Cuando la modernidad se contrapone a la impartición de justicia

Cuando la modernidad se contrapone a la impartición de justicia

 

La actual contingencia sanitaria y las necesidades de protección y acceso a la justicia ponen de manifiesto la urgencia de corregir, unificar y ampliar los mecanismos institucionales y jurisdiccionales para que las personas no se vean limitadas en su actuación o en su solicitud de justicia.

  

Cuando se implementó el sistema de juicio en línea para llevar un expediente electrónico de las actuaciones, tanto en materia de amparo como de juicios administrativos, y ahora también civiles y mercantiles, se pensó como un medio alterno para hacer más eficaz y expedita la impartición de justicia, cumpliendo y garantizando con ello el principio previsto en el artículo 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Así, la Ley de Amparo, en su artículo 3, prevé que el juicio de amparo deberá interponerse por escrito, pero optativamente su presentación podrá ser por medio electrónico. Cumpliendo desde luego con dos requisitos esenciales: contar con la Firma Electrónica Certificada del Poder Judicial de la Federación (FIREL) así como la con Firma Electrónica Avanzada tramitada en los términos del Código Fiscal de la Federación (CFF).

Para la obtención de la FIREL es necesario que la persona que pretende obtenerla ingrese a la página de servicios en línea del Poder Judicial de la Federación,1 descargue un programa, se llenen datos y se le asigna una clave, con la cual se obtiene la FIREL con dos archivos (.req y .key). Con estos archivos se vuelve a ingresar a la página, se adjunta el archivo .req y se llena un formulario de solicitud anexando los documentos digitalizados. Posteriormente, se agenda una cita en un módulo (Suprema Corte de Justicia de la Nación, Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y Consejo de la Judicatura Federal), se acude con la documentación digitalizada, el personal coteja y digitaliza la firma autógrafa y las huellas digitales y se solicita la firma por acuse electrónico. Por último, el sistema autorizará la emisión del certificado digital y se enviará por correo electrónico. Finalmente el usuario ingresa al sistema y solicita la creación de un archivo PFX adjuntando los dos primeros archivos (.req y .key) y la clave generada.

Algo similar ocurre con el juicio en línea ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA),2 donde el futuro usuario (actores y abogados) como persona física debe obtener una clave de acceso y una contraseña, para lo cual debe acudir a los módulos de registro ubicados en cualquier sede del tribunal cumplir con los siguientes requisitos: llenar una solicitud con nombre, domicilio, correo electrónico, CURP e identificación oficial y proporcionar un documento que acredite la personalidad cuando se trate de persona moral. No existe una “firma electrónica” extra, sino que los documentos se validan con la Firma Avanzada del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

¡Suscríbete a nuestro Newsletter para seguir leyendo!

El acceso a nuestros artículos es gratuito para nuestros Suscriptores del Newsletter. Regístate gratis y obtén acceso inmediato a miles de artículos de El Mundo del Abogado. Además recibe en tu correo un resumen semanal de las mejores notas del mes.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones - Edición del mes

El Mundo del Abogado

¡Edición de Agosto gratis!

Debido a las restricciones de distribución de la revista impresa con motivo de la pandemia de Covid-19, puedes descargar nuestra edición actual de forma gratuita.

¡Sólo registra tu correo y recibe la revista digital!

Por favor introduce un nombre válido
Por favor introduce un email válido
Por favor confirma que eres humano
Debe aceptar los términos y condiciones