Trabajo doméstico y seguridad social

Trabajo doméstico y seguridad social

Opinión de la sentencia del amparo directo 9/2018, interpuesto por una trabajadora del hogar para que se le reconiocieran prestaciones como pago de salarios caídos, aguinaldo, vacaciones, prima vacacional, prima de antigüedad e inscripción retroactiva ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

 

El seguro social es una de las principales garantías para hacer efectivos los derechos de seguridad social de los trabajadores. Los ramos de seguridad social posibilitan un correcto equilibrio financiero de los trabajadores ante posibles eventualidades, como riesgos de trabajo, enfermedades o muerte.

En la sentencia del amparo directo 9/2018 la segunda sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inconstitucional el artículo 13, fracción II, de la Ley del Seguro Social, porque consideró que excluye del régimen obligatorio del seguro social a las personas trabajadoras domésticas, lo cual es una excepción no prevista en la Constitución General que resulta discriminatoria y violatoria del derecho humano a la seguridad social.

El artículo 13 de la Ley del Seguro Social, publicada el 12 de marzo de 1973, ya preveía una discriminación para que los trabajadores domésticos pudieran acceder al régimen obligatorio del seguro social del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); consistía en que sólo a través de un decreto del Ejecutivo federal y a propuesta del IMSS se podían establecer las modalidades y el momento en que dicha clase trabajadora tendría acceso al régimen obligatorio.

La Ley del Seguro Social publicada el 21 de diciembre de 1995, que entró en vigor el 1° de julio de 1997, reiteró la exclusión de las personas trabajadoras domésticas para acceder de forma normal al régimen de previsión social que otorga el IMSS. En el artículo 13, fracción II, de dicha ley se dispuso que ese tipo de trabajadores podría acceder al régimen obligatorio del IMSS a través de su incorporación voluntaria, lo que implicaba la indebida exclusión del deber de sus patrones para inscribirlos al régimen obligatorio.

La citada norma es contraria al apartado A del artículo 123 de la Constitución General, porque ésta expresamente otorga todos los derechos laborales y de seguridad social a ese tipo de trabajadores, sin que existan excepciones que los excluya del goce de sus derechos de seguridad social y que exente a sus patrones de la obligación de inscribirlos al régimen obligatorio del IMSS.

¡Suscríbete a nuestro Newsletter para seguir leyendo!

El acceso a nuestros artículos es gratuito para nuestros Suscriptores del Newsletter. Regístate gratis y obtén acceso inmediato a miles de artículos de El Mundo del Abogado. Además recibe en tu correo un resumen semanal de las mejores notas del mes.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones - Edición de Mayo 2020

El Mundo del Abogado

¡Edición de Mayo gratis!

#QuédateEnCasa leyendo nuestra revista durante esta cuarentena. Nuestra edición de Mayo está disponible gratuitamente a todos nuestros subscriptores del Newsletter.

¡Registra tu correo y recibe nuestra revista digital!

Por favor introduce un nombre válido
Por favor introduce un email válido
Por favor confirma que eres humano
Debe aceptar los términos y condiciones