El nuevo Derecho de familia en México

El nuevo Derecho de familia en México

 

El Derecho de familia ha sufrido profundas transformaciones en los últimos años, tanto por los avances en el campo de la medicina como por el creciente reconocimiento y protección que se ha dado a los derechos fundamentales. En este escenario, el autor presenta 10 sentencias de la Suprema Corte en las que se abordan aspectos como el ejercicio de la sexualidad, el matrimonio entre personas del mismo sexo, la disolución del vínculo conyugal, el concepto de filiación, el derecho de alimentos, el derecho de una persona a conocer su origen biológico y la sustracción internacional de menores, entre otros temas de indiscutible actualidad.

 

La constitucionalización del Derecho de familia

El tema del Derecho de familia tradicionalmente ha sido estudiado por los especialistas en Derecho civil, los cuales —como es comprensible— han aplicado en su análisis las categorías propias del Derecho privado. Sin embargo, al haberse producido en los años recientes un intenso proceso de constitucionalización,1 el enfoque cambia radicalmente y requiere una mirada desde los derechos fundamentales;2 esto supone que algunos conceptos con los que tradicionalmente se ha estudiado a la familia en el Derecho civil se deban adaptar o de plano no sean aplicables en este nuevo contexto.

En la actualidad, tanto en la política como en la academia y en la vida diaria, es muy difícil saber quién es parte de una familia o, incluso, qué es una familia, sobre todo para el efecto de determinar qué realidad debe ser tutelada por el Derecho. Las fronteras del núcleo familiar parecen estarse difuminando y las definiciones devienen inciertas. A ello ha contribuido, incluso, el avance médico, que hoy permite nuevas formas de reproducción que modifican nuestro tradicional concepto de parentesco; por un lado, las pruebas genéticas nos permiten contradecir la máxima que decía que pater semper incertus, pero por otra parte se pueden dar casos en que lo que no se puede definir con certeza es el concepto de madre, como ha ocurrido en algunos supuestos en los que se ha concebido a través de técnicas de maternidad subrogada que han dado lugar a interesantes debates jurídicos, entre otros asuntos.

Lo que sucede, entonces, es que los conceptos de parentesco social y de parentesco biológico se han separado, ya que no se autoimplican necesariamente.3 Se habla incluso de una “comaternidad” (lo cual ha sido reconocido por la Suprema Corte, como lo podrá ver el lector más adelante) que no deriva necesariamente de vínculos biológicos sino de una voluntad procreacional que ha sido reconocida como elemento decisivo para establecer un vínculo de filiación (véase la sentencia del amparo directo en revisión 852/2017).

¡Suscríbete a nuestro Newsletter para seguir leyendo!

El acceso a nuestros artículos es gratuito para nuestros Suscriptores del Newsletter. Regístate gratis y obtén acceso inmediato a miles de artículos de El Mundo del Abogado. Además recibe en tu correo un resumen semanal de las mejores notas del mes.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones - Edición de Julio 2020

El Mundo del Abogado

¡Edición de Julio gratis!

Debido a las restricciones de distribución de la revista impresa con motivo de la pandemia de Covid-19, puedes descargar nuestra edición actual de forma gratuita.

¡Sólo registra tu correo y recibe la revista digital!

Por favor introduce un nombre válido
Por favor introduce un email válido
Por favor confirma que eres humano
Debe aceptar los términos y condiciones