Clientes emprendedores: el reto del presente

Clientes emprendedores: el reto del presente

Un acercamiento más casual y franco de parte de las firmas de abogados estimula la captación de clientes jóvenes y emprendedores, sector nada despreciable y cada vez más completo en nuestro país.

 

 

En México la economía se alimenta en gran medida por pequeñas y medianas empresas, las cuales participan en todos los ramos de cualquier industria o mercado. Logren o no tener éxito, emplean a ocho de cada 10 mexicanos y aportan 52 por ciento del producto interno bruto, según cifras del Instituto Nacional de Estadístiga y Geografía.

Los emprendedores detrás de estas compañías, expertos o debutantes, se enfrentan a un mismo problema: los abogados; ese tipo de personas bien vestidas y de buen gusto que cobran por casi cualquier cosa. Sinónimo de gasto, pareciera que esto no aporta ningún valor adicional al producto o servicio del cliente.

“Aunque no nos guste, los emprendedores odian a los abogados —dice el licenciado Fernando Córdoba, socio de la firma Lex Legal México—. Los emprendedores no asignan valor al trabajo legal. Sienten que pagan por algo que ellos mismos podrían hacer [utilizando] algo así como un machote universal. La mayoría ni siquiera asigna gastos legales en su plan financiero.” Agrega que los emprendedores tienen la percepción de que los abogados sólo son para resolver problemas, en lugar de prevenirlos.

“Quien dude de lo anterior debe voltear a ver las decenas de apps y sitios en línea que buscan sustituir a los abogados con plataformas de auto-servicio legal —señala el abogado y también maestro en administración de empresas—. El futuro no está en las antiguas formas de los despachos; se encuentra en las expectativas de las nuevas generaciones.”

Aparatosas oficinas, cientos de secretarias y tarifas en dólares son cosas que simplemente no van con las nuevas generaciones. “Lo que apantallaba antes ahora ya no lo hace. Cada día nacen conceptos como el legal process outsourcing o el virtual practice, que literalmente buscan que el cliente pague sólo por el producto y no por la envoltura”, precisa Fernando Córdoba, abogado miembro de la Asociación Nacional de Abogados de Empresa.

“En Lex Legal nos especializamos en startups de todo tamaño. Gracias a nuestra filosofía lean law podemos ofrecer honorarios muy accesibles, pues mantenemos al mínimo nuestros costos y nunca trasladamos el gasto de la ‘talacha’ al cliente, lo que nos ha ganado la confianza de clientes de todo tipo, desde grupos restauranteros hasta parques de entretenimiento digital.”

Sin duda, un approaching más casual y franco estimula la captación de clientes jóvenes y emprendedores, sector nada despreciable y cada vez más complejo. Lex Legal es un despacho que desde 2015 asesora a emprendedores e inversionistas desde sus oficinas en las Lomas de Chapultepec.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado