El sobreseimiento en materia disciplinaria

El sobreseimiento en materia disciplinaria

 

Con un enfoque eminentemente pedagógico, el autor desmenuza en este artículo las causas de improcedencia del procedimiento de responsabilidad administrativa de los servidores públicos, tomando como referencia la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

 

 

Función administrativa

Formalmente la función administrativa, a diferencia de la función judicial, es una actividad que se realiza en ejecución inmediata de la ley y mediata de la Constitución, y ambas funciones comparten la actividad jurisdiccional de índole material.

Dentro de un procedimiento administrativo la administración pública incoa, sustancia y resuelve en un caso concreto la aplicación del Derecho.

Generalmente, en un procedimiento administrativo se emite una resolución definitiva donde se aplica la ley al caso concreto.

De manera excepcional, un procedimiento puede terminar antes de la resolución de fondo o después de emitida ésta a través del sobreseimiento.

 

Concepto

La palabra sobreseer es de origen español, aunque está compuesta de raíces latinas. Dicho término proviene del verbo “sobreseer”, que etimológicamente deriva de la locución formada por la preposición latina “super”, que significa “sobre”, y del infinitivo “sedere”, que quiere decir “sentarse”, “detenerse”, “desistir” o “cesar”.

Por lo tanto, en el ámbito forense sobreseer es lo mismo que sentarse sobre, y sobreseimiento es la acción y el efecto de sobreseer, es decir, cesar una actuación dentro de un procedimiento.

Gómez de la Serna y Montealbán define al sobreseimiento como la cesación definitiva o temporal de las actuaciones judiciales que se siguen por la perpetración de un delito.

Fenech, por su parte, considera el sobreseimiento como el acto procesal consistente en la declaración de voluntad del titular del órgano jurisdiccional, en virtud de la cual se da por terminado el proceso sin pasar de la etapa sumarial.

Oderigo señala que el sobreseimiento es la resolución judicial por la cual se interrumpe, libre y definitivamente, o en forma condicional, el normal desarrollo del proceso penal, en su marcha hacia la sentencia definitiva.

 

Antecedentes

El origen remoto del sobreseimiento lo encontramos en el Derecho español, con el Reglamento Provisional para la Administración de Justicia en lo respectivo a la Real Jurisdicción Ordinaria de 1835, en cuyo artículo 51, inciso 4a, se establece lo siguiente:

“En las causas criminales observarán muy cuidadosamente, además de lo que respecto a ellas ordenan las leyes y el capítulo 1º da este reglamento, las disposiciones que siguen:

[…] En cualquier estado en que aparezca inocente el procesado se ejecutará lo prescrito en el artículo 11 […] También se sobreseerá desde luego respecto a él, declarando que el procedimiento no le pare ningún perjuicio en su reputación. Sobreseerá asimismo el juez si terminado el sumario, viere que no hay mérito para pasar más adelante, o que el procesado no resulta acreedor sino a alguna pena leve que no pase de reprensión, arresto o multa, en cuyo caso le aplicará la de proveer el sobreseimiento”.

El origen mediato del sobreseimiento tuvo lugar en la Ley de Amparo del 14 de diciembre de 1882, en cuyo artículo 35 se estableció lo siguiente:

“No se pronunciará sentencia definitiva por el juez, sino que se sobreseerá en cualquier estado del juicio, en los siguientes casos…”

Los supuestos de sobreseimiento para esta ley eran: desistimiento del actor, muerte del mismo, revocación del acto reclamado, cesación de efectos del acto reclamado, consumación irreparable del acto reclamado y consentimiento del acto reclamado.

Como puede apreciarse, el sobreseimiento tuvo su origen en el Derecho procesal penal, luego pasó al juicio de amparo y se logró colocar en el nuevo Derecho disciplinario a través de la Ley General de Responsabilidades Administrativas (LGRA).

Hasta aquí podemos señalar que el sobreseimiento tiene aplicación en todas las ramas procesales en el orden jurídico mexicano.

 

Naturaleza jurídica del sobreseimiento

Es una institución jurídica de carácter procesal o adjetivo.

 

Ubicación del sobreseimiento disciplinario

En cuanto al procedimiento disciplinario, existen dos formas de terminarlo:

1. Resolución definitiva o de fondo que puede ser de responsabilidad o no responsabilidad al servidor público o particular.

2. Auto o resolución de sobreseimiento, que puede acontecer dentro del juicio o con posterioridad a él.

El sobreseimiento se ubica en las resoluciones que no son de fondo o no resuelven controversia alguna.

 

Procedencia del sobreseimiento disciplinario

En el artículo 197 de la LGRA se establece que procederá el sobreseimiento en los casos siguientes:

I. Cuando se actualice o sobrevenga cualquiera de las causas de improcedencia previstas en esta ley.1

II. Cuando por virtud de una reforma legislativa la falta administrativa que se imputa al presunto responsable haya quedado derogada.2

III. Cuando el señalado como presunto responsable muera durante el procedimiento de responsabilidad administrativa.

 

Legitimados para solicitar el sobreseimiento

I. De oficio, puede decretarlo la autoridad sustanciadora o resolutora.

II. El servidor público señalado como presunto responsable de la falta administrativa grave o no grave.

III. El particular, sea persona física o moral, señalado como presunto responsable en la comisión de faltas de particulares.

IV. Los terceros, que son todos aquellos a quienes pueda afectar la resolución que se dicte en el procedimiento de responsabilidad administrativa; pueden ser las dependencias, las entidades o las empresas productivas del Estado, por lo que hace a la reparación de daños y perjuicios.

V. El denunciante.

 

Principios del sobreseimiento disciplinario

1. El sobreseimiento en materia disciplinaria puede proceder en segunda instancia.

2. El sobreseimiento no procede en la etapa de investigación; sólo en la sustanciación, en el juicio o con posterioridad al mismo.

3. Toda causa de improcedencia origina un sobreseimiento, pero no todo sobreseimiento proviene de una causa de improcedencia.

 

Tipos de sobreseimiento

1. Provisional, es el que suspende el procedimiento, hasta que aparezcan nuevos medios de prueba.

2. Definitivo, es el que pone fin al procedimiento.

En el procedimiento disciplinario sólo existe el sobreseimiento definitivo.

 

Momento en que opera el sobreseimiento disciplinario

Según Guillermo Colín Sánchez3 el sobreseimiento procede en cualquier momento, o sea, a partir del auto de radicación y hasta antes de la sentencia. Contrariamente a lo que afirma dicho tratadista, para nosotros el sobreseimiento puede operar incluso después de emitida la resolución de responsabilidad que imponga una sanción administrativa y antes de que se ejecute la misma, incluso en segunda instancia, mediante la apelación, porque puede sobrevenir alguna causa de sobreseimiento.

 

Formas en que se presenta el sobreseimiento

1. Auto, cuando no existe una cuestión de debate sobre la existencia o inexistencia de una causa de improcedencia.

2. Sentencia, cuando existe una cuestión de debate sobre la existencia o inexistencia de una causa de improcedencia.

 

Aspectos del sobreseimiento

1. Positivo, pone término a un procedimiento

2. Negativo, no se emite una resolución de fondo o no se dirime una controversia.

 

Efectos del sobreseimiento

1. Tiene efectos de sentencia absolutoria, con valor de cosa juzgada.

2. Impide que el imputado sea juzgado nuevamente por los mismos hechos.

3. Genera seguridad jurídica al imputado, ya que se aplica el principio de non bis idem.

4. Extingue la pretensión sancionadora estatal.

5. Hace cesar todas las medidas cautelares que se hubieran dictado.

6. Es un acto irrevocable.

 

Por la forma de participación

1. Es total cuando se refiera a todas las faltas administrativas y a todos los imputados.

2. Es parcial cuando se refiera a algún delito o a algún imputado en particular.

Si el sobreseimiento fuera parcial, se continuará el proceso respecto de aquellas faltas disciplinarias o de aquellos imputados a los que no se extendiere aquél.

 

Competencia de las autoridades

Sólo las autoridades sustanciadoras o resolutoras pueden pronunciarse sobre la solicitud de sobreseimiento planteada por cualquiera de las partes. Podrán rechazarla o bien decretar mediante auto o emitir resolución sobre el sobreseimiento, incluso por causales no contempladas en la LGRA.

 

Medios de impugnación del sobreseimiento

1. Reclamación. En el artículo 213 de la LGRA se establece que el recurso de reclamación procederá en contra de los autos de las autoridades sustanciadoras o resolutoras que decreten o nieguen el sobreseimiento del procedimiento de responsabilidad administrativa antes del cierre de instrucción.

2. Apelación. En el artículo 218 de la LGRA se establece que el tribunal (entiéndase la Tercera Sección de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, según se desprende del artículo 20, fracción II, de la Ley Orgánica de ese tribunal), en los asuntos en los que se desprendan violaciones de fondo de las cuales pudiera derivarse el sobreseimiento del procedimiento de responsabilidad administrativa, dará preferencia al estudio de aquéllas aun de oficio.

 

Conclusiones

El sobreseimiento en materia disciplinaria de los servidores públicos o particulares, puede definirse como el auto o resolución emitido por las autoridades competentes, que sin resolver el fondo del asunto, dentro del procedimiento, en cuanto a declarar o no la responsabilidad administrativa, concluye el procedimiento respecto del imputado, inculpado o sentenciado.

 


 

 

* Doctor en derecho por la UNAM y especialista en Derecho administrativo.

1 Las causales de improcedencia se encuentran en el artículo 196 de la LGRA, siendo las siguientes:

“Son causas de improcedencia del procedimiento de responsabilidad administrativa las siguientes:

I. Cuando la falta administrativa haya prescrito.

II. Cuando los hechos o las conductas materia del procedimiento no fueran de competencia de las autoridades sustanciadoras o resolutoras del asunto. En este caso, mediante oficio, el asunto se deberá hacer del conocimiento a la autoridad que se estime competente.

III. Cuando las faltas administrativas que se imputen al presunto responsable ya hubieran sido objeto de una resolución que haya causado ejecutoria pronunciada por las autoridades resolutoras del asunto, siempre que el señalado como presunto responsable sea el mismo en ambos casos.

IV. Cuando de los hechos que se refieran en el Informe de Presunta Responsabilidad Administrativa no se advierta la comisión de faltas administrativas.

V. Cuando se omita acompañar el Informe de Presunta Responsabilidad Administrativa.

2 Con carencia de técnica jurídica, se indica en este supuesto de sobreseimiento que la falta administrativa queda derogada; lo propio debió decirse que el tipo disciplinario queda derogado. Coincidimos en que si el tipo disciplinario es derogado, la consecuencia lógico-jurídica es que la conducta tipificada como falta administrativa deja de tener tal carácter en estricta observancia del principio nullum crimen sine lege y, por tanto, se debe emitir auto de sobreseimiento respecto de la norma disciplinaria porque cesaron sus efectos al ser derogada; debe sobreseerse por lo que hace a los actos de aplicación, porque éstos dejan de tener fundamento jurídico. A diferencia de lo que sucede en el juicio de amparo, donde la autoridad responsable y el tercero interesado hacen valer las causales de improcedencia, en el procedimiento de responsabilidad administrativa es el imputado el que debe hacer valer dichas causales, las cuales deben completarse con otras. Por ejemplo, cuando agotada la investigación la autoridad dentro de esta fase no cuenta con elementos suficientes para sostener el informe de presunta responsabilidad.

3 Derecho mexicano de procedimientos penales, 20a ed., Porrúa, México, 2010, p. 711.

  

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado