicación por parte de la autoridad administrativa electoral del principio de proporcionalidad, el IEDF determinó que llevar a cabo cualquier actuación fuera de lo señalado por la fórmula de asignación excedía las atribuciones legales conferidas, porque si bien este principio se encuentra establecido en el CIPEDF, lo cierto es que no contábamos con reglas para su aplicación, lo que hubiese generado incertidumbre entre los partidos políticos y sus candidatas y candidatos. Sin embargo, lo que se observó fue que el TEDF, en atención a dicho principio, quitó lugares a los partidos políticos con mayor representados para asignarlos a los partidos con menor representación, determinación que, aunque fue confirmada por la SRDF, la consideró insuficiente por lo que quitó aún más lugares a los partidos políticos más representados y los reasignó a los partidos políticos menos representados, con el objeto de alcanzar, en la medida de lo posible, la menor brecha entre los partidos políticos más representados y los menos. Sobre este aspecto, considero que el Consejo General del que formo parte no pudo haber hecho algo distinto a lo que determinó, porque las reglas para aplicar este principio podrían deducirse en lo establecido con posterioridad por parte de la autoridad jurisdiccional. En este sentido, con el fin de generar la mayor certidumbre tanto para la autoridad electoral como para los partidos políticos y sus candidaturas, se deberá reformar el CIPEDF para establecer reglas para la aplicación del principio de proporcionalidad.

Finalmente, en relación con el tema de la aplicación del principio de paridad de género, el IEDF realizó actos previos para garantizar dicho principio y generar certidumbre respecto de la integración de las listas definitivas. En este sentido, se emitió un acuerdo del Consejo General con la finalidad de generar certeza respecto de la manera en que se aplicaría la interpretación conforme de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación, establecida en la acción de inconstitucionalidad 45/2014, acuerdo que no fue impugnado y por lo tanto quedó firme adquiriendo obligatoriedad su cumplimiento.

Es importante resaltar que, como lo evidencían las sentencias de la Sala Superior referidas, en el ámbito jurisdiccional hubo inconsistencias entre privilegiar el principio democrático sobre el de paridad, o viceversa. Desde mi punto de vista, de haberse atendido lo establecido en el acuerdo del Consejo General, para la aplicación del principio de paridad, así como la aplicación de la fórmula de asignación del principio de representación proporcional que indiqué en mi voto particular, se hubiese privilegiado el principio de legalidad, y se hubiese generado un equilibrio entre los principios de paridad de género y democrático.

Nota

1 Para mayor referencia, consultar voto particular que emite la consejera electoral Dania Paola Ravel Cuevas, en relación con el acuerdo del Consejo General del IEDF por el que se realiza la asignación de diputados electos por el principio de representación proporcional y se declara la validez de esa elección en el PEO 2014-2015, en http://www.iedf.org.mx/taip/cg/acu/2015/ACU-592-15.pdf.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado