40 años del INACIPE en el ámbito de las ciencias penales y la política criminal

40 años del INACIPE en el ámbito de las ciencias penales y la política criminal

El Centro de Estudios de Política Criminal y Ciencias Penales (CEPOLCRIM), junto con la Asociación Mexicana de Derecho Penal y Criminología (AMPEC), organizaron, con motivo del cuadragésimo aniversario del Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE), el foro “Las aportaciones del INACIPE en el ámbito de las ciencias penales y la política criminal”, los días 20, 21, 22 y 23 de junio pasado. El autor nos ofrece un recuento de los temas abordados en el evento.

 

En el desarrollo del foro nacional “Las aportaciones del INACIPE en el ámbito de las ciencias penales y la política criminal”, coordinado por Moisés Moreno Hernández, director del CEPOLCRIM y secretario ejecutivo de AMPEC, se contó con la presencia de otras prestigiadas instituciones de nuestro país que, igualmente, se ocupan del estudio de las ciencias jurídico-penales: la Academia Mexicana de Ciencias Penales (AMCP), la Sociedad Mexicana de Criminología (SOMECRIM), la Academia Mexicana de Criminalística, el Instituto de Estudios del Proceso Penal Acusatorio (INEPPA) y la Asociación de Ex Alumnos y Profesores del INACIPE.

Desde su fundación, en 1976, el INACIPE desempeña un papel fundamental en la difusión y el desarrollo del sistema de justicia penal mexicano; de ahí la pertinencia de que a dicho ente gubernamental se le rindiese un muy sentido tributo por parte de destacados especialistas nacionales, remembrándose sus orígenes, analizándose su situación en el momento actual y vislumbrándose las perspectivas de la institución homenajeada, considerada la catedral del Derecho penal en México.

Objetivos y ejes temáticos del programa de actividades

El foro tuvo como objetivos: a) conocer cuáles han sido las aportaciones del INACIPE en sus 40 años de existencia en el campo de las ciencias penales y la política criminal del Estado mexicano, y b) realizar un balance de los logros del INACIPE en esos campos y definir los retos que tiene para el futuro, sobre todo en tiempos de globalización e internacionalización del delito, de la política criminal y del Derecho penal.

Para la consecución de esos objetivos se fijaron seis grandes ejes temáticos que orientaron los trabajos del foro nacional, estructurado en siete conferencias magistrales y 15 paneles de discusión. Los ejes fueron los siguientes: 1) orígenes, objetivos, funciones y logros del INACIPE; 2) papel del INACIPE en la transformación de las ciencias penales en México; 3) rol del INACIPE en la transformación de la política criminal en México; 4) el INACIPE en el contexto internacional; 5) los grandes retos del INACIPE frente a las transformaciones del sistema de justicia penal, y 6) los grandes desafíos del INACIPE en la transformación de la política criminal y las ciencias penales en el siglo XXI.

Los objetivos y los ejes temáticos del foro fueron destacados en los diversos mensajes del acto inaugural, presidido por Renato Sales Heredia, comisionado nacional de seguridad, con la representación de Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, y cuya mesa principal estuvo integrada por Rafael Estrada Michel, director general de INACIPE; Sergio García Ramírez, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM; Luis Fernández Doblado, ministro en retiro de la SCJN; María Elena Leguízamo Ferrer, magistrada presidenta del Sexto Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito, y Moisés Moreno Hernández, director del CEPOLCRIM, secretario ejecutivo de la AMPEC y coordinador académico del foro.

Conferencistas, panelistas, coordinadores de mesa y público asistente

En los exitosos trabajos del foro nacional se contó con la participación de reconocidos académicos de nuestro país, que han sido precursores, directivos, profesores, investigadores y, algunos de ellos, alumnos del propio instituto laureado. Las conferencias magistrales estuvieron a cargo de Sergio García Ramírez, Rafael Estrada Michel, Moisés Moreno Hernández, Elena Azaola, Ariadna Salazar Quiñonez y Fernando Antonio Lozano Gracia.

Fueron panelistas y coordinadores de las mesas de discusión Luis Rodríguez Manzanera, Luis Rafael Moreno González, Julio Hernández Pliego, Antonio Sánchez Galindo, Alicia Azzolini, Sergio Correa García, Raúl González-Salas Campos, María Elena Leguízamo Ferrer, Miguel Ángel Aguilar López, Jorge Ojeda Velázquez, Augusto Sánchez Sandoval, Jorge Antonio Mirón Reyes, Luis Armando González Plascencia, Fernando Coronado Franco, Héctor Cantú Lagunas, Herlinda E. Rubio Hernández, Maximiliano Hernández Cuevas, José Zamora Grant, Ernesto Mendieta Jiménez, Samuel González Ruiz y Marcia Bullen Navarro.

Disertaron profesores e investigadores del INACIPE como María Eloísa Quintero, Zaira Azucena Pérez, Daniela García González, Martín G. Barrón Cruz, Javier Dondé Matute, Ricardo Gluyas Millán,Federico Lefranc, Joaquín Merino Herrera, Tomás Ramírez Santamaría, Juan José Olea Valencia, Jesús Corrales Hernández y el autor de este reportaje, Juan Moreno Sánchez. En este tenor, también son destacables las exposiciones de ex alumnos del INACIPE como las de José Luis Ramos Rivera, Rodolfo Félix Cárdenas, José Héctor Carreón Herrera, Héctor Carreón Perea, Manuel Jorge Carreón Perea, Francisco Galván González, Estuardo Mario Bermúdez Molina, Guadalupe Valdés Osorio y Roberto Hernández Martínez.

Finalmente, cabe resaltar que la intensa jornada académica que reseñamos aquí tuvo la amable asistencia de un numeroso grupo de abogados, estudiantes y profesionistas interesados en las ciencias jurídico-penales, cuya activa participación, a través de preguntas e interesantes comentarios sobre los ejes temáticos que orientaron el programa de actividades del foro, enriqueció los alcances de sus intensos trabajos.

Desarrollo y resultados

En virtud de las distintas conferencias y paneles de discusión que conformaron el programa del foro nacional, fueron rememoradas las fructíferas actividades que el INACIPE ha desarrollado durante sus cuatro décadas de vida y que, hoy día, trascienden fronteras. En esta revisión se recordaron los orígenes de esta institución, creada por decreto de Luis Echeverría Álvarez, presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, el 21 de junio de 1976. Se evocó asimismo cómo las gestiones de Sergio García Ramírez, que entonces se desempeñaba como subsecretario de Gobernación, fueron decisivas para su creación.

Al abordarse las transformaciones de las ciencias penales, la política criminal y el sistema de justicia penal en México, se realizó un recuento de la primera época de actividades del INACIPE, que ubicamos desde el momento de su fundación y hasta 1993, época que se caracterizó por el afianzamiento de la excelencia académica del instituto homenajeado, constituyéndose como el espacio ideal para la exposición, el análisis y la crítica de las transformaciones que, hasta las últimas dos décadas del siglo próximo pasado, habían tenido las invocadas disciplinas de conocimiento en el plano nacional e internacional.

En esta recapitulación se destacó el resurgimiento del INACIPE por decreto de Ernesto Zedillo Ponce de León, titular del Poder Ejecutivo federal, el 9 de abril de 1996; reinstauración promovida por Fernando Antonio Lozano Gracia y Moisés Moreno Hernández, quienes en aquellos años desempeñaban los cargos de procurador general de la República y de subprocurador de Control de Procesos de la PGR, respectivamente. De esta segunda época de vida del INACIPE fueron exaltadas las funciones que, como un organismo descentralizado de educación superior, tiene para el desarrollo y la difusión de los avances del Derecho penal y las ciencias jurídico-penales, promoviendo la investigación científica en dichas materias, además de constituirse como una entidad que asesora a los órganos y las instituciones del sistema de justicia penal, con la finalidad de contribuir a su perfeccionamiento en beneficio de la sociedad; funciones que en estos 40 años de existencia posicionan al instituto como un referente mundial.

En el marco del lauro, a través de la intensa jornada académica que motiva esta crónica se puso de manifiesto la posición que el INACIPE debe guardar en el momento actual, a propósito de la formación de cuadros especializados en el nuevo sistema de justicia penal. En esta línea se planteó que, en vista de la total entrada en vigor del modelo acusatorio en todo el país, es preciso afianzar el estudio tanto del Derecho penal material como de las ciencias jurídico-penales en general; vertientes cuyo análisis fue descuidado como consecuencia de las falacias de la capacitación sobre los juicios orales (impíamente explotadas por el marketing político y académico). Y es que el replanteamiento de los esquemas de profesionalización del proceso penal de corte acusatorio es una labor que habrá de continuar como consecuencia de las diversas reformas que sufra, como es el caso de la llamada “miscelánea penal”, publicada en el Diario Oficial de la Federación del pasado17 de junio del año en curso.

Mención especial requirieron en el foro los procesos de capacitación con respecto a las directrices de las nuevas legislaciones nacionales sobre el Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes y en materia de ejecución penal, así como de las reformas que recayeron en el Código Penal Federal, estableciendo nuevos delitos contra la administración de justicia por parte de los servidores públicos del sistema penitenciario. La importancia de los trabajos de INACIPE se reafirmó con motivo de las nuevas previsiones establecidas en materia de delincuencia organizada, las cuales deben ser objeto de un análisis especial.

Epílogo: los derroteros del INACIPE

A la fecha, el INACIPE se erige como un centro de docencia e investigación con el más alto nivel académico. En sus aulas, destacados profesores e investigadores (muchos de los cuales participaron como conferencistas, panelistas y moderadores del foro) imparten posgrados y cursos de capacitación, actualización y profesionalización, que contribuyen al perfeccionamiento de las actuaciones de los miembros de los subsistemas de procuración y administración de justicia en materia penal y ejecución de sanciones, así como de las diligencias a cargo de los defensores y los asesores jurídicos (públicos y privados). Dadas las funciones de esta importante casa de estudios, cuyo nombre se inscribe con letras de oro en la historia de las ciencias penales a nivel global, resulta necesario su fortalecimiento en la esfera gubernamental; sobre todo, de cara a la restructuración que el apartado A del artículo 102 de nuestro Pacto Federal mandata para dotar de autonomía al Ministerio Público de la Federación, proceso que aún se encuentra pendiente.

En efecto, la vanguardia y la excelencia académica del INACIPE refrendan per se la continuidad de sus múltiples actividades de docencia e investigación científica. Toda vez que la política criminal se torna uno de los principales ejes de política pública de nuestro país, en el marco de lo que será la conformación de la Fiscalía General de la República se tendrá que replantear la naturaleza jurídica del INACIPE (que al momento es un organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propios). Quien esto escribe, considera sumamente necesario el afianzamiento del multicitado instituto que, sin lugar a dudas, cumple un papel fundamental en la construcción de nuestro Estado de Derecho.

En México, la rama penal es el termómetro más idóneo para medir el respeto irrestricto a los derechos humanos; los principales cuestionamientos sobre la situación que guarda nuestro Estado de Derecho surgen, precisamente, de la mala praxis del sistema penal. Hacemos votos para que en el proceso de transformación del Ministerio Público de la Federación se advierta la trascendencia que posee el estudio de las ciencias penales, no sólo para el primer eslabón, sino para todo el entramado del sistema penal; de ahí que sea inicuo pensar en la desaparición de nuestro querido INACIPE, al que le deseamos una muy larga y fructífera existencia.

Notas

* Secretario general del CEPOLCRIM, miembro de la AMPEC y profesor del INACIPE.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado