La validez de las notificaciones electrónicas a través del Sistema Infomex

La validez de las notificaciones electrónicas a través del Sistema Infomex
Internet y los documentos electrónicos han cambiado la forma en que se generan los documentos e, incluso, la forma en que se realizan las notificaciones. Tal es el caso de las notificaciones que se realizan a través del Sistema Infomex —por medio del cual se solicita, notifica y entrega información a los particulares en materia de derecho de acceso a la información—, analizadas por los autores de este artículo.

En la vida jurídica, la notificación (notum facere) es un acto de vital importancia. A partir de la notificación nos hacemos sabedores de información que nos puede beneficiar, generar algún tipo de obligación o simplemente informar. Tradicionalmente, en particular tratándose de actos de carácter judicial o administrativo, la notificación se ha venido haciendo a través de un actuario o de un funcionario público que goza de fe pública con el fin de certificar que, en efecto, alguien recibió o no el documento que constituye la notificación, el documento a partir del cual la autoridad podrá afirmar que una persona ha sido informada y a partir del cual comenzará a correr un término o plazo. Sin embargo, esto ha cambiado mucho durante los últimos años. Internet y los documentos electrónicos han cambiado la forma en que se generan los documentos e, incluso, la forma en que se realizan las notificaciones. Tal es el caso de las notificaciones que se realizan a través del Sistema Infomex, por medio del cual se solicita, notifica y entrega información a los particulares en materia de derecho de acceso a la información. En la mayor parte de los casos, la información entregada por parte de los entes obligados por la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental (LFTAIPG) y su correspondiente notificación se realiza por medios electrónicos, es decir, por internet, en la página web del Infomex. Sin embargo, ante esta relativamente nueva situación, ¿a partir de cuándo se entiende que alguien recibe la información?, ¿a partir de cuándo corren los plazos o términos para ejercer un derecho, cumplir con una obligación o darse por informado? El presente artículo busca dar respuesta a estas interrogantes. De manera particular se abordarán temas relacionados con el consentimiento de las personas para la realización de la notificación a través del Infomex, a partir de cuándo se da por notificadas a las personas por medio de este sistema, así como los criterios que ha emitido el Poder Judicial de la Federación al respecto.

La notificación

Antes de entrar al análisis sobre el consentimiento, los tiempos y la validez de la notificación, partiremos del significado de ésta. Nuestros tribunales han definido la notificación como “el acto por el cual se da a conocer a una persona, alguna providencia o acuerdo, para que la noticia dada a la misma le pare perjuicio por la omisión de lo que se le manda o intima, o para que le corra término”.1 No es sino a partir de que la notificación se lleva a cabo de forma válida que la información que en ella se contiene se considera como conocida y, por lo tanto, informa de un acto o derecho y depara un perjuicio a quien va dirigida. En efecto, la notificación per se se convierte en un requisito de eficacia del acto. Si bien es cierto que la notificación tiene vida jurídica independiente, ya que su validez se juzga con criterios jurídicos distintos a los del acto que se notifica, resulta lógico que éste carezca de eficacia mientras no sea debidamente informado al interesado. De la notificación depende que opere el carácter ejecutorio del acto, pues la administración no puede válidamente ejecutar el acto sin haberlo notificado previamente. En este sentido, la validez de la notificación legitima el acto por el cual una persona se hace sabedora de determinada información.

Las notificaciones a través del Infomex

Las notificaciones electrónicas que se realizan a través del Infomex encuentran sustento legal en los artículos 66 y 68 del Reglamento de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental (RLFTAIPG):2

“Artículo 66. Para los efectos del artículo 40 de la ley, las solicitudes de acceso a la información podrán presentarse en escrito libre, en los formatos que para tal efecto determine el instituto o a través del sistema que éste establezca. Tanto los formatos como el sistema deberán estar disponibles en las unidades de enlace, las oficinas, representaciones y delegaciones que cuenten con servidores públicos habilitados, así como en los sitios de internet de las dependencias, entidades y del propio instituto.

”En la solicitud de acceso a la información, el interesado podrá señalar la persona o personas autorizadas para interponer, en su caso, el recurso de revisión a que se refieren los artículos 49 y 50 de la ley.

”La presentación de las solicitudes de acceso a la información podrá hacerse personalmente o a través de representante en el domicilio de la unidad de enlace de la dependencia o entidad que corresponda, o en el de las oficinas, representaciones y delegaciones de éstas que cuenten con servidores públicos habilitados. Asimismo, dicha solicitud podrá presentarse por correo certificado o mensajería, con acuse de recibo, y medios electrónicos a través del sistema que establezca el instituto para este fin. En todo caso se entregará, confirmará o remitirá al particular un acuse de recibo en el cual conste de manera fehaciente la fecha de presentación respectiva”.

“Artículo 68. Los particulares que presenten solicitudes de acceso a la información deberán señalar el mecanismo por el cual desean les sea notificada la resolución que corresponda conforme al artículo 44 de la ley. Dicha notificación podrá ser:

I. Personalmente o a través de un representante, en el domicilio de la unidad de enlace, o en el de las oficinas, representaciones y delegaciones de éstas que cuenten con servidores públicos habilitados;

II. Por correo certificado o mensajería, con acuse de recibo, siempre que en este último caso el particular, al presentar su solicitud, haya cubierto o cubra el pago del servicio respectivo;

III. Por medios electrónicos, a través del sistema que establezca el instituto, en cuyo caso dicho particular deberá indicar que acepta los mismos como medio para recibir la notificación. La dependencia o entidad deberá proporcionar en este caso al particular la clave que le permita acceder al sistema.

Cuando el particular presente su solicitud por medios electrónicos a través del sistema que establezca el instituto, se entenderá que acepta que las notificaciones le sean efectuadas por dicho sistema, salvo que señale un medio distinto para efectos de las notificaciones.

En caso de que el particular no precise la forma en que se le debe notificar la resolución, o no cubra el pago del servicio de mensajería que se menciona en la fracción II de este artículo, la notificación se realizará por correo certificado, o por estrados cuando no se haya proporcionado el domicilio.

Este artículo será aplicable en el caso de notificaciones de ampliación del plazo a que se refiere el primer párrafo del artículo 44 de la ley.”

Como se puede observar, el artículo 66 del RLFTAIPG establece el procedimiento para tramitar las solicitudes de acceso a la información. Dentro de los medios por los cuales se faculta para presentar solicitudes de información destacan los medios electrónicos, a través del sistema que para ello establezca el instituto de información, es decir, el Infomex en el caso del actual Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos (INAI), entre otros. En efecto, cualquier persona o su representante podrán presentar, ante la unidad de enlace, una solicitud mediante escrito libre o en los formatos que apruebe el instituto. De igual forma, se prevé que la presentación de las solicitudes de acceso a la información se podrá hacer por correo certificado o mensajería, con acuse de recibo, o a través de medios electrónicos en el sistema que establezca el instituto para este fin.

Por su parte, el artículo 68 del RLFTAIPG prevé como requisito, entre otros, que se señale el domicilio u otro medio para recibir notificaciones. Establece distintos tipos de notificaciones y los requisitos para su práctica, con el fin de garantizar que el interesado tenga conocimiento de la respuesta que emita la dependencia o entidad a la cual se le solicite la información. El primer párrafo del artículo 68 del citado reglamento establece que cuando un particular presente una solicitud de acceso a la información deberá señalar el mecanismo por el cual desea que se le hagan las notificaciones, las cuales podrán ser personalmente o a través de un representante, por correo certificado o mensajería, o por medios electrónicos, a través del sistema que establezca el instituto. El precepto dispone que en caso de que no se señale la forma en la que se desea que se realice la notificación de la resolución o no se cubra el pago del servicio de mensajería, la notificación se realizará por correo certificado, o por estrados, cuando no se haya proporcionado el domicilio.

Ahora bien, el citado reglamento establece que si se realiza la solicitud a través de un medio electrónico y no señala el solicitante un medio distinto que el electrónico en cuanto a la forma en que se deba realizar la notificación, como puede ser personalmente, o bien mediante correo certificado o mensajería con acuse de recibo, entonces él acepta que las notificaciones le sean efectuadas a través de dicho sistema; por lo que no es necesario que se prevenga o aperciba al solicitante en el sentido de indicar la aceptación o no de esa notificación por medio electrónico para que el sujeto obligado esté en la posibilidad de notificar por esa vía la respuesta a la solicitud de acceso.

Al respecto, el pleno en materia administrativa del primer circuito estableció la siguiente contradicción de tesis: “transparencia y acceso a la información pública gubernamental. notificaciones efectuadas por medios electrónicos, en términos del artículo 68, fracción iii, del reglamento de la ley federal relativa. Conforme al sistema de notificaciones previsto en el numeral citado, si un particular presenta su solicitud de acceso a la información, a través de medios electrónicos, se entenderá que ‘acepta’ que las notificaciones relativas le sean efectuadas por ese sistema, sin que exista la obligación de la dependencia de apercibirlo para que se tenga por hecha la notificación en el momento de su publicación en el medio electrónico correspondiente, pues esa obligación no se encuentra prevista en el precepto legal indicado y, por el contrario, sí lo está la del interesado de precisar un medio distinto para que se le practiquen las notificaciones, ya que en el contexto de que se trata el término ‘acepta’, contenido en el precepto de mérito, se interpreta como la manifestación que debe hacer para que por el medio electrónico le sea notificada la respuesta, mientras que el otro supuesto, esto es, la omisión de comunicar el tipo de notificación, presume que, al promover por vía electrónica, está de acuerdo en que, por esa vía, se practique la notificación”.3

De acuerdo con el análisis que antecede y el criterio de nuestros tribunales, al entenderse que si se realiza una solicitud de información vía Infomex, cuando el particular no señale otra cosa, el particular consiente la notificación a través del propio sistema, entonces la información y, consecuentemente, los derechos y obligaciones que acompañan al acto se entienden por notificados en el momento en que la respuesta del sujeto obligado se encuentra disponible en el sistema. En efecto, al haber un consentimiento tácito de otorgar validez a la notificación por Infomex, se da por notificado de forma válida al particular en cuanto la información se encuentra disponible para éste; es decir, se presume que el particular conoce la información independientemente de que éste acceda o no a ella y a partir de ese momento comenzarán a correr los plazos correspondientes.

Conclusión

Se puede concluir que, conforme al procedimiento establecido en el RLFTAIPG, cuando el solicitante presente una solicitud de acceso por medios electrónicos y no precise un medio distinto para que se realicen las respectivas notificaciones, no es necesario que el sujeto obligado lo aperciba para que indique si acepta o no ese medio para que le realicen las notificaciones correspondientes, toda vez que el reglamento no establece esa condición y, por el contrario, sí la obligación del particular de precisar un medio distinto para las notificaciones, ya que, el término "acepta" contenido en el artículo 68 del citado precepto se interpreta como la manifestación que tiene que hacer el particular para que, por el medio electrónico, le sea notificada la respuesta, mientras que en el otro supuesto, la omisión de comunicar el tipo de notificación, presume que al promover por vía electrónica, por esa vía está de acuerdo en que se practique la notificación. En efecto, el procedimiento establecido en el RLFTAIPG respecto de las notificaciones entiende la existencia de un consentimiento tácito por parte del particular de ser notificado vía el sistema cuando éste realiza una solicitud a través del Infomex y no especifica otra cosa. Lo anterior ha sido confirmado por los tribunales. Consecuentemente, al realizar una solicitud de información por Infomex el particular, con el fin de estar en posibilidad de hacer valer sus derechos adecuadamente, debe estar al pendiente del momento en que se le da la respuesta por parte del sujeto obligado y, en consecuencia, darse por notificado de la misma, porque será a partir de ese momento que se le tendrá por notificado.

NOTAS

* Asesora del Oficial de Sanciones del Banco Interamericano de Desarrollo en Washington, D.C. Las opiniones contenidas en este artículo son a título estrictamente personal. Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

** Titular de la Autoridad Investigadora en el Instituto Federal de Telecomunicaciones. Las opiniones contenidas en este artículo son a título estrictamente personal. Twitter: @rsperrilliat.

[1] Amparo en revisión 93/96. Manuela Palomino Salazar, sucesión de 3 de septiembre de 1996. Unanimidad de votos. Ponente: Abraham S. Marcos Valdés. Secretaria: María Isabel González Rodríguez. Segundo Tribunal Colegiado de Décimo Circuito.

2 Publicado en el Diario Oficial de la Federación el 11 de junio de 2003.

3Pleno en materia administrativa del primer circuito, contradicción de tesis 18/2014. Entre las sustentadas por el Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Séptima Región, con residencia en Acapulco, Guerrero, y el Décimo Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito. 27 de octubre de 2014. Mayoría de diecisiete votos de los magistrados: Carlos Ronzón Sevilla (con el sentido en contra de las consideraciones y formula voto concurrente), Gaspar Paulín Carmona, Jorge Ojeda Velázquez, Jesús Antonio Nazar Sevilla, Pablo Domínguez Peregrina, José Luis Caballero Rodríguez, Ma. Gabriela Rolón Montaño (con el sentido en contra de las consideraciones), María Simona Ramos Ruvalcaba, Homero Fernando Reed Ornelas, Guadalupe Ramírez Chávez (con el sentido en contra de las consideraciones), José Antonio García Guillén, Luz Cueto Martínez, Norma Lucía Piña Hernández (con el sentido en contra de las consideraciones), Carlos Amado Yáñez (con el sentido, en contra de las consideraciones), Luz María Díaz Barriga, Armando Cruz Espinoza (con el sentido en contra de las consideraciones) y Carlos Alfredo Soto y Villaseñor. Disidente: Clementina Flores Suárez. Ponente: José Antonio García Guillén. Secretaria: Mónica González Rizo. Tesis y/o criterios contendientes: el sustentado por el Tribunal Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Séptima Región, con residencia en Acapulco, Guerrero, al resolver el amparo en revisión 279/2013, y el diverso sustentado por el Décimo Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, al resolver el amparo en revisión 338/2013.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado